RSS

Ryukyu Bujutsu Kenkyu Doyukai Summer Camp 2010

05 Nov

1ª CONVENCIÓN DE INSTRUCTORES – AGOSTO 2010

 

Después de un largo, largísimo viaje desde Barcelona, pasando por Philadelphia llegamos al aeropuerto de San Francisco, California. Allí pasamos inevitablemente por el Control de aduana.

Largamente deseado y preparado en este año, recogimos nuestro equipaje y salimos al exterior buscando un taxi que nos llevara al hotel.

En poco tiempo Leoncio Sensei y el que estas líneas escribe, pudimos reposar nuestros cansados cuerpos en una magnifica habitación del hotel  Residencia Inn al Marriott

en el 2000  de Winward Way en San Mateo, muy cerca del Honbu Dojo de Shihan Oshiro.

Al día siguiente, adaptándonos aún a la situación decidimos aprovechar la mañana para visitar un poco San Francisco, así que cogiendo de nuevo un taxi, nos trasladamos al famoso Golden Gate. El día era bastante fresco y en la bahía se notaba mucho. Después de ver el Puente y a lo lejos la famosa isla de Alcatraz, cogimos un bus y nos trasladamos a San Francisco. Conseguimos un plano de la ciudad y andando nos desplazamos hasta el Chinatow. Fue como si nos metiéramos directamente en China. Lo que tantas y tantas veces hemos visto en los film, lo teníamos delante de nosotros. La mayoría de los transeúntes eran orientales, la comida, los letreros, todo recordaba a China, no obstante es el Barrio Chino más grande del mundo. A mi memoria, venia el hecho de que el famoso Bruce Lee nació allí en 1940, año del Dragón Yo mismo también nací en el año del Dragón pero 24 años más tarde.

Con algo de hambre, decidimos trasladarnos al barrio italiano con tal de comer algo. Al

terminar de comer, tomamos de nuevo un taxi en dirección al hotel pasando por el centro financiero de la ciudad.

Una vez en el hotel, un justo descanso y decidimos trasladarnos al Dojo de Shihan Oshiro, pero al salir con nuestras mochilas, veo a Michael O’Donnell, y nos saludamos efusivamente, pues nos conocemos desde hace ya un tiempo y estuvimos juntos en Okinawa el pasado año. Al decirle que íbamos al Dojo, tomó su teléfono y llamo al Shihan, el cual le dijo que venia a buscarnos. De mientras tomamos unas cervezas y comenzamos a conocer a algunos de los integrantes del seminario.

Transcurrió poco tiempo hasta que apareció Shihan con su coche, vestido con karategi, una chaqueta de chandal y getta para llevarnos al dojo.

Nos saludó calurosamente y nos subimos en su vehiculo. En unos minutos estábamos en el Oshiro Dojo de San Mateo, Honbu Dojo de la RBKD. Allí nos descalzamos nada más entrar.

En ese momento estaba desarrollándose una clase de karate deportivo a cargo de Cleve Baxter.

Cuando esta terminó, cruzamos el espacio a través del dojo para ir al vestuario que yo ya conocía pero que sorprendió a Leoncio Sensei, por lo pequeño, espartano y por supuesto carente de duchas y otros privilegios a los que estamos excesivamente acostumbrados aquí.

Al salir, ligeros saludos, pues comenzaba la clase de adultos y por supuesto nos incorporamos a ella muy gratamente.

Sólo al termino  la misma, los saludos fueron mucho más afectuosos a los presentes, y nos hicieron sentir como en casa, pero a miles de kilómetros.

Nos cambiamos de ropa, (sin ducharnos claro), y nos desplazamos frente al Dojo, a un restaurante chino, allí, las cervezas, las risas, fueron ya un constante que no nos dejarían en los días que allí estuvimos.

La agenda, en teoría, al día siguiente no era apretada, ya que técnicamente comenzaba el Campo de Verano a las 13 horas, pero el Maestro, sugirió que “él” estaría en el Dojo y este abriría sus puertas sobre las 9 de la mañana. Una invitación que no estaba dispuesto a dejar pasar. Habíamos venido a entrenar, a aprender y a compartir “the american way of life”. Pues eso.

Esa noche, el Maestro, junto a Nakata Sensei, nos llevo de nuevo con su “carro” al hotel, momento en que aprovechó para aclarar algún tema que hacia un tiempo teníamos pendiente. Debo decir en honor a la verdad, que me sentía gratamente contento por estar allí.

Ósea que a las 8’30 h del viernes 6 de agosto, nos vino a recoger Sonya al hotel con su coche y nos llevo al dojo, llegamos a la vez que el Maestro. Así que, pasamos al dojo para cambiarnos sin dilaciones.

Poco a poco fue llegando gente que se cambiaba y comenzaba a calentar.

Comenzamos por técnica básica y conceptos de trabajo, en especial como se trabaja con el cuerpo para realizar la técnica efectivamente.

Luego el kata Naihanchi Shodan, en el cual el Maestro insistió en la separación entre la parte inferior del cuerpo y la superior, manteniendo en todo momento controlada la que no trabaja. Puso un ejemplo clarísimo de un jinete a caballo que porta una alabarda con las dos manos y que no puede, al girar el torso, mover las piernas, de lo contrario el caballo obedecería la orden de las piernas del jinete y giraría sin que esa fuera la intención del caballista.

El trabajo de Yakusoku Kumite era el trabajo de “realidad” que efectuaba Choki Motobu, y o el combate libre que algunos preconizan.

A las 13 horas, comenzó realmente el Summer Camp, aunque sinceramente los que allí estábamos trabajando desde la mañana, sólo percibimos el aumento constante de practicantes.

Hay que decir, que dichos practicantes procedían de diversos estados de USA, así como de Alemania, Austria, Dinamarca y por supuesto España. Asimismo, no todos trabajaban Shorin-Ryu, sino que procedían de otros estilos, principalmente de Hayashi Ha Shito-Ryu precedidos por su líder el Shihan Akio Mikami 8º Dan y alumno de Shihan Oshiro

De nuevo trabajo de desplazamientos en caída libre contrayendo y cerrando el cuerpo.

Y para finalizar un “plato fuerte” como Chatan Yara Kusanku con un largo número de repeticiones y correcciones, no obstante todos los presentes eran cinturones negros. Sinceramente, la diferencia con lo visto y trabajado anteriormente de este kata es tan abismal que a veces me pregunto, como se a llegado a transformar tanto el Karate moderno, que prácticamente es irreconocible.

De forma avanzada, Shihan Oshiro hizo una extensa y larga explicación de cómo trabajar el makiwara.

Al finalizar el día, el dojo se convirtió en un calido lugar con un ambiente inigualable, amistoso, familiar, donde compartimos risas y cerveza toda vez que unas pizzas.

 

El sábado 7 de agosto, la sesión fue el plato principal de la formación del Summer Camp para Instructores. Todos acudimos en el gimnasio del Templo Budista de la Montaña a unos veinte minutos al este de San Mateo.

Fuimos los primeros en llegar ya que Elizabeth nos vino a buscar al hotel, La anécdota fue la infructuosa busqueda de los anunciados como “vestuarios” que no eran otra cosa que simples cuartos de baño a cual de ellos más pequeño. Empiezo a preguntarme, si los americanos saben realmente lo que es un vestuario amplio con duchas y servicios. ¿En fin; Resignación!.

En el programa original se indicaba que habría formación de Karate por la mañana y Kobudo por la tarde, pero Shihan Oshiro modificó el mismo realizando Saijutsu por la mañana y el Bojutsu por la tarde.

De tal modo que trabajamos en primer lugar tanto el Sonoba Kihon, como el Ido Kihon, para luego y de una forma muy intensa Kishaba no Sai Dai. Gracias al aporte técnico de  Sonya y las traducciones de Elizabeth Davila que el Maestro me asigno como interprete en Okinawa y que “oficialmente” ya es ante y sobre todo mi  amiga y traductora para los participantes españoles.

Durante el espacio de tiempo dedicado a la comida que algunos aprovecharon para salir fuera, estuvimos practicando el kata, a fin de poderlo dominar en su enbusen. También comimos algo de lo que allí habían puesto, desde bebidas, fruta y una especie de frutos secos acaramelados que sin duda reponían calorías.

A la vuelta, trabajamos de una también intensamente Shirataru no Kun con continuas correcciones y sugerencias individuales por parte de Shihan Oshiro.

También hubo un tiempo de practica particular de cualquiera de las diferentes armas, donde tuvimos oportunidad de trabajar Shikina no Tonfa, aprender Kihon kata Tonfa Ichi y corregir Kihon kata Nunchaku Ichi, Kihon kata Nunchaku Ni y Kihon kata Tonfa Ni.

A media tarde Shihan Oshiro sentó a todo el mundo en los bancos y explicó algunas ideas clave, a continuación pidió a los más veteranos a partir de Sandan (3er Dan) que salieran a la pista. Con  ellos Shihan trabajó Yanigawa no kun (también conocido como Hidari no bo) un kata difícil de ejecutar, largo y sin duda complicado que hizo sufrir a los “voluntarios”.

A continuación, todos juntos nos saludamos con gran respeto y Elizabeth nos llevo al hotel para una ducha rápida, cambiarnos de ropa y de nuevo nos vino a buscar para llevarnos al mejor restaurante japonés de la ciudad, el Sakae.

El Sakae está dirigido por un ex luchador japonés convertido en restaurador y cuya hija entrena con Oshiro Sensei. Fue una verdadera cena familiar donde 30 personas de todo el mundo nos reunimos para compartir una excelente comida y buenas historias vividas.

Después de muchas y sinceras risas, el Sensei nos complació con la historia de su dolorosa piedra de vesícula al principio de estar en California y a continuación, su siguiente ataque que sufrió en Japón visitando a Nakata Sensei. Fue muy divertido, especialmente cuando Laurie, su alumna más antigua que por aquel entonces lo llevó al hospital en la noche que tuvo el ataque de piedra, comenzó a dar detalles del suceso! La segunda parte dejo lágrimas en los ojos de Nakata sensei de tanto reír. Al concluir el banquete, Shihan Oshiro comunicó que el próximo Campamento de Instructores sería dentro de dos o tres años, posiblemente en Osaka, Japón.

El domingo 8 de agosto teníamos previsto ir a entrenar a la playa en la Bahía de Half-Moon pero esa mañana allí estaba lloviendo y eso cambió los planes. Como no estaba lloviendo en San Mateo nos citamos todos en un lugar conocido como Coyote Point Memorial Park, un lugar para hacer barbacoa esplendido con magnificas vistas a la Bahía de San Francisco y cubierto de eucaliptos.

Esa mañana, como no, de nuevo Elizabeth nos vino a buscar al hotel y fuimos los primeros en llegar y buscar un lugar adecuado para pasar el día.

Poco a poco los demás fueron llegando, y ese magnifico día en mi recuerdo, siguió con sorpresas, pues a la llegada de Shihan este se dirigió a mi portando algo en las manos. Cuando se fue acercando comprobé que era un Gunto, es decir una espada del ejército Imperial japonés procedente del último conflicto mundial.

Un Gunto modelo 98 en un estado lamentable, al que le faltaba la Tsuba y el Fuchi.

El Gunto regalo de Shihan Oshiro

El Tsuka Ito en muy mal estado y le faltaba algún Seppa. La Saya de madera se encontraba despegada en su punta. Pero para mí, fue un verdadero regalo. El Maestro sabia de mi interés por este tipo de espadas, y esta sin lugar a dudas tiene un especial lugar en mi colección pero sobretodo en mi corazón.

Cuando todos estuvimos reunidos el Sensei nos llevo a un claro y nos impartió una clase de bojutsu “casual”, es decir que la uniformidad era “libre”, de ahí que unos llevábamos karategi y zapatillas, otros pantalón de karategi y camiseta, gafas de sol, gorras…

Repasamos Shirataru no kun y, a continuación, fue Yonegawa no kun para los avanzados.

El fin del primer Campamento de Verano de la RBKD culminó con una magnifica  barbacoa donde los componentes del seminario pudimos mezclaros y conocernos mejor. Fue el perfecto final para un fin de semana perfecto.

Cuando la tarde ya caía, comenzaron las despedidas. Poco a poco el grupo se fue disgregando y nosotros con Elizabeth nos fuimos al hotel donde nos despedimos de ella.

Le deje un encargo antes de marchar que ella por supuesto cumplió con la eficiencia que le caracteriza, y no era otro que enviarme el regalo de Shihan a España, es decir el Gunto.

Con tristeza, pero a la vez con cariño, nos despedimos de ella y después de una reconfortante ducha y cenar, preparamos nuestras maletas, pagamos nuestras facturas y nos fuimos a descansar para estar listos para el largo viaje de vuelta a casa.

Por supuesto que esta fue una inigualable oportunidad que se presenta una vez. Posiblemente y si lo podemos contar, habrá más oportunidades como esta, pero…serán otras. Como el viaje a Okinawa y participación en el Okinawa Karate Kobudo World Tournamnet 09. Deseo volver, quiero regresar a la isla del Karate, también quiero regresar a USA, al Oshiro Dojo. Sin embargo, serán “otras” ocasiones que deseo se hagan realidad, pero esta… ya no me la quita nadie.

 

Etiquetas:

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: