RSS

SEMINARIO INTERNACIONAL DE TOYAMA-RYU BATTO-JUTSU

08 Jun

El pasado año terminamos nuestra crónica sobre el curso que dirigió magistralmente el Sensei Bob Elder explicando en ella el compromiso adquirido para, en un tiempo prudencial,  preparar la posibilidad de un seminario con el Maestro Mitsuo Hataya 9º Dan del estilo Toyama-Ryu en nuestro país.

Con sinceridad en aquel entonces pensamos que un evento de tal categoría, seria sin duda un merecido colofón al trabajo realizado, toda vez que una magnifica referencia para los amantes del manejo de la espada japonesa.

Creímos que una actividad tal, podría ser un puente de unión entre diferentes estilos y escuelas interesadas en el Batto-Jutsu, es decir cortar con un sable real.

Personalmente, el llevar a cabo este evento a sido hacer realidad un sueño.

Un día, hace ya años tome la espada. Desde niño, su atracción sobrepasaba la de cualquier otra arma.

Comencé mi práctica del Iai-Do en diciembre del año 1983 bajo la tutela del Maestro Ryo Hiruma. La juventud de entonces mis obligaciones, primero militares y luego familiares me impelieron a posponer para el futuro el trabajar mucho más seriamente e inducir mi vida a tomar la Vía del sable.

Por muchos motivos, el estilo Toyama-Ryu me a atraído de un modo que me es difícil de describir. Ahora que lo he descubierto técnicamente de la mano de sus máximos promotores, no puedo por más que decir que la elección fue correcta y mi intuición no me falló.

Puedo dar fe, que a sido un año de mucho trabajo. También debo decir que el interés generado por este estilo a sido grande.

Se han buscado los componentes adecuados para poder generar un coctel perfecto. Y de este modo se a podido llevar acabo un seminario que ahora ya forma parte de la historia de las artes marciales en general y del arte de la espada en particular,  en nuestro país.

Las sensaciones vividas por cada uno de los participantes necesitarían un libro.

El hilvanar el tejido que a representado este seminario es complicado, pues comenzó desde varios puntos tan alejados como Estados Unidos, España o Japón.

Cuando lancé  a la suerte la invitación a Hataya Sensei utilizando el conducto reglamentario de Bob Elder Sensei, poco podía suponer lo que me esperaba. Fueron meses de continuos e-mail, que incluso no dejaron de fluir y cambiar acontecimientos hasta dos días antes de la celebración del Seminario.

  La obtención de fechas por parte del Sensei, el Pabellón de Cardedeu para celebrar el curso, presentación del programa. Confección de memorias para la cesión de instalaciones  y aprobación como actividad dentro del Departamento de Kobudo de la FCK. Confección de carteles. Preparación de hojas de inscripción. Mailing a conocidos, amigos, alumnos y practicantes de espada japonesa. Un último repaso técnico y de etiqueta antes del seminario en Santa Margarida y els Monjos. Concertación de hoteles en Cardedeu, en Figueres, en Barcelona. Modificaciones de fechas, aumentos y disminuciones constantes en el número de personas que vendrían acompañando al Sensei. El famoso volcán y sus cenizas que al final dejaron en tierra a Elder Sensei y su esposa Fran. La preparación de los makiwara para cortar. Las rectificaciones en el número de los mismos. Las inscripciones al seminario, las inscripciones para comer con las modificaciones de última hora. La compra de regalos y presentes para los invitados. Las flores para las señoras. Confección de diplomas y sus firmas correspondientes. La visita de autoridades, discursos, presentaciones y fotos de rigor…

En un puñado de líneas, no tengo suficiente espacio para explicar todo lo acontecido en este evento sin igual. Necesitaría cientos de líneas para agradecer el esfuerzo de todo el equipo de personas que con su apoyo han hecho posible un sueño. Debo decir que me he sentido acompañado, que no a habido un solo momento donde no recibiera la cobertura de un buen equipo de trabajo.

Explicar los pormenores de las conversaciones con el Sensei a través de sus interpretes, intentando transmitirnos a su manera, su alegría por los resultados vistos, por los momentos que les hicimos vivir, por transmitirnos su total apoyo y respaldo seria también muy largo.

Pero es mi deber escribir una crónica, dar a conocer a los demás que de un modo u otro también han estado ahí, observando, esperando los acontecimientos.

Pondré pues el punto de inicio en la llegada del Maestro Hataya el jueves 13 de mayo a la Terminal-1 del aeropuerto de Prat en Barcelona. Hasta allí nos desplazamos una pequeña delegación compuesta por Cristóbal Gea, Víctor Herrero, Pedro Blanco, Aurelio Díaz y el que estas líneas escribe, a fin de recoger al Maestro que venia acompañado de Shig Sando-San, que hizo de traductor al ingles y que en todo momento dejo claro ser el interlocutor con el Sensei. También Katsunori Sunmida-San, actualmente uno de los mejores alumnos a nivel técnico y que también nos visitó el pasado año. Y luego estaban, la hija de Hataya Sensei, Miki-San y Miss Takizawa-San.

Un numeroso grupo que una vez hechas las presentaciones, trasladamos lo más rápidamente posible al Hotel Xurin de Cardedeu. Allí nos esperaba Antonio Almendro con unos ramos de flores que  la asociación entregó a las damas presentes.

A continuación, llevamos a tan distinguidos invitados a cenar a fin de conocernos un poco más, toda vez que comenzaban a degustar la comida española que al parecer hizo el efecto oportuno a nuestros comensales.

El Sensei Hataya, tenia mucho interés en conocer de primera mano como se esta desarrollando el estilo Toyama-Ryu en España. Y pese a los informes recibidos por Elder Sensei, en todo momento preguntó para poder así hacer el planteamiento del curso lo más acorde posible con las expectativas de los asistentes. Sando-san, el interlocutor en temas de organización, comenzó a tomar numerosas notas de todo cuanto le iba exponiendo. Estaban sorprendidos de que en sólo un año, nuestra pequeña organización hubiera crecido de la forma que le expliqué.

La jornada culmino en un merecido descanso en el hotel Xurin de Cardedeu, ya que al día siguiente tocaba visita a Barcelona.

Atípicamente para el mes de mayo, la mañana comenzó muy pasada por agua.

Visita a la Catedral, Plaza San Jaume, una ligera visita a Fuji Sport, Las Ramblas, Plaza Catalunya, Via Layetana, El Palau de la Música, Barrio Gótico, y terminamos comiendo una paella en el Puerto. Luego La Sagrada Familia, el Estadi Olimpic y el Pueblo Español en Montjuic. Una Marathon!!!

Sábado por la mañana y después de un ligero paseo llegada al Estadi Municipal de Cardedeu donde ya había un nutrido grupo de participantes preparándose para el evento y un equipo de trabajo acondicionándolo todo.

Comienzo de la primera clase con el saludo y la gimnasia (taisho) característica que siempre se imparte en secuencia en la organización de Hataya Sensei.

A continuación la secuencia de ocho cortes (happo-giri) y trabajo con bokken, donde el Maestro Hataya dio una explicación clara y contundente de la forma real de coger la katana.

Durante el transcurso de la mañana, hicieron acto de presencia, el Presidente de la Federació Catalana de Karate el Sr. Josep Bosch y el Secretario Sr. Ángel Catalán, los cuales saludaron al Maestro y acompañantes entregándoles unos presentes.

A continuación, el Presidente Sr. Bosch dirigió unas palabras a los asistentes, ya que era la primera actividad “oficial” del apartado de “Nihon Kobudo”dentro del departamento de Kobudo de la Federació Catalana de Karate y con ellas se agradecía la importante presencia del Sensei y acompañantes, así como el esfuerzo del importante colectivo presente para este primer evento. Una cincuentena de asistentes atendieron y entendieron que eran los primeros en una actividad pionera en el seno de la FCK.

Se continuó con el trabajo por parejas con bokken, aunque cansado, fue enriquecedor. Algunos entendieron el porque de la curvatura de su arma. Llegada la hora de la comida y un adecuado descanso nos llevo a un local cercano previamente concertado para poder hacer acopio de nueva energía para la sesión de la tarde.

Por la tarde se trabajó las ocho formas de devolver la espada a su vaina  (happo-no-noto) y se hicieron a continuación dos grupos dependiendo experiencia para el trabajo de kata. Los más avanzados quedaron bajo la supervisión del propio Maestro Hataya, y el resto bajo la batuta de Sumida-san.

Al finalizar la jornada a algunos nos quedaba todavía una carrera hacia el hotel, una cena rápida y un viaje a Barcelona hasta el Pueblo Español para asistir a un espectáculo de flamenco en el Tablao de Carmen. ¡Ya se sabe, “tipical spanish”!.

Sabado tarde

Llegamos a avanzada hora de la madrugada para poder descansar unas horas. A la mañana siguiente las maletas debían estar preparadas. Se firmaron los certificados de asistencia y nos llegamos al Pabellón para la última sesión del seminario.

Esta era la sesión esperada por todos. El nerviosismo entre los asistentes era patente. Algunos era su primera vez ante el hecho de cortar realmente.

Primeo hubo una demostración maestra por parte de Hataya Sensei y Sumida-san, a continuación nos toco el turno.

Aún con más Shinken (espadas verdaderas) que el pasado año, y contar con varios make, lo cierto es que el nivel aún es muy bajo, quedando la media en un aprobado muy justo.

No obstante, todos dieron buena cuenta de los makiwaras preparados por Leoncio Sensei.

Aquí debo de recordar que en la inscripción al seminario, le fue entregado a cada uno de los participantes un  decálogo con las normas de seguridad y el comportamiento a seguir. La organización del evento quiso así dejar constancia de la seriedad de la práctica y la firme decisión de que cualquier alteración por irresponsabilidad de la seguridad, seria tratada de forma tajante.

Soy consciente del hecho, y estoy convencido que en un tiempo breve, pero prudencial, aumentaremos de forma cualitativa nuestro nivel general y de algunos en particular.

No obstante, debo de resaltar el tremendo efecto positivo que se genera en el interior del iniciado en la espada japonesa, cuando corta por vez primera.

Ese efecto que perdura en el tiempo, y que es objeto de numerosos comentarios a posteriori le confiere al trabajo con sable real un atractivo muy diferente del trabajo conocido con espada japonesa en nuestro país hasta el momento.

Sólo añadir, que del mismo modo y al mismo nivel que estoy seguro se mejorará la parte técnica, asimismo, se elevará el nivel de seguridad tan necesario en el estilo Toyama-Ryu Iai-Do. La exigencia correcta pero firme y sin excusa, será, para el beneficio de todos, la norma constante en los entrenamientos, cursos y seminarios de nuestra pequeña organización.

Durante la sesión del domingo contamos con la presencia del Regidor d’esports del Ayuntamiento de Cardedeu  que vino a cumplimentar al Maestro y su sequito, ya que él realizó las gestiones oportunas para que nos concedieran el lugar del evento.

Finalizado el curso y como colofón, se hicieron entrega de unos presentes para todos nuestros invitados y en especial para el Maestro Hataya, luego las fotografías de rigor y el saludo de despedida de aquellos que regresaban a sus hogares dio paso a la comida  de hermandad con todos aquellos que desearon estar presentes.

Terminada la comida, traslado al hotel, recogida de maletas y una vez ubicados nuestros invitados en mi vehículo y el del Sensei José Miranda, pusimos rumbo a Figueres.

Sinceramente, para mi fue un viaje duro conducir después de comer con el cansancio acumulado en mi cuerpo y varios días de tensión continua hicieron mella. No se me olvidará el mal rato de sueño con el sol castigando mis ojos.

Una vez llegados a Figueres, nos dirigimos al Castillo de San Fernando que es la mayor fortaleza europea del siglo XVIII.

Allí, Miranda Sensei nos ubicó en la residencia de oficiales y suboficiales dentro del propio castillo. Un pequeño lapsos para deshacer maletas y rápidamente a la localidad de la Escala donde cenamos en un bar del pueblo acompañados de alumnos y familia de Miranda Sensei.

Al día siguiente, una corta visita por Figueres que llevó a numerosos comentarios e intercambios de información gracias a la colaboración de un alumno común, Ricardo da Gama, que hizo de interprete. De ahí, de nuevo al Castillo, donde nos esperaba una magnifica visita guiada a toda la instalación incluida una “travesía” acuática con una pequeña barca por el subterráneo interior de las cisternas de la fortaleza.

Al poco y mientras visitábamos el museo, se nos añadieron Víctor Herrero alumno incansable y buen traductor, Cristóbal Gea Sensei y  mi alumno Pedro Blanco.

Al mediodía, y con un hambre considerable, comimos en la residencia de oficiales, siendo el momento en que por parte del Maestro Miranda, nos hizo unos obsequios de la zona que fueron todo un detalle.

De ahí nos desplazamos hasta Cala Monjoi cerca de Roses donde pudimos tomar un refresco en un paisaje idílico, y al volver nos esperaba una clase en el Tadaima Dojo de Figueres. A petición nuestra el Maestro Hataya desgrano cinco kata por parejas de Kodachi de las que tomamos especial nota para el futuro.

Luego, y de nuevo al paso ligero, fotografías, y una rápida despedida de nuestros compañeros de Figueres, para salir hacia la residencia del Castillo, recoger maletas y emprender el viaje a Barcelona.

Tuvimos que parar para hacer un bocado por el camino, momento que aprovechó Hataya Sensei para hacer balance del seminario y terminar de cerrar los compromisos con mi persona y la Asociación Toyama-Ryu España. Dichos compromisos tendrán en muy breve tiempo, una puesta en marcha que lógicamente tendrán un seguimiento publico y otro para miembros asociados.

Asimismo, me invito a mi y a los miembros de esta organización a visitarle en Japón, toda vez que me pidió mantenerme en línea y constante contacto con Bob Elder Sensei.

Muy entrada la noche, dejamos a nuestros invitados alojados en el Hotel Plaza que había reservado la Federació Catalana de Karate para su última noche en España. Allí se despidió Víctor Herrero, pues al día siguiente ya debía de atender sus compromisos laborales.

Fui el último en recogerme, y durante el trayecto hasta el domicilio de mis padres, mi mente estaba eufórica y mi adrenalina en plena actividad.

Pese al enorme cansancio, no pude conciliar el sueño en exceso. La constante actividad de los días transcurridos mantenían mi mente operativa, no dejando descansar a mi maltrecho cuerpo.

Así al día siguiente antes de la hora prevista ya estaba en el hotel, preparado para el ultimo acto.

Al poco acudieron Cristóbal y Pedro para ayudarme en el traslado al aeropuerto. Una vez allí, les acompañamos a la facturación de  equipajes y nos despedimos muy afectuosamente con la esperanza de vernos de nuevo en breve.

Se acercaba el momento del fin. Aprovechamos unos minutos para rápidamente atar cabos sueltos y personalmente, comencé a notar el bajón después de tanto “chute” de adrenalina.

El fin del principio!!!. A partir de ese momento un buen descanso, recuperar energías, darse un momento para hacer balance. Enorgullecerse por un curso sin igual, con un total éxito y… al trabajo!!!

De nuevo y antes de terminar, y no dejarme a nadie, sólo un enorme GRACIAS a todos los colaboradores, asistentes, instituciones, amigos y familiares por su tiempo y esfuerzo, en especial a aquellos que vinieron de lejos para estar con nosotros y compartir un evento sin parangón.

Los interesados en conocer más o trabajar una línea de sable japonés seria, realista y eficaz, pueden ponerse en contacto a través del e-mail ryubukan@hotmail.com

                                                                                                                                   Sergio Hernández Beltrán

                                                                                                                       Presidente Asociación Toyama-Ryu España

Anuncios
 
1 comentario

Publicado por en 08/06/2010 en Historia del Ryubukan Dojo

 

Una respuesta a “SEMINARIO INTERNACIONAL DE TOYAMA-RYU BATTO-JUTSU

  1. Vicente Gómez Espinosa

    25/06/2010 at 9:22 pm

    Gracias Sergio por el esfuerzo, tiempo y recursos económicos que has puesto en juego para poder disfrutar el pasado mes de mayo del curso de Toyama Ryu en Cardedeu, con la impagable presencia del maestro Hataya y sus acompañantes. Fué una experiencia inolvidable, llena de buenos momentos (y otros no tanto: ¡hay ese shinken que se atascó en medio del ejercicio de corte!, pero también así se aprende)tanto dentro como fuera del Dojo. Espero poder ver como este estilo de Iaido se desarrolla con tu buen hacer, hasta el último rincón del país, y que el nivel de los practicantes progrese hasta que tanto Sensei Bob Elder como Sensei Hataya tengan que esbozar una sincera sonrisa de reconocimiento cuando se hable en sus paises del grado de preparación de los practicantes de aquí.

     

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: