RSS

Archivo de la etiqueta: ryubukan

Rokudan Giri 六段斬

Rokudan Giri  六段斬 en el Keiko de Toyama-Ryu 戸山流 Tameshigiri 試し斬り en el Ryubukan Dojo de Andorra el sábado 24 de septiembre 2016.

Sergio Hernández Sensei 5º Dan y Spain Branch Director de la Zen Nihon Toyama-Ryu Iaido Renmei (全 日本 戸 山 流 居 合 道 連 盟)

 

Etiquetas: , , , , , ,

Ryubukan Dojo – Hospitalet

04 de julio 2015, primer sábado del mes de julio. Keiko Shima Ha Shorin-Ryu Karate Jutsu en Hospitalet con alumnos del Ryubukan Dojo.

Participantes

Participantes

040715-2

 

Etiquetas: , , ,

Sergio Hernández: La fuerza de la voluntad

Articulo publicado en los numeros 269 y 270 de la revista El Budoka cuyo titulo es: Sergio Hernández: La fuerza de la voluntad 1ª Parte y 2ª Parte

portada-nc2ba-2701

Portada El Budoka nº 270

Sergio Hernández: La fuerza de la voluntad

El Karate es tu vida, sin embargo no es tu profesión principal, pero tiene un importante papel en tu trabajo, ¿podrías explicar esto un poco más?.

Suelo quejarme a menudo de la falta de tiempo, de que mi trabajo no me permite utilizar más tiempo para dedicarme a entrenar. Sin embargo como bien sabes, tengo una profesión que hasta cierto punto, mantiene lazos con el mundo de las artes marciales.

Desde hace doce años, a mi vuelta del servicio militar, trabajo en una de las empresas más importantes de Seguridad Privada de este país. Dentro de los quince meses de servicio militar obligatorio, realicé durante un año, funciones de instructor de Defensa Personal (Close-combat o Lucha cuerpo a cuerpo.)en un destino voluntario que marcó mi vida, una Compañía de Operaciones Especiales.

Al regresar, conseguí entrar a trabajar en PROSEGUR (entonces SASS)como Vigilante Jurado. No era justamente mi mayor aspiración ser Vigilante, pero no había otra cosa que se adaptara más a mis preferencias. No obstante, mi progresión paralela en la práctica del Karate y mis experiencias previas, me abrieron la posibilidad de poder acceder al Dpto. de Selección y Formación de mi empresa, cosa que ocurrió, allí por 1989, es decir hace ocho años.

Previamente realicé cursos de Defensa Personal Policial, que a mediados de los ochenta, comenzaba a conocerse en España. Conseguí, las certificaciones correspondientes a las Asociaciones que por entonces existían, y eso me supuso un respaldo a la vez que un aprendizaje, a la hora de pasar a desarrollar labores de Formador en PROSEGUR. Posteriormente, he realizado otros seminarios y Cursos como Formador en Seguridad Privada en diversas áreas, como en Def. Personal, entre ellos el de Instructor Nacional de Defensa Personal perteneciente a la Federación Española de Karate.

Las diferentes posturas y entidades, así como la experiencia en el mundo de la Seguridad, tanto a nivel operativo, como de Formación, y la práctica paralela del Karate Tradicional, me lleva a poder observar el fenómeno de la tan traída y llevada Defensa Personal Policial.

En la actualidad, el único órgano que rige oficialmente el poder impartir clases de Defensa Personal en un Centro de Formación, Actualización y Adiestramiento del Personal de Seguridad Privada, es el Ministerio del Interior a través de su División de Formación y Perfeccionamiento, el cual ACREDITA a las personas que pueden realizar dichas labores. Asimismo, para otras Áreas que marca la nueva reglamentación de la actual Ley de Seguridad Privada. Dicha ACREDITACION, que yo poseo con el num. 1093, es la única garantía aceptada en estos momentos por este Ministerio.

 

El como se llegó a la selección adecuada de quién debía poseer dicha Acreditación, es algo que podría llenar un libro y que para eso se designó a una Comisión de Valoración del Profesorado de Seguridad Privada. A mi entender al menos, es un buen intento de “ordenar” de algún modo a todo ese colectivo, no dudo que con buenas intenciones (muy pocos), otros se dedicaban a la propaganda de sus propios sistemas de lucha, existía el protagonismo de algunos, y al afán de lucro de algunos otros.

Es lamentable observar, que bajo el nombre de Defensa Personal Policial, muchos de los autodenominados instructores, enseñaban, técnicas propias de sus estilos, difíciles de aprender en poco tiempo, técnicas y conceptos no aplicables bajo nuestro Código Penal, y que incluso enseñaban el manejo de armas totalmente prohibidas al personal de Seguridad Privada. Personajes variopintos, que no habían conseguido ser oídos, ni respetados en sus Asociaciones, Federaciones deportivas (los que las tenían y certificaban sus grados, que algunos ni eso), pasaban en un santiamén, por arte de magia a convertirse en grandes instructores de Defensa Personal Policial, a aprovecharse del momento, de la “moda”. Esto, a los que de una forma u otra estamos intentando dar la importancia que merecen las artes de combate, los grados, y niveles de enseñanza, nos duele ver como unos pocos perjudican a la mayoría de practicantes serios de este país.

La Defensa Personal Policial, entonces, no es un deporte, no es ni Judo, ni Taekwondo, ni Karate, No es en absoluto Boxeo, Kick Boxing, o Full Contact, no es tampoco Ninjutsu, ni otros sistemas de combate armados o destinados al ejército. No es ningún sistema inventado con extraños nombres y amalgama técnica, válido tan solo para que su inventor viva de él.

Debe de ser una función estrictamente PROFESIONAL, y aunque algunos de sus instructores o estudiosos, puedan participar en encuentros deportivos, o artes marciales tradicionales, debe de estar perfectamente desligada del Mundo amateur y deportivo de las artes marciales, para pasar al mundo que le corresponde, el de la Seguridad Pública o Privada, debiéndose mover estrictamente en ese parámetro. Seamos un poco más serios. Si he roto mi máxima de no mezclar mundo del Karate y otras artes con el estrictamente profesional, es porque, aprovechando tu pregunta, quizás quede un poco más claro a los practicantes cual es la línea divisoria de dos mundos, que aunque se tocan y poseen elementos complementarios, son de ámbito diferente.

Mi opinión personal, es que exceptuando a aquellos que por su profesión, y consiguiente necesidad (militares, policías, vigilantes.), el arte practicado debe a ser posible desligarse de la profesión, porque de lo contrario, nos vemos obligados muchas veces a aceptar situaciones o hacer cosas muy lejanas a nuestros sentimientos y sentido de la práctica de nuestro arte.

¿ Cuales son las principales diferencias entre Kobudo de Okinawa y el Japonés?.

El Kobudo Japonés es la práctica de las antiguas artes de combate de los guerreros (Bushi) del Japón feudal. Entonces cuando se habla del “Kobudo” en Japón se refiere a la práctica de algún sistema de Bujutsu, bien con armas ,(Katana, Naginata, Yari, etc.) o sin ellas (Jujutsu, Yawara, Kumiuchi, etc).

El Kobudo de Okinawa, es de origen plebeyo en un principio. Es decir, aquel nacido del pueblo para defenderse de agresiones. Para ello utilizaban utensilios propios de la vida diaria o relacionados con sus labores. Los ejemplos nos dan la diferencia fundamental; el Bo (Kon en okinawense) es el palo largo de 1´86cm. aunque luego existen otros de diferentes longitudes con diferentes nombres; El Nunchaku, dos palos unidos por una cuerda o crin de caballo, utilizado para batir el arroz, también como freno de boca para los caballos, su origen no obstante parece ser que proviene de China; el Tonfa con diferentes orígenes, como mango de una muela o bien para el arado; el Kama u hoz de segar; el Eku o remo. Como ves diferentes utensilios con diferentes orígenes. En Okinawa, no obstante, se mezcla el origen chino y japonés en toda su cultura. Existían diversas clases sociales y por ello diferencias en los orígenes de los sistemas de combate. Asimismo el Kobudo okinawense como el Karate, dependiendo de donde se desarrolló principalmente, centra sus bases técnicas en variadas influencias. El ejemplo aquí lo tendríamos en el estilo Motobu-Ryu, en donde se puede apreciar la mezcla producida por técnicas propias de los guerreros del rey de Okinawa, influenciadas por las aportaciones de armas y técnicas chinas, así como un marcado acento en la influencia japonesa aportada por las técnicas marciales del clan Satsuma. En este caso el Kobudo de este estilo posee armas propiamente concebidas como tales para los guerreros como la Katana, la Naginata, la espada china de un solo filo… y otras de origen plebeyo que ya he nombrado, como Nunchaku, Eku, etc.

 

En tu recorrido por aprender y practicar Karate y Kobudo de diferentes estilos con diferentes maestros recorriste muchos sitios, incluso Okinawa. ¿Cuales son los Maestros que más te sorprendieron y porque?

Es una pregunta difícil. He conocido muchos maestros e instructores y podría destacarte a varios, todos ellos con sus peculiaridades. Hablar de personas es complicado, sobre todo de maestros muy conocidos en occidente, que tienen gran número de adeptos y detractores, y que según lo que digas puede ser mal interpretado. Así pues, hay que tener en cuenta que son opiniones personales. Los maestros okinawenses, me sorprendieron muy gratamente, son personas muy sencillas y corteses en el trato, desprovistas de ese halo de misticismo que nos han hecho creer en occidente. En algún contacto anterior con algún Maestro okinawense como con Sensei Sakumoto de Ryuei-Ryu, ya había podido darme cuenta de esto. En encuentros posteriores a mi viaje, con dichos maestros u otros de origen okinawense me siguen generando la misma impresión. Si tuviera que destacar algún nombre, sin duda este es el del Maestro Satoru Shinki 9º Dan Hanshi Uechi-Ryu Karate-Do. Es muy complicado explicar el porqué. Podría asemejar su figura a la de un padre de familia, incluso a un abuelo, amable y recto a la vez, el jerarca que dirige con mano suave y dura , que posee la sabiduría y permeabilidad necesaria para saber actuar en el momento de hacerlo. Maestro Shinki, fue inspector de Policía en Japón, y eso le llevó a muchas situaciones de riesgo donde sin duda tuvo que aplicar todo su saber debiéndose “adaptar” a la situación.

Otros maestros, generan siempre en mi diversas sensaciones y sentimientos que vienen dados por su conocimiento del arte que practican, pero sin duda, por la aplicación que hacen de él en día a día. Léase por ejemplo Maestro Mabuni 10º Dan Hanshi Shito-Ryu Karate-Do, todo amabilidad y refinamiento, donde el Karate forma parte de su vida, tanto, que parte de su casa es su Dojo.

Hace dos años también pude conocer a Tomas B. Mitose 10º Dan Kosho Ryu Kenpo, el cual transmitía un sentimiento de tranquilidad y paz interior difícil de expresar con palabras.

Y no solamente los Maestros orientales, pueden darnos y legarnos sus conocimientos marciales y de vida, sino también tantos otros occidentales que muchas veces tenemos cerca de nosotros y no les damos la debida importancia. Como para mi el Maestro Raúl Gutiérrez, por muchos conocido aquí en España e internacionalmente, y que a mí, cuando le conocí hace ya once años me dio conocimientos de su arte, y años después una lección de la propia existencia.

Lo cierto es que podría destacar a cada uno de los diferentes maestros que he conocido con la particularidades de cada uno de éllos en el momento en que los conocí. Todos de algún modo te aportan algo y eso te hace avanzar.

En la vida, no obstante, hay otros “maestros”, que hacen de su existencia un ejemplo a seguir, y que sin ser expertos en al arte del Karate, si lo son en algún aspecto que nos influencia y nos ayuda al resto de los que tenemos la suerte de conocerlos.

Cuando los médicos te diagnosticaron un cáncer de huesos en el pie y te amputaron la mitad ¿como cambiaste tu forma de practicar y te adaptaste a tu nueva situación?.

 

En el momento justo del conocimiento de la existencia de la enfermedad, e inmediatamente después a la operación, la verdad es que fue muy duro y no supe enfrentarme a ello. Por suerte, la práctica de las artes marciales, siempre llevan a un conocimiento interno y al desarrollo de un espíritu fuerte. Gracias a esto en unos meses estaba ya dando clase, sentado en una silla.

Es muy difícil para mi explicar los resortes que hacen que uno pueda superarse. Supongo que para cada persona serían diferentes los motivos para seguir adelante. Lo que si te diré es que te cambia la vida.

Asimismo, no solo debes adaptarte a las carencias físicas, sino que ves las cosas desde otro prisma.

Aún buscando desde el comienzo de la práctica del Karate, su parte efectiva, el hecho de ser joven y estar moviéndome dentro de un ámbito puramente deportivo, me llevaban muchas veces sin saberlo, a practicar, buscando la elegancia de la técnica, la perfección del gesto, más que su sentido práctico.

Al encontrarte mermado, lo bonito deja de existir, se pasa a otro plano. El equilibrio, ya no existe, la armonía interior es eliminada, para dar paso a una sensación de angustia y al dolor.

Tuve que empezar desde el principio y como ya he dicho en otras ocasiones, gracias a mi familia, amigos, alumnos y maestros “de vida” pude de nuevo ir encontrando el equilibrio perdido.

De este modo, mi búsqueda se centra ahora, en los orígenes, en el arte desprovisto de belleza, más que aquella generada por el propio arte. La elegancia deja paso a la efectividad, el gesto a la técnica, las apariencias a la búsqueda interior.

El dolor te hace diferente, te enseña a que incluso de las malas experiencias debes sacar lo positivo. Vivimos poco tiempo y ese tiempo deberíamos aprovecharlo al máximo, gozar de la vida y buscar esa sensación de tranquilidad y paz que nos permite ser felices mientras existimos. Aprendes a valorar más aquello que aún te queda y a utilizarlo desarrollando más sus posibilidades.

Se que estas preparando un libro sobre el Kobudo, resume su contenido, el motivo y para cuando estará listo ?.

Bueno, eso es un proyecto que llevo madurando desde hace años, recogiendo información y trabajando sobre ella.

En un principio, comencé con un reportaje que hablaba sobre la aportación de algunos maestros del estilo Shito-Ryu en la divulgación del Kobudo de Okinawa. Luego fue un desarrollo y explicación de las diferentes armas y los kata practicados con cada una de ellas… De este modo me encontré con una recopilación de información que tengo que ordenar y presentar en forma de libro.

Todavía no tiene título, no obstante, por definición será el de “Okinawa Kobudo”. Su contenido, especialmente orientado a desvelar las diferentes tendencias y estilos de Kobudo, así como su influencia en los diferentes estilos de Okinawa, y en el estilo Shito-Ryu y sus diferentes ramas. También tendrá un contenido técnico, pero esta parte, creo que en la actualidad esta quedando relegada cada vez más a los audiovisuales que pueden adquirirse a precios módicos y donde pueden verse los movimientos en varios ángulos.

El motivo del libro creo que es evidente; existen muy pocos libros sobre el Kobudo de Okinawa que posean gran información y menos escritos en español. Siempre puedes esperar que alguien haga ese libro que estas esperando o bien puedes hacerlo tu mismo. Y eso es lo que hago. Para cuando estará listo ya es más difícil de contestar, pues dispongo de muy poco tiempo y requiere mucho trabajo el hacer un libro. No obstante espero tenerlo en unos meses.

¿En que sistemas de Karate esta más arraigado el Kobudo?

Por supuesto en los estilos okinawenses, aunque no en todos se practica Kobudo. En menor grado en algunos estilos japoneses, también se practica algún arma sobretodo en aquellos de clara influencia okinawense. El Kobudo okinawense esta poco difundido en Japón, islas centrales, de ahí, que la mayoría de estilos practicados y creados , no posean como complemento, técnicas con armas. En todo caso, algunos maestros incluyen practica de Kobudo japonés, particularmente de Ken-jutsu, por haber sido herederos o poseer conocimientos de algún estilo familiar del manejo de la espada.

 

¿Existe en la Federación Española de Karate algún departamento de Kobudo? ¿Y en España existen Asociaciones?.

Que yo sepa no existe en la Federación Española de Karate ningún Dpto. de Kobudo, aunque no puedo afirmarlo rotundamente, pues las Federaciones autónomas funcionan con cierta independencia y es posible que alguna contemple su práctica en espera de su aprobación. Si se que se han hecho intentos de considerarlo una disciplina, pero de momento parecen que no han cuajado. La diversidad de escuelas, y katas hacen difícil una homogeneización como en Karate.

En cuanto a Asociaciones solo de Kobudo, que yo sepa alguna hay, como la Asociación Budo España dirigida por un buen amigo, como es Juan A. Quiros 5º Dan, otras están integradas en estilos de Karate, como la Asociación Española de Karate Shorin-Ryu y Kobudo Shin Shu Kan, o las de grupos tan importantes como la representación en España de la Zen Okinawa Kobudo Renmei del Maestro Shinpo Matayoshi, que representa el Maestro Choyu Hentona. El Maestro Ryoichi Onaga en Murcia, alumno del Maestro Eiichi Miyazato, enseña el Goju-Ryu acompañado del trabajo de armas. En Barcelona mi Maestro Yasushi Kuno imparte clases de Kobudo dentro de la Asociación Uechi-Ryu Karate-Do España.

Otras asociaciones mantienen como disciplinas afiliadas al Kobudo, aunque muchas veces no corresponde con el Kobudo de Okinawa, sino simplemente al manejo de armas incluidas en cualquier sistema de combate sea cual sea el origen.

¿Quieres añadir alguna cosa más?

Agradecerte el que hayas tenido la amabilidad de realizarme esta entrevista. Eres uno de mis más antiguos amigos dentro del mundo del Karate-Do. Practicamos de forma diferente, lejanos en los medios, pero cercanos en el espíritu, y de esto ultimo me gustaría añadir algo. Creo que el respeto es fundamental, un valor que debería formar parte del aprendizaje del Karate-Do y las artes marciales en general. Sin embargo, es un valor a la baja. Cada vez es más fácil criticar y desprestigiar, en lugar de construir y aprender de los demás. Todo el mundo tiene en sus sistemas algo de esa verdad que todos buscamos, sin embargo siempre vemos la brizna en el ojo del vecino y nunca la viga que está en el nuestro. Hay mucha gente de la que se puede aprender, muchos ejemplos que seguir, sea cual sea el estilo que practiquen. No hay una verdad absoluta, ni nadie lo sabe todo. No hay sistemas superiores, solo personas, y siempre hay alguien que es un poquito mejor.

Así pues, practiquemos, y conozcamos gracias a ello a gente, que de otro modo no conoceríamos. Vivamos con intensidad nuestro arte, cualquiera que elijamos, respetemos a los demás y corrijamos nuestros errores del pasado. Seamos verdaderos practicantes del Camino.

Autor: Juan José Albuixech, Arbitro Internacional

 

 

Etiquetas: , , , , , ,

Cinturones Negros Ryubukan Dojo en Okinawa Kobudo

Y estos son los Cinturones Negros de Okinawa Kobudo

OKINAWA KOBUDO (RYUKYU KOBUJUTSU)

NOMBRE GRADO ORGANISMO
Blanco Ponce, Pedro 2º Dan Okinawa Dento Kobudo Kyokai / FEAM
Fernández Ruiz, Marta 1er Dan Okinawa Dento Kobudo Kyokai / FEAM
Hernández Beltrán, Sergio 5º Dan Okinawa Dento Kobudo Kyokai / FEAM/  2º Dan Yamanni-Ryu Kobujutsu (RBKD)
Hernández Solavera, Victor 2º Dan Okinawa Dento Kobudo Kyokai / FEAM
Rozas Albacete, Antonio 2º Dan Okinawa Dento Kobudo Kyokai / FEAM
Ruíz Trepat, Patricia 1er Dan Okinawa Dento Kobudo Kyokai / FEAM
Solavera Grau, Mª Jesús 3er Dan Okinawa Dento Kobudo Kyokai / FEAM
Raquel Garcia Galindo 3er Dan Okinawa Dento Kobudo Kyokai / FEAM
Alfonso Munuera Lorente 3er  Dan Okinawa Dento Kobudo Kyokai / FEAM
 

Etiquetas: , , ,

CINTURONES NEGROS RYUBUKAN DOJO

Estos son los graduados como Cinturón Negro, durante la historia del Ryubukan Dojo. En homenaje a ellos, los presentes y los ausentes, esta entrada.

KARATE-DO

NOMBRE GRADO ORGANISMO
Álvarez Pérez, Agustín 2º Dan FEK
Aparicio García, David 2º Dan FEK
Berrio Pérez, Mónica 3er Dan FEK
Berrio Perez, Vanesa 1er Dan Associació Shito-Ryu Catalunya
Blanco Ponce, Pedro 2º Dan Unión Shito-Ryu España / Federació Catalana de Karate
Camacho Pizarro, David 1er Dan Unión Shito-Ryu España
Camacho Pizarro, Evaristo 3er Dan Unión Shito-Ryu España / Federació Catalana de Karate / 2º Dan FEK /
Duarte Saez, Nestor 2º Dan FEK
Fernández Ruiz, Marta 2º Dan World Shito-Ryu Karatedo Federation / Unión Shito-Ryu España / Federació Catalana de Karate
García Hernández, Matías 2º Dan Unión Shito-Ryu España y FEK
García Villena, Albert 2º Dan Unión Shito-Ryu España / Federació Catalana de Karate
Gómez Gil, Elio 2º Dan FEK
Hernández Beltrán, Sergio 5º Dan World Shito-Ryu Karatedo Federation / Unión Shito-Ryu España / Federació Catalana de Karate
Hernández Solavera, Victor 2º Dan World Shito-Ryu Karatedo Federation / Unión Shito-Ryu España / Federació Catalana de Karate
Jiménez Torras, Sergio 1er Dan Associació Shito-Ryu Catalunya
Lasala Baras, Carlos 2º Dan Unión Shito-Ryu España / 1er Dan FEK
Martínez García, Calixto 2º Dan World Shito-Ryu Karatedo Federation / Unión Shito-Ryu España
Montiel Martín, Olga 1er Dan Unión Shito-Ryu España
Morago Crespo, Vicente 2º Dan World Shito-Ryu Karatedo Federation / Unión Shito-Ryu España/ Federació Catalana de Karate
Moya Pizarro, Jorge 1er Dan Unión Shito-Ryu España
Pérez, Ildefonso 1er Dan Associació Shito-Ryu Catalunya
Queralt Barbera, Vicente 2º Dan FEK
Queralto Rodríguez, David 1er Dan Associació Shito-Ryu Catalunya
Riera Rodon, Sonia 1er Dan Associació Shito-Ryu Catalunya
Rozas Albacete, Antonio 2º Dan World Shito-Ryu Karatedo Federation / Unión Shito-Ryu España / Federació Catalana de Karate
Ruíz Trepat, Patricia 1er Dan Unión Shito-Ryu España
Gama Arnau, Sergio 1er Dan

a titulo póstumo

Associació Shito-Ryu Catalunya
Solavera Grau, Mª Jesús 4º Dan Unión Shito-Ryu España/ 3er Dan FEK
Gil Alarcón, Alberto 1er Dan Unión Shito-Ryu España/ FCK
 
 

Etiquetas: , , ,

Comentario Vicente Morago

He estado leyendo el blog y la verdad que no he podido contener unas lagrimas recordando todos esos buenos momentos que he pasado y tambien sufrimientos,por los entrenamientos duros que hemos realizado, y penas que hemos sufrido por compañeros que han faltado. la verdad que ahora empiezo a entender el karate, que solo no es fisico y tecnico sino que la mayoria es espiritual y sentimental.
Lo que me enseñastes sensei tanto dentro como fuera del dojo, lo llevo siempre conmigo y me ha ayudado en encaminar mi vida, por eso siempre estaras en mi pensamiento aunque estemos a unos cuantos kilometros de distancia, seguire aplicando tus enseñanzas en la vida. Los valores que aprendimos todos en ese glorioso dojo ryubukan gracias al gran maestro que tenemos son como un tesoro que se guarda uno para si mismo e intenta inculcarlo a los demas.GRACIAS SENSEI por esos años de mi vida que pase junto a todos y junto a ti, y gracias por enseñarme a ser la persona que soy ahora con mis defectos y virtudes. Espero vernos pronto un abrazo.

 
 

Etiquetas: ,

La historia y practica del Sai de Okinawa

Reportaje aparecido en la revista El Budoka nº 361

OKUDEN KARATE

CRONICAS DE LA “DESINFORMACIÓN” MARCIAL.

 

La historia y practica del Sai de Okinawa

El Sai, es un arma propiamente dicha, con toda probabilidad, su presencia en Okinawa llegó con alguna migración. Esta peculiar arma puede encontrarse en muchos países asiáticos como India, China (San-Ku-Chu) o Indonesia (Con el nombre de Tjabang, Ticheo, Tekpi, Trisula). Construido en metal y con una forma y diseño única, es el dato más evidente para afirmar, que desde un principio se trató de un arma, pues, en aquella época el metal era muy escaso en las Ryu Kyu, y el que había, muy difícil de conseguir y de baja calidad. Se cree que marineros de Sumatra o de Java introdujeron su uso en las islas Ryu Kyu, aunque también pudo ser traído desde esos lugares como Taiwán o de la propia China por inmigrantes okinawenses que estudiaban sistemas de combate y al volver a Okinawa, trajeron con ellos dicha arma.

El Sensei Sergio Hernández durante un pasaje del kata Kishaba no Sai Sho

El Sai es una especie de daga cuya “hoja” está representada por una barra de hierro redondeada, con punta roma (en la actualidad) y de sección ligeramente cónica, encuadrada por una guarda larga con dos ramas puntiagudas y retorcidas hacia afuera. Algunas hojas tenían sección octogonal. La longitud del Sai varía, la más popular está entre 15-20 pulgadas (40 cm). Su peso ronda entre una y tres libras. En la actualidad el arma que se utiliza en los Dojo esta por lo general cromada. Solo la empuñadura se halla envuelta en una cuerda o con una venda para mejorar el agarre. Resulta bastante distinto del Sai conocido antaño en Okinawa. El mango o puño estaba hecho de caña de bambú, hendida y atada, y a veces todas las punta estaban afiladas. El Sai es un arma defensiva, se utiliza principalmente como porra. Fundamentalmente se usa por pares, pero era normal el llevar tres encima, uno en cada mano y otro en la cintura (puede verse esto en algunos kata). El tercero servía para reponer la pérdida de uno durante el combate y también para lanzarlo y clavar al adversario al suelo. Sus puntas están diseñadas para poder bloquear el arma del adversario y desarmarlo con un movimiento de atrape.

 

El Manji Sai

Es un arma similar al Sai excepto que una de sus guardas está al revés. Su uso es similar al Sai, con la ventaja de tener un gancho bidireccional. Según se dice este arma, fue creada por el Maestro Shinken Taira. Existen dos diseños distintos de Manji Sai. El primero es similar en proporciones del Sai, sólo que uno de los dos dientes cuchilla, es más corto que el otro. El otro diseño, más usual, coloca la cruceta justo en el centro, obteniendo un símbolo parecido a la svástica utilizada como símbolo budista. De hecho, se dice, que su diseño podría venir de este símbolo.

Cuando en Manji Sai se ata a un bastón de 1´70 cm (7 shaku) el arma se convierte en un Nunti (Nuntei, Nunte, Nunte Bo) obteniendo un total de 212 cm de longitud, lo que le asemeja a una lanza, con la ventaja del gancho invertido, que le permite un agarre peculiar. Los kata, pueden ser los mismos que los de Sai con un par de Nunte, y similares a los de Bo con el Nunte-Bo.

 

En Okinawa existen diferentes tradiciones en el manejo del Sai. Algunas se parecen en los planteamientos básicos siendo las más conocidas, como las líneas de Matayoshi o Taira.

 

 

La tradición del ”Kakushi Buki”. El uso de armas encubiertas

 

La leyenda suele ser la propia historia modificada a gusto del consumidor, para envolverla de un romanticismo que no fue real. De tal modo que la prohibición del porte de armas en Okinawa sólo podía afectar a quienes las tenían, es decir a la clase Samurai de Okinawa. Y dicha primera prohibición donde se confiscaron las armas de los guerreros de la isla fue dictada bajo el reinado del rey Shoshin (1477 – 1526). La segunda vez que los Samurai de Okinawa fueron presumiblemente desarmados fue después de la invasión del clan Satsuma en 1609. Se han recuperado documentos que indican que el clan Satsuma proscribió la propiedad y venta de armas de fuego. A los Samurai de Okinawa de la clase Pechin hacia arriba les fue permitido guardar sus mosquetes y pistolas de su propiedad.

De acuerdo con la falsa idea de que los Samurai de Okinawa fueron desposeídos de sus armas por el Clan Satsuma, se enseña a la mayoría de los estudiantes modernos de artes marciales que el Kobudo de Okinawa se creo a partir de que los okinawenses convirtieron sus instrumentos de granja en armas para su autodefensa y entrenamiento. Cuando observamos específicamente el Sai podemos ver que la posibilidad de este mito común está perceptiblemente modificada.

En investigaciones modernas, cuando se habla sobre los posibles orígenes del Sai en Okinawa, se cree que su práctica se originó con la creación del cuerpo de policía de la isla durante la Era Meiji la cual llevó el Sai como su “arma de protección” personal; para controlar a muchedumbres y prender a los criminales. Esta historia gana credibilidad porque uno de los maestros principales de Sai de Okinawa fue Kanagushiku (Kinjo) Ufuchiku, capitán altamente reconocido de la policía que vivió entre 1841-1926.

Pero si el Sai fue oficialmente el arma reglamentaria de la policía, el Sensei ToshihiroOshiro (8º Dan Yamanni Chinen Ryu Kobujutsu) cree que habría una cierta evidencia en leyes o reglamentos registrados a partir del pasado siglo en la historia de Okinawa. Hasta la fecha el Sensei Oshiro dice que él no ha podido encontrar ninguna prueba en su investigación que apoye esta historia. Al igual que él, yo pienso que el Sai tuvo un uso mucho más amplio en la comunidad de artes marciales de Okinawa. Como he mencionado antes, aunque el clan Satsuma no confiscó las armas personales de la clase de los Samurai de Okinawa, si impuso apretadas restricciones a su derecho de llevar sus armas en público. Los okinawenses confiaron cada vez más en lo que denominan “kakushi buki” o la práctica de las armas encubiertas para su autodefensa y la defensa de su familia. Sensei Oshiro mantiene que el Sai era una de las armas frecuentes usadas para este propósito. Como he mencionado el Samurai de Okinawa llevaba a menudo hasta tres Sai escondidos en las mangas de su kimono y en su cintura. Éstos Sai ocultos eran típicamente más cortos que los Sai modernos usados hoy día, con las guardas más bien rectas que no salidas hacia fuera para no engancharse con la ropa cuando eran extraídas rápidamente. Cuando el okinawense presentía que podía estar en peligro de ser atacado inmediatamente extraía su arma encubierta y la lanzaban. El lanzamiento del Sai era una técnica común, por ello los okinawenses llevaban normalmente más de un Sai.

Muchos maestros modernos de artes marciales afirman que debido a su estructura las guardas del Sai eran utilizadas para bloquear un Bo. Aunque esas técnicas pudieran ser factibles, la velocidad y potencia generados por un arma más larga hacen que esa hipótesis no sea muy real. Sensei Oshiro cree que el Sai fue utilizado generalmente en un “golpe de látigo”; en un movimiento de sorpresa. La forma de las guardas del Sai le confieren un aumento de la flexibilidad y le permiten una variedad amplia de técnicas de giro.

   

 

A la izquierda un par de Sai “naturales” y a la derecha “cromados”.  El modelo es procedente del pueblo de Agena

A la izquierda un par de Sai “naturales” y a la derecha “cromados”. El modelo es procedente del pueblo de Agena


 A la izquierda una pareja de Manji Sai, y a la derecha Sai cromados ambos fabricados por la celebre marca Shureido.

A la izquierda una pareja de Manji Sai, y a la derecha Sai cromados ambos fabricados por la celebre marca Shureido.

Mantenimiento
El Sai realmente requiere muy poco mantenimiento comparado a otras armas. Para mantener la belleza del Sai en las hojas sin cromar, es decir, naturales se deben limpiar con una capa ligera del aceite vegetal después de entrenar. Hay que tener cuidado de no poner el aceite en la cuerda, tela, o cuero de la empuñadura, esto podría hacerlos resbalarse al usarlos y deteriorará el material. Las armas de acero pavonado, de vez en cuando pueden necesitar una restauración. Esto puede hacerse con algún producto comercial usado para armas pavonadas. El Sai cromado se debe limpiar con un paño seco para quitar la humedad, la sal y las grasas naturales de la piel después de entrenar. Hay que guardarlo en una funda apropiada con el fin de protegerlos y hay que recordar que se trata de un arma, de tal modo que hay que evitar que este al alcance de los niños pequeños y de aquellos que puedan emplearlos mal. En caso de transporte deben ir siempre dentro de la funda y esta a su vez en una bolsa adecuada con el resto de las armas o equipo de entrenamiento. Recordar de portar su licencia o carné de grados actualizada para poder presentarlo en caso de que así lo requiera la autoridad competente.

Su uso durante el entrenamiento

Personalmente no soy partidario de enseñar el manejo de Sai a los niños alevines, pero dependiendo de la edad, características físicas y educacionales, los preadolescentes y adolescentes, en caso de tener Sai adecuados a su morfología (en cuanto a peso y medidas) aprenden muy rápido y llegan a adquirir una habilidad sorprendente. Las féminas deben de tener armas adaptadas a su constitución física, especialmente en el peso.

No obstante, hay que tomar precauciones a la hora de entrenar a un numeroso grupo, teniendo en cuenta el espacio disponible y la distancia entre unos y otros. Hay estilos que necesitan más espacio de trabajo que otros. Aquellos que tengan menos nivel y edad, deberían de estar en la primera fila y a ser posible observados por algún ayudante del instructor. Aún siendo adulto, hay que tener en cuanta que la repetición constante con el consiguiente cansancio muscular, el sudor y la perdida de la atención, pueden llevar a que el arma se escape de las manos. El exceso de fuerza, en los giros pueden producir lesiones en los ligamentos y tendones de las articulaciones de los brazos, especialmente codos, muñecas y hombros.

La practica habitual, es mediante la repetición de los movimientos de base o kihon, combinaciones de movimientos y kata. La practica de combates establecidos (Kihon Kumite) debe ser abordada cuando el practicante domine la técnica básica, los giros y la distancia, de lo contrario puede peligrar la integridad física propia y del compañero que hace de agresor.

El autor durante la ejecución de un pasaje del kata Kyan no Sai

Una vez, el practicante avanzado en el manejo del arma dentro de los parámetros de su línea de trabajo elegida (estilo), personalmente recomiendo que investigue en otros trabajos diferentes, como conocimiento enriquecedor, es decir que conozca otros estilos de Kobudo y Kobujutsu que pueden llegar a manejar el Sai con otras peculiaridades tan atractivas y/o efectivas como las propias.

Conclusión

El Sai de Okinawa es un arma atractiva, que nos permite alargar el radio de acción de nuestros brazos, toda vez que trabajar de forma ambidiestra y con peso, lo que ayudara sin lugar a dudas a aquellos que practican a mano vacía. Potencia la lateralidad y la coordinación. Mejora y adapta el sentido de la distancia, además de dar una visión muy diferente del combate a mano vacía, especialmente si su trabajo mantiene el sabor del manejo de un arma real ante un adversario. Innegablemente el adepto al uso de las armas de Okinawa, no hace ostentación innecesaria de su manejo. Además no portara ostensiblemente sus armas por la calle, y si debe hacerlo para su traslado siempre, como he mencionado, será en su funda y bolsa de practica. Por tanto difícilmente servirán estas armas como elemento defensivo ante una posible agresión. En ese sentido practico y a su favor, están los beneficios mencionados que se derivan de su practica, y que permiten al adepto otra “dimensión” del combate, esta vez armado, que difícilmente se obtiene practicando solamente a mano vacía.

Para terminar, una última consideración personal; el Ryu Kyu Kobujutsu (Okinawa Kobudo) es la otra rueda del mismo carro que junto con el Karate-Do conforman la herencia “cultural” y marcial de Okinawa. Aquellos karatekas que realmente deseen profundizar en su arte, llegaran más tarde o más temprano a darse cuenta que la mayoría de los Maestros fundadores de los actuales estilos practicaban con las armas de Okinawa. Muchas técnicas y maniobras que se encuentran en los kata de Karate, están pensadas contra ataques realizados con alguna de esas armas. Es por ello que recomiendo a los practicantes que se sumerjan en la “Técnica o Camino de las Artes Marciales Antiguas”. Si alguno así lo decide, no dude que encontrara todo un atractivo mundo que posiblemente llene sus expectativas de mejora personales y marciales.

Autor: Sergio Hernández Beltrán

 

 

KATA DE SAI

La relación de nombres que aparecen a continuación han sido recogidos por el autor desde diferentes fuentes

Anako Sai

Arakaki no Sai

Chatan Yara no Sai Sho

Chatan Yara no Sai Dai

Chatan Yara nidan no Sai

Chatenyara Sai (Chatan Yara no Sai)

Chibana Goten no Sai

Chihara no Sai

Chikin Shitahaku no Sai

Chinbaru no Sai

Hamahiga no Sai

Hantangawa Korawa no Sai

Ishikawaguwa no Sai

Jigen no Sai

Kojo no Sai

Kishaba no Sai Sho

Kishaba no Sai Dai

Kuniyoshi no Sai

Kugushiku no Sai

Kushanku sai

Kyan no Sai

Matayoshi no Sai Dai Ichi;

Matayoshi no Sai Dai Ni

Matsuhiga no Sai

Matsumoto no Sai

Matsumura no Sai Sho

Matsumura no Sai Dai

Nicho Sai

Nakandakari no Sai

Nakamura no Sai

Odo no Sai Ichi

Odo no Sai Ni

Oyadomari no Sai

Ryuei-ryu sai shodan

Ryuei-ryu sai nidan

Sai 1

 

Sai 2

Sai 3

Sai Ichi Ban

Sai Niban

Sai jutsu shodan

Sai Kihon Ichi

Sakugawa no Sai

Sancho Sai

Shihohai no Sai

Shimabukuro no Sai Ichi

Shimabukuro no Sai Ni

Taira no Sai Chadian

Taira no Sai Nidan

Tawata no Sai

Tsuken Shitahaku no Sai

Tokuyama no Sai

Yaka no Sai

Ufuchiku no Sai

 

KATA DE MANJI SAI

Chatan Yara no Manji Sai

Jingen no Manji Sai

Manji no Sai

Ufuchiku Nuntesu

KATA DE NUNTI

Arakaki no Nuntei Kon

Chiken no Nunte Bo

Matsumura no Nuntei Kon

Nunti Kata

Tsuken Akacho no Nunte Bo

Uhugushuku no Nunti.-Bo

Ryukyu BuJutsu KenKyu Doyukai

(Organización para la Investigación de las Técnicas de Armas de Okinawa).

Shimabukuro no Sai Ichi

Shimabukuro no Sai Ni

Nakandakari no Sai

Kyan no sai
Kishaba no sai Sho

Kishaba no Sai Dai

 

Bibliografía: The Stories and Practice of the Okinawan Sai. Autores Toshihiro Oshiro y William H. Haff

 

Otros artículos de Kobudo aparecidos en esta publicación y escritos por el autor:

nº 251 Matayoshi Kobudo;

nº 264 Ryu Kyu Kobudo: La herencia de Okinawa

nº 275 Konan-Ryu Karate & Okinawa Kobudo

nº 282 Okinawa Kobudo Shin Shu Kan

nº 293 Okinawa Kobudo Shin Shu Kan

nº 331 Ryu Kyu Bujutsu Yamanni-Ryu

nº 333 Seminario Internacional de Yamanni Chinen Ryu Kobujutsu

nº 341 Reflexiones sobre el Okinawa Kobudo

nº 343 Ryu Kyu Kobujutsu

nº 351 Seminario Internacional de Yamanni-Ryu Kobujutsu 2005

 
 

Etiquetas: , , , , , ,