RSS

Koden Hachiman-Ryu Jissen BattoJutsu 古傳八幡流実戦抜刀術

12 Oct

Migi Kesa Giri
Migi Kesa Giri

 

.- Introducción:Llevamos tan sólo unas horas en Okinawa, la isla que todo karateka considera como la Meca del Karate.Un descanso en el Hotel que apenas nos ha repuesto del Jet lag y un despertador que en días posteriores sonará siempre a la misma hora, las 07’00 h.Un desayuno típico de hotel japonés donde puedes escoger entre japonés u occidental.La ilusión nos lleva a recoger el equipo y lanzarnos al exterior. Doscientos metros de marcha continua en dirección al Budokan de la Prefectura de Okinawa nos enseña la realidad de la climatología okinawense, nos enseña a un enemigo tenaz, duro y que cobrara en sudor su justo precio; el calor!!!.Con las camisetas empapadas en sudor vislumbramos a lo lejos el Budokan. Ayer los vimos desde el monorraíl que nos trasladaba desde el aeropuerto a la estación de Asahibashi.Es emocionante sino fuéramos justos de tiempo.Nos descalzamos en la entrada y preguntamos por el Maestro al que íbamos a visitar con la finalidad de incluirnos en alguna de sus clases.Nos indican el Rensei Dojo de la Planta baja. Allí nos dirigimos precipitadamente y podemos verle, es sin lugar a dudas quien buscábamos.Delante nuestro tenemos a un hombre de baja estatura, barba larga y rala, pelo blanco atado con el tradicional moño (mague) y de edad avanzada. Su porte es a todas las miradas, el que cualquier iniciado en el Budo definiría como el de un autentico Samurai, un Bushi

Abel Villarreal, Sergio Hernández, Soshu Hisao Hamamoto y Masaki Shinjo

.- Porque…¿en Okinawa? Estábamos en presencia del Maestro Hisao Hamamoto máximo representante del estilo Koden Hachiman-Ryu Jissen Batto-Jutsu y 14º Sucesor del estilo Okinawa Mugai-Ryu Mushokai. Enseguida uno de sus alumnos con el que días atrás había intercambiado varios e-mail, vino a nuestro encuentro. El Maestro ya sabia de nosotros y había dado su autorización para que durante nuestra estancia en Okinawa pudiéramos entrenar con él.Le entregue el obsequio que le llevábamos, a la vez que nos presentábamos. Nos dijo que nos cambiáramos y así comenzamos a hacerlo en un rincón del dojo.Para muchos aún les sorprende que los practicantes no tengan vestuario en los dojo de Japón, pero lo cierto es que esa es la costumbre. Nuestros poros abiertos no dejaban de transpirar de una forma continua. El keikogi y el hakama no favorecían en absoluto más bien al contrario.Y ahí dió comienzo nuestro primer entreno en el extraño, esotérico y poco conocido estilo del Hachiman-Ryu.Evidentemente, la mayoría de mis alumnos y amigos, no se sorprenderán mucho al saber, que llegado a la isla del arte marcial que a marcado mi vida, en lugar de ir a practicarlo me dedique a otra disciplina alejada del Camino de la Mano Vacía.Saben, que llevo mucho tiempo practicando la Vía del Sable, y aunque mi disciplina primaria es el Karate compaginado con el Ryukyu Kobujutsu, una parte de mi interior esta dividida por el trabajo del sable japonés.Además desde hace un tiempo, mi trabajo esta en parte destinado a dar a conocer el estilo Toyama-Ryu Batto-Jutsu, por ello, no es de extrañar que buscará la posibilidad de practicarlo en el propio Japón en este mi segundo viaje. Lo cierto, sin embargo es que no estaba seguro de encontrar en Okinawa algún dojo o Maestro con el que poder entrenar la Vía del Sable.Gracias a Internet, busqué un dojo en la isla, y comencé buscando posibles referencias del Iai-Do, a mi entender más expandido quizás que el Batto-Do o Batto-Jutsu.

Hidari Kesa Giri – Okinawa Budokan

Mi sorpresa fue que después de visitar varias paginas web, ayeé una enlazada a otra genérica de Iai-Do con la gran suerte de que además poseía la versión en ingles.Se trataba de la web oficial del Maestro Hamamoto creada y llevada por uno de sus alumnos.No solamente se trataba de un estilo minoritario, desconocido y que solamente se practicaba en Okinawa, sino que además, los entrenamientos se hacían en el Budokan, el mismo lugar donde iba a tener lugar el 2009 Okinawa World Karate Tournament, motivo principal por el que viajaría a la isla.A través del e-mail contacté con Sigekawa San, alumno del Maestro, quien amablemente me invito a asistir a las clases durante mi permanencia allí..- El estilo: Allí me encontraba pues, acompañado de mis alumnos Pedro Blanco y Abel Villarreal a los que enrolé en mi sueño en Okinawa y a los que no me costo nada empujar a mi aventura y compartirla.Originando de los marinos que vagaron por el mar de la China Oriental alrededor de Kyushu entre el siglo XIII y el siglo XVI, esta disciplina es un legado a Hamamoto Sensei de sus antepasados.Los aprendices hacen normalmente ejercicios basados en kata, incluyendo  suwari waza o técnicas sentados de rodillas, el tachi waza, técnicas en pie y  kumitachi técnica de  combate con espada de madera (boken).El Maestro Hamamoto nos instruyó en su herencia ancestral mediante los 12 kata del estilo Koden Hachiman-Ryu Jissen BattoJutsu1) Juumongi 2) Nuki-Hidarikirisage 3) Nuki-Migikirisage 4) Hidari-Hien 5) Migi-Hien 6) Hidari-Maeatari 7) Migi-Maeatari 8) Hidari-Rentachi 9) Migi-Rentachi 10) Gorantou 11) Ranpatou 12) Mukoothuke En un solo día, nos transmitió en las dos horas que duró el entrenamiento todos los kata, aunque previamente nos enseñó los diferentes suburi que efectúan  diariamente antes de ponerse a trabajar dichos kata. Por suerte, de las dos horas que duraba el entrenamiento, el Sensei, comprensivo con nuestra situación y estado, nos permitió hidratarnos bastante a menudo.El sofocante calor y el añadido trabajo técnico, dejaron nuestros keikogi completamente empapados de sudor. La tarea fue inmensa al llegar por la tarde al hotel e intentar secar, para el día siguiente nuestros trajes de entrenamiento.Al finalizar la clase, el Maestro, junto a su alumno quiso invitarnos a comer.Pese a sus 78 años, el Maestro Hamamoto se muestra muy activo. Conduce su propio vehiculo y al finalizar la comida nos invitó a su casa, un honor muy raro en Japón.Al llegar pude observar que es un hombre que vive sólo en un pequeño apartamento. Allí en una de sus habitaciones, nos enseñó sus más preciados bienes; su colección de  katana alguna de ellas con 700 años de antigüedad.No podría expresar con palabras aquello que sentí al ver y tener en mis manos unas hojas de belleza excepcional y de tal historia.Una de ellas, era un Gunto, es decir un sable militar, que con un nuevo koshirae civil mostraba sus “heridas” de guerra. Aquellas pequeñas muescas en su hoja eran golpes de metralla a consecuencia de la batalla de Okinawa en 1945. Según Hamamoto Sensei, ese sable (seguramente un modelo 95, pues poseía bohi) fue capturado después de la batalla y llevado a Estados Unidos, siendo devuelta a Okinawa al cabo de los años.Al finalizar la tarde el Maestro nos llevo al hotel para un merecido descanso. .- ¿Estamos seguros de querer aprender?Seria al día siguiente cuando descubrimos el resto del contenido técnico que imparte Hamamoto Sensei dentro de sus enseñanzas.El Maestro Hamamoto también proporciona instrucción en los kata del estilo Mugai-ryu, que se originó a partir de la era Edo en las islas centrales de Japón.En su programa contiene cinco kata en Seiza;1) Shin 2) Ren 3) Sa 4) Yuu  5) SyaDespués de una hora seguida de rodillas con dichos kata y después de ejercicios ascéticos en la misma posición, un charco de sudor nacía delante de mí.El pulido suelo de madera del Rensei Dojo pulió nuestras rodillas. Fue una tortura que pareció interminable.Al concluir la segunda jornada, el Maestro Hamamoto nos citó para nuestro último día en Okinawa, una vez finalizado el World Okinawa Karate Kobudo Tournament 09 para efectuar Tameshigiri, es decir prueba de corte.

Kesa giri

En el Koden Hachiman Ryu Jissen Batto-Jutsu los alumnos aprenden a cortar (tameshigiri), diferentes  patrones de corte sobre un blanco compuesto de esterillas de paja de arroz (makiwara) usando una espada autentica:katate nukiuchi dando un solo cortekatate siho cortando en cuatro direcciones  ryoute roppou giri corte ambidiestro en seis direccionessuemono giri makko nidan, sandan, yondan corte hacia adelante a dos, tres y cuatro esterillaskesa giri nihon, sanbon dos y tres cortes a una esterilla

Hidari Kesa Giri

Mi alumno Abel, salió más temprano del hotel y se dirigió a casa de Hamamoto Sensei para ayudarle a llevar los makiwara y el make al Budokan.Una vez allí, fui el primero en cortar, comprobando que las esterillas de paja de arroz japonesas, eran mucho más duras de cortar que nuestras incipientes esterillas de playa que utilizaos aquí.No obstante con un katana de trescientos años, el corte característico del batto-jutsu, es decir Hidari kesa giri fue un placer de ejecutar sin apenas esfuerzo.Todos pasamos por el trabajo especifico de corte haciendo el máximo para quedar bien.Era nuestro último día, y sin lugar a dudas, fue un gran día.Hamamoto Sensei y sus alumnos nos llevaron a comer a un local típico un buen plato de Soba okinawense. Luego nos llevo al hotel donde nos despedimos. Ciertamente nos sentimos magníficamente en compañía de Soshu Hisao Hamamoto y fue divertido a la vez que instructivo.Prometimos volver y de mientras, de una forma personal y particular, trabajar los kata de un estilo único como es el Koden Hachiman-Ryu Jissen Batto-Jutsu.

Migi Kesa giri

Actualmente son pocos los alumnos de Soshu Hamamoto y están distribuidos en los Estados Unidos, en Canadá, en Reino Unido y en otros países, que entrenan constantemente Batto-Jutsu con verdadero espíritu  Samurai

 

Etiquetas: ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: