RSS

YAKUZA

01 Abr

Articulo publicado en la revista El Budoka nº 305 – 306 – 307

 yakuza_ver32

“Hace cien años existian los llamados Samurai”

“Un hombre nunca olvida. Un hombre paga sus deudas”

En el sistema de escritura japonés Kana, esta palabra se compone de los números ocho, nueve y tres, que suman en total veinte. Un numero perdedor en el juego japonés. Es el nombre que el gangster japonés se ha dado a sí mismo por una especie de orgullo perverso.

Los Yakuza aparecieron en Japón hace mas de 350 años como jugadores, estafadores y vendedores  fuera de la ley en las ferias ambulantes. Se decía también que protegían a los pobres de las ciudades y del campo contra las bandas de nobles saqueadores. Según parece lo hacían con una habilidad y un coraje incomparables. Se dice que hasta hoy los Yakuza, acatan un código tan riguroso como el código Samurai del Bushido.

Extracto del film YAKUZA , producido por Warner Bros y dirigida por Sydney Pollarck.

A raíz de mi  articulo sobre el Iai-Do en el que reproducía una escena del film YAKUZA ( Sydney Pollarck, 1975), me han preguntado queriendo saber más sobre la mafia japonesa. Personalmente comparto esa admiración-identificación que suscitan los personajes anti-héroes por excelencia como el encarnado en el film por Ken Takakura. Con la intención de aportar un poco más de luz sobre sus costumbres y organización he redactado este pequeño articulo, que espero sea del agrado del lector. 

                                                YAKUZA

  Los Yakuza son una casta aparte. La sociedad japonesa los considera parias, y ellos se complacen con el papel que les adjudican. Los Yakuza se consideran a sí mismos condenados. Destinados a ser héroes dentro de su cosmos cerrado. La realidad de los Yakuza, no obstante es mucho menos novelesca de lo que parece a través del Cine y últimamente en los comic tipo Manga.

LA LEYENDA

La reunificación del Japón fue posible después de la batalla de Sekigahara, en la que venció Ieyasu Tokugawa en 1600 imponiendo al país una paz duradera que después de incontables guerras civiles dio un duro golpe a la casta de los guerreros. Medio millón de Samurai expertos en el arte de la guerra se vieron privados de empleo. samurai_tatoo

Los que tuvieron más suerte  se convirtieron en  comerciantes en los centros urbanos en ciudades como Osaka, Nagoya y Edo, la antigua Tokio. Otros se transformaron en funcionarios, filósofos, literatos, jugadores o actores ambulantes. Pero hubo otros, una gran mayoría, que iban por libre, frecuentando desafíos y vendiendo su espada al mejor postor. Este  grupo de gente era conocida como kabuki-mono (los ” locos “) y convertían sus ratos de ocio en actos de terror. Los kabuki-mono estaban compuestos por  Samurai excéntricos que caídos en desgracia como servidores del Shogun, pasaban de ser honorables servidores a Ronin .  Muchos se transformaron en bandidos, los “ Hatamoto-yakko” saqueando ciudades y aldeas mientras que erraban por todo el Japón. Unidos por la necesidad, se convirtieron en clanes que controlaban territorios convirtiéndose en mafias que se cuidaban de negocios poco originales como la prostitución y el juego, ampliando luego sus miras en el pasado cercano a las drogas y la “protección” a restaurantes, bares y pequeñas empresas no muy santas.

Los Yakuza ven a los Machi-yakko (servidores de la ciudad) como sus antepasados.  Estos servidores se levantaron  en armas defendiendo las aldeas y las ciudades del abuso y el dominio de los Hatamoto-yakko.  Naturalmente, estas milicias populares, no tardaron en transformarse en pequeños feudos organizados jerárquicamente, tomando a su vez el control del juego, la prostitución y extorsión de fondos.

En 1968, el Shogun reprimió a estos grupos de una forma sangrienta, apareciendo dos figuras que se agrupaban  en clanes para controlar el delito organizado; los Bakuto y los Tekiya.

Realmente la Yakuza más antigua no emergió ha mediados de 1700…  entre sus miembros se incluyen los Bakuto (jugadores tradicionales) y los Tekiya (vendedores ambulantes de la calle) siendo todos de la misma clase social:  pobres, sin tierras, delincuentes y desterrados.kusakabekimbeihommetatotg41

Los Tekiya eran estafadores que mentían sobre los orígenes y la calidad de sus productos.  Se unieron por necesidad de protección y el interés mutuo durante el régimen de los Tokugawa.  Todo lo que hicieron  a mediados del 1700, era legal (aunque quizás no ético) y conocido por las autoridades feudales de entonces, eso aumentó la potencia de los Tekiya.  Los Bakuto fueron quienes le dieron el nombre a la Yakuza y al tradicional hecho de cortarse un dedo .  Yakuza significa “ocho, nueve, tres” en japonés antiguo, es una mala jugada de cartas. Los jugadores profesionales hicieron de esta expresión idiomática la designación de toda cosa inútil. Por una ironía típicamente japonesa, los Yakuza reivindicaron entonces este termino para denominarse a sí mismos, reconociendo así la precariedad de su estatus social de perdedores. El propio nombre entonces refuerza una imagen de héroes sublimes, al limite.

bscap26La costumbre de cortarse un dedo fue utilizado como acto de compensación ante el Oyabun por un error cometido.  También fueron los que comenzaron la tradición de los tatuajes.

samurai_tattoo_swordLos Yakuza entonces comenzaron a organizarse en familias o clanes, adoptando un lazo de obediencia conocido como Oyabun-Kobun (rol/padre-rol/hijo) ,así como el estricto respeto por el secreto y el reconocimiento de una jerarquía, copiado todo ello de las cofradías de los Bakuto .  El Oyabun es el ” padre “, proporcionando consejo, protección y ayuda;  el Kobun actuaba como el ” hijo “, jurando lealtad absoluta y sirviendo siempre que el Oyabun lo necesitara. Este sistema feudal otorga el control total e incuestionable al Oyabun. Las promociones dependen de la conducta de los miembros del clan especialmente en las luchas entre familias. La habilidad y la lealtad hacia el Oyabun  cuentan enormemente, siendo entonces la promoción interna del Kobun de base muy difícil. Este comienza corrientemente por prestar servicio al Oyabun, haciéndole de recadero, haciendo sus compras y cuidando de sus hijos. Como puede verse una relación muy parecida a la  de un joven Bushi con su Sensei.

A finales del siglo XIX, la policía comenzó a hostigar a los bakuto ya que el juego fue prohibido, pero los tekiya ampliaron sus actividades, por lo menos en la superficie, era legal.  La Yakuza comenzó a salpicar a la política, introduciéndose a través de ciertos políticos y  funcionarios.  Cooperaron con el gobierno para conseguir cierto reconocimiento oficial, o por lo menos una cierta libertad del hostigamiento al que se les sometía. 

Las cosas cambiaron, cuando el puerto de  Pearl Harbour fue bombardeado en las islas Hawai.  Los miembros del Yakuza trabajaron a favor del gobierno, vistiendo  como enfervorecidos patriotas el uniforme. Otros, los menos comprometidos con la causa, ingresaron en cárcel.

EL RESURGIR EN UNA NACIÓN VENCIDA

Tuvieron que caer las bombas sobre Hiroshima y Nagasaki para que apareciera el verdadero mentor de la Yakuza moderna, el Oyabun  (2) Yoshio Kodama. Este verdadero primer godfather a la japonesa se hizo fuerte en 1950, después de haber tenido un misterioso pasado como agente de su país en el sudeste asiático, y de haber sellado un pacto de cooperación entre algunas bandas mafiosas y las autoridades que surgieron en Tokio una vez finalizada la Segunda Guerra Mundial. Durante los años de la ocupación las cuadrillas podían actuar con total impunidad puesto que la policía civil estaba desarmada.  A partir de Kodama todo fue diferente, la Yakuza no olvidaría sus métodos criminales pero su objetivo estaría en la mimetización de sus intereses con el mundo legal de los grandes negocios. La Yakuza comenzó a tomar otra forma durante este período, el gurentai, que se aprovechó del vacío de poder en el gobierno, pues la ocupación americana barrió lejos a las capas sociales altas de control el gobierno y los negocios. Durante este período, la Yakuza llegó a ser muy violenta, tanto a escala individual como colectiva. A principios de los 60 la Yakuza tenía 184000 miembros, siendo estos más que el ejército japonés, comenzando a salir fuera de sus territorios habituales, teniendo como resultado guerras sangrientas y violentas.  Masahisa Takenaka

Si hasta se supo que, a mediados de la década de los 70, Kodama actuó como representante de la empresa Lockheed en un escándalo que envolvió al ex primer ministro de Japón, Tanaka Kakuei.

Un verdadero especialista en estos temas, el periodista Takano Hajime, de la revista Business Week, considera que la verdadera infiltración de la Yakuza en las actividades corporativas y financieras del sistema se registra a partir de la década del 80, cuando en Japón se pusieron de moda las grandes especulaciones en los mercados inmobiliarios y de valores. Primero crearon fondos de inversión y luego se dedicaron directamente a la construcción y comercialización de propiedades de lujo. Las autoridades japonesas y las agencias de seguridad norteamericanas y europeas estiman que la Yakuza está involucrada en por lo menos sesenta grandes conglomerados empresarios y bancarios, y que maneja miles de millones de dólares provenientes de actividades desplegadas en Japón, los Estados Unidos y otros países. En los años 50 y 60, el cine japonés los convirtió en héroes con aire legendario, bellos gansters que sacrificaban sus vidas por los valores tradicionales del Japón. Sin embargo se dice que si esto fue así, se debió a que fueron ellos mismos quienes financiaron dichos filmes.

LAS ARTES MARCIALES Y LA YAKUZA

La practica de las artes marciales tradicionales es inherente en muchos de los miembros Yakuza. Especialmente la instrucción en el manejo del sable japonés (Katana) es parte de la base formativa de un miembro de relevancia. El  Kendo- Kenjutsu, Iai-Do- Iai-Jutsu y el Batto Do- Batto Jutsu así como Ju-Jutsu, Karate (especialmente este último en estilos de “contacto pleno”) u otras han sido  practicadas para conseguir una eficacia real de combate.

En sus luchas internas era bastante normal el uso de la Katana para resolver sus deudas, aunque actualmente se tiende cada vez más al uso de armas de fuego, menos “caballerescas” pero más efectivas. Por supuesto la practica que realizan estos miembros no se efectúa en un Dojo tradicional “normal”. Se buscan lugares afines donde el instructor y afiliados compartan una misma ideología. El objetivo primordial de estas practicas incide en demostrar el Valor y la Fortaleza además de obtener un elevado nivel de eficacia. El desprecio por la debilidad, el miedo o el dolor es patente en todo entrenamiento.kendoecoleagricolezk0

Algunos Maestros de Artes Marciales Tradicionales actuales, pero especialmente de los años 50 y 60 con renombre, han mantenido y mantienen contactos con la Yakuza, especialmente dentro de su carácter nacionalista. Asimismo, la Yakuza tiene a su vez instructores propios y Maestros de alto nivel, alguno de los cuales no se queda tan solo en conocimientos “teóricos” en su sistema de combate.

Existen también numerosas historias de Maestros de Artes Marciales que se enfrentaron en algún momento a la Yakuza, como el desaparecido Maestro de Karate Seikichi Toguchi, el cual se negó a pagar “protección” a la Yakuza local, por abrir un negocio y que fue atacado una noche por varios integrantes de la mafia japonesa. Dieciocho resultaron heridos y tres murieron. Este episodio todavía es recordado como Zanpa Misaki no Ketto (El duelo del Jefe Zanpa).

Otro Maestro que se enfrento a la Yakuza, fue el polémico Saiko Fujita, 14º Soke Koga Ryu Ninjutsu y 3er Soke Nanban Satto Ryu Kenpo. Un miembro de un Clan Yakuza, supo de un hombre invencible llamado Fujita y pidió una entrevista para desafiarle. Durante la misma en un restaurante Fujita pidió Sake y agua hirviendo  como para cocer la comida. Una vez hecho esto, tomo un cuchillo y corto un trozo de carne de su propio muslo de tres centímetros y lo metió en el agua hirviendo para luego colocarlo en el plato del Yakuza. Luego vertió alcohol sobre la herida para desinfectar e hizo un vendaje comprimido para parar la hemorragia. El Yakuza con los ojos saliéndole de las orbitas, se dio cuenta que tenia delante un hombre nada normal y levantándose abandonó el restaurante para no volver más.

LA ACTUALIDAD

Antes Bushi errantes caídos en desgracia, luego mercenarios y hoy día gansters ligados a sus tradiciones, los Yakuza se dividen en unos 24 clanes con un total de 90.000 miembros. El Yamaguchi-gumi es hoy en Japón el mayor sindicato y con mayor poder.  Los otros dos sindicatos importantes son Ichiwa-kai y Sumiyoshi-kai en el área de Tokio. 

yakuzaAl principio de los años 80, el  Yamaguchi-gumi controlaba cerca de 2500 negocios, los casinos de juego,  las inmobiliarias, e invertido económicamente en los deportes y en sociedades y empresas privadas.  En la actualidad también se dedican al narcotráfico, el contrabando y la pornografía.  En 1983 un alto cargo de la jerarquía se separó del clan  Yakuza del Yamaguchi-gumi y creó su propio sindicato, el Ichiwa-kai. En 1985 asesinaron al jefe fundador del Yamaguchi-gumi, originando una sangrienta guerra por el poder del clan.  Durante este conflicto el Yamaguchi-gumi saltó a los E.E.U.U. para financiar su guerra. Es por aquella época que la mayoría del mundo occidental conoció el nombre de la Yakuza, ya que Hollywood comenzó a explotar el miedo por la Yakuza.

Es en Hawai, al final de los años 70, que los Yakuza fueron detenidos por vez primera fuera de Japón. Desde esa fecha, no han cesado de tener contactos con los traficantes de droga americanos. Pero el fenómeno Yakuza no se limita tan solo a la actividad criminal, sino que su aspecto más inquietante es su militarismo político. La Yakuza representa (según Kaplan y Dubro en su obra), el equivalente de una alianza entre el Ku Kux Klan y la mafia siciliana. Admiradores incondicionales del Emperador, nostálgicos de los valores guerreros del Japón feudal, los Yakuza mantienen lazos con los medios extremistas ultra-nacionalistas. En algún sentido y tal como ellos lo entienden, se consideran los últimos herederos de los Samurai.

yakuza2A la  Yakuza se le acusa hoy de desempeñar un papel importante en crear la ” economía de la burbuja ” de finales de los años 80…  Aprovechándose de la fiebre de la especulación de la época, especialmente en el negocio de las propiedades inmobiliarias, los clanes encontraron mucho campo de acción.  “ Los implicados en el negocio de la jiegeya, por ejemplo, visitaban una pequeña comunidad antigua de propietarios cuyas casas y apartamentos estaban concentrados a la sombra rascacielos del centro de la ciudad y persuadían a sus propietarios para que vendieran sus casas y terrenos”. La utilización de las tácticas mafiosas (jiegeya) practicadas por Hiroshi Asaji se extendieron, realizando acciones como por ejemplo  “colocar altavoces estéreos que resuenan al lado de la casa de un propietario obstinado o emplear a unos matones que le rompieran unas cuantas costillas”.

Estos clanes contactaban entonces con las compañías importantes de las empresas inmobiliarias, a quienes ellos vendían las propiedades a un precio muy superior al que las habían adquirido.  Estas compañías inmobiliarias conseguían los terrenos para construir sin el trabajo de echar a los inquilinos y a un  precio que les permitía un buen negocio, así que comenzaron a comprar inmuebles a cualquier persona o entidad fuera o no Yakuza o tuvieran relación con ella. Una vez que las conexiones fueran establecidas  con las instituciones financieras, la Yakuza y conociendo perfectamente el  negocio de la jiegeya  comenzó a introducirse en el negocio de las propiedades inmobiliarias, edificando y construyendo campos de golf  que explotaban ellos mismos.  Esto les permitió blanquear el dinero conseguido por otros medios ilegales, a la vez que les daba cierto aspecto de legalidad allá por la mitad de los 80.

Ésta no era la única manera que la Yakuza utilizó para conseguir un equilibrio con respecto al sistema financiero japonés.  El Ministerio de Finanzas, a finales de 1984, solicitó la aportación del  Yamaguchi-gumi  reinvirtiendo en Tokio en detrimento de las inversiones exteriores de  la Yakuza Kanto, participando en la influencia ejercida sobre  la actividad bancaria, los intereses mutuos de financiamiento que eran pequeños en el término de activos y tenían una débil capacidad de gerencia, puesto que los grandes bancos habían incurrido en pérdidas masivas por  la especulación equivocada de terrenos e inmuebles.  Aprovechándose de esta situación, el Yamaguchi-gumi no solamente amplió su territorio de negocio sino que también comenzó a obrar recíprocamente de forma abierta con la gerencia superior de las grandes entidades bancarias con el consentimiento del Ministerio.

En la actualidad la Ley japonesa los a convertido poco más que en invisibles ya que en 1992 el Gobierno declaró una Ley antibandas que los sitúa fuera de la legalidad. Se le prohibió exhibir  la insignia y el nombre de su clan así como cualquier otro símbolo. Sin embargo no se les a erradicado, ni hecho desaparecer del todo.

Siguen controlando el juego, la droga y la prostitución, además pujan en la bolsa, son los secuaces de la extrema derecha japonesa  y se han especializado en infiltrase en las estructuras legales del mundo empresarial y financiero. 

Antes pactaban con la Ley, ahora están fuera de ella, aún así sólo en Tokio controlan unos 2.500 negocios y cientos de millones de dólares al año. Utilizan como tapaderas organizaciones religiosas, políticas y de negocios.  

COSTUMBRES YAKUZA

Las costumbres de la Yakuza se deben a un exigente y riguroso código de conducta típico de la antigua sociedad del Japón denominado Giri (Obligación).

waka-oyabunEl grado máximo en la Yakuza es el  Oyabun o Oyaji quiere decir “buen padre”.
Las
clases de Yakuza son; 1.Oyaji, 2.Anego (quiere decir la mujer del Oyaji), 3.Nidaime (significa el heredero del Oyaji), 4.Kumiin (significa “miembro”), 5.Chinpira (significa el matón de barrio), 6.Teppoudama (significa pistolero).

Es muy conocido el hecho de cortarse la ultima falange del dedo meñique de la mano izquierda cuando cometen un error. Esto junto con los tatuajes son los símbolos más espectaculares y conocidos concernientes al universo de los Yakuza, pero no especialmente los más importantes. Lo que cuenta  ante todo en el interior de los clanes, es la Disciplina, el Coraje y la Lealtad, ese pensamiento lleva a sus miembros hasta la muerte si es necesario. El robo, la violación, la traición, la desobediencia o la cobardía no son solo graves delitos, sino que afrontan directamente la reputación y el honor del clan. Las penas por estos crímenes son en orden decreciente; la muerte, la expulsión (los expulsados no pueden encontrar trabajo en ningún otro clan) y por fin , el ceremonial Yubitsume. El culpable debe de cortarse la ultima falange del dedo meñique y ofrecérsela al Oyabun, envuelta en una tela de seda. Esta es una herencia  proveniente del barrio “Yoshiwara” en Tokio, costumbre  que indicaba la devoción de una prostituta hacia su proxeneta. Esta auto mutilación  tenia también una consecuencia practica. El individuo que la llevaba a cabo veía sus capacidades para combatir  extremadamente reducidas: la presión del dedo en cuestión, es en efecto indispensable para coger adecuadamente con las manos el  sable. Según datos de la policía japonesa, en 1971, el 42% de los Bakuto presentaban esta mutilación, y el 10% de entre ellos la  habían cumplido en al menos dos ocasiones.

La Yakuza es una sociedad de hombres que no confía en las mujeres. La única mujer visible del grupo es la esposa del Jefe, llamada Anego (“hermana mayor”). A elle se le guarda el mismo respeto que al Jefe, pero no interviene en el “negocio”, su posición dentro del grupo se limita a ser la esposa del Jefe. La desconfianza hacia la mujer, es debida a la creencia de que esta es un ser débil que no han nacido para luchar. Este es un concepto totalmente machista, por el que opinan que para un miembro de la Yakuza, lo más importante es el coraje y en una batalla se debe estar dispuesto a morir por su Clan y su Oyabun. El hecho de que piensen que las mujeres han nacido para ser madres y cuidar e sus hijos y maridos hace que su inclusión en los negocios del grupo sea imposible. En caso de ser torturadas, piensan que podrían delatar las actividades y a sus miembros.

En defensa de su imagen alegan que no matan a katagis (personas no Yakuzas) y que sólo actúan por su código de honor. Tiene prohibido matar a un civil, el robo es vergonzoso, son especialmente orgullosos y odian el ser insultados o que no se les dé el trato adecuado a su estatus. Una venganza común entre ellos es violar a la hija o a la hermana del enemigo.

LOS SÍMBOLOS DE IDENTIDAD

A los miembros de la Yakuza se les puede reconocer por sus trajes a la moda, gafas negras, pelo corto y los brazos tatuados. Los jóvenes se visten ahora en plan hip-hop y son más violentos y descontrolados.

GD*3445729Los famosos tatuajes, son el símbolo por excelencia de los diferentes  clanes Yakuza. El numero de tatuajes no crea la diferencia entre los diferentes miembros de un clan, es decir no es más importante el que más lleva. Los motivos que se tatúan van desde dragones y carpas a paisajes de guerreros Samurai con sus armas en la mano. Los diferentes clanes no tienen símbolos propios, ya que los tatuajes Yakuza están basados en antiguas leyendas japonesas. Se trata de que el cuerpo sirva como expositor para expresar una épica historia tradicional japonesa con la que se identifican. No obstante no son de uso exclusivo de los gansters japoneses. Un gran numero de artesanos cuyo trabajo les obligaba a trabajar medio desnudos, también escogían esta practica del tatuaje, dando nacimiento a verdaderas obras de arte. En los filmes dedicados a la Yakuza, la escena donde el héroe muestra sus tatuajes, es siempre uno de los momentos fuertes de la trama. Para los Yakuza el hecho de tatuarse, era sobretodo una prueba de virilidad y de capacidad de sufrimiento, aguantando las largas y dolorosas sesiones de tatuajes que les cubren casi todo el cuerpo (a excepción de la cara, las manos y los pies) con entrelazados dibujos  de flores, animales, semidioses y demonios. Pero la modernidad obliga, los Yakuza de hoy han abandonado mayoritariamente el método tradicional haciéndolo con aparatos eléctricos, lo cual es más rápido y sobretodo menos doloroso.

EL CINE YAKUZA

Naturalmente, la literatura popular y como es lógico el cine, no podían sustraerse e ignorar el universo fascinante de la Yakuza. El impacto del filme Yakuza (The Yakuza) de Sydney Pollarck, escrito por Paul Schrader (que más tarde produciría una biografía del malogrado escritor y ferviente nacionalista Yukio Mishima,  el cual también era un gran admirador de los Yakuza), interpretada por Robert Michum, Ken Takakura y la bella Keiko Kishi, fue decisivo para el conocimiento del fenómeno en el mundo occidental.  En los antiguos tiempos  al final de la época de los Tokugawa, los Yakuza eran jugadores itinerantes que resolvían sus diferencias a golpe de sable.

En 1949, Kurosawa dio una soberbia imagen de los gansters japoneses en su filme “El Ángel borracho”, en donde contaba la tempestuosa amistad entre un medico alcohólico (Takashi Shimura, el líder de los “7 Samuráis”) y un joven malhechor tuberculoso.

Es a principios de los años 60 cuando los Yakuza, se pusieron a la misma altura con los héroes por excelencia de los filmes; los tradicionales Samurai, de los cuales resaltaba la figura de Toshiro Mifune.

El verdadero artífice de esta imagen aparecida en el cine es sin duda el maestro del genero Seijun Suzuki. Desconocido por los historiadores del Cine, este inspirado autor aparece hoy como el maestro de un genero finalmente muy conformista, dotado de una  personalidad fuerte y original.

Todos los seguidores nostálgicos de filmes de policías que Wang Yu, rodó con Lo Wei en los principios de los años 70,KOI001AA tienen siempre en mente las imágenes de un “desperado” romántico que deambula por bares y discotecas entre Hong Kong y Tokio. Director de “La Vida de un Tatuado”, muestra en esta obra un Japón rural y tradicional que detiene una ultima mirada llena de ternura sobre su pasado y sus paisajes, transformados por la guerra y su fulgurante reconstrucción.

Los ritmos utilizados, de Jazz y de Twist, los Blues con sus baladas nostálgicas, la mirada de una mujer al filo de una vía de tren, observando como se aleja el tren que se lleva a su amado. El trato romántico y duro de las formas en que se llega a pertenecer a la Yakuza. El gusto por la acción gratuita, el sentido de una libertad confusa, pero real, y la soledad. Moral un poco triste, pero llena de una particular salud.

ken_takakura_yakuza2La aparición del anti-heroe Ken Takakura como estrella, impuso un tipo de Yakuza moderno y romántico, lejos de los arquetipos anteriores de jugadores itinerantes y espadachines mediavales. Y por supuesto muy lejos de los verdaderos Yakuza, alborozados por verse así magnificados en una serie de filmes posteriores producidos por compañías que las malas lenguas pretenden que las fuentes de financiación no siempre fueron muy claras. Inmutable de un filme a otro, el personaje de Ken Takakura se muestra siempre solitario e impulsivo (muy diferente en comparación a la realidad de la sociedad japonesa y de los Yakuza en particular). Siempre evoluciona en un decorado urbano contemporáneo, amparándose en el Ninkyodo, el código de Honor de los Yakuza (por un lado el Giri, el sentido del deber y la obligación, y por el otro, el Ninjo, el sentido de la compasión, la humanidad). Armado tan sólo de su katana, se lanza al asalto del Building ultramoderno que sirve de guarida  a los acólitos del malvado Oyabun chino o coreano, que encarna de una manera hipócrita la horrible cara del modernismo japonés.

En esa época  numerosos universitarios, arrancados de sus raíces provincianas, se encontraban, trabajando como simples asalariados, hombres grises en el corazón de las grandes urbes japonesas. El héroe encarnado por Ken Takakura, que no transmitía el carácter trágico y atormentado de sus antepasados vestidos a la manera tradicional, permitía una identificación más fácil en un tiempo donde el Japón descubría su incipiente prosperidad. Takakura, encarnaba una posible revancha social frente al poder absoluto del patrón, y sobretodo, una enorme  esperanza de utópica libertad frente a una “Gran Empresa” , observando a su personaje  como el ejemplo  de un camino más humano, menos robotizado. 

“Natsu-gusa ya Tsuwamono domo ga Yume not ato”

“La hierba seca del verano!. Eso es todo lo que queda de ese sueño que fueron los guerreros”.

                                                                              autor: Sergio Hernández Beltrán

 

 (1) La traducción literal de este nombre según Brinkley, sería “hombre ola” y significaba uno que se movía continuamente a la ventura de acá para allá como las olas del mar. Extraído de “Los Secretos del Samurai” de Oscar Ratti y Adele Westbrook.Editorial Alianza Deporte Madrid 1994

* Literalmente, “hombres de la ola” o samurais errantes”. Un guerrero excluido del clan y por lo tanto considerado un proscrito, un fuera de la Ley – de la Ley de los hombres- un bohemio. Liberado de cualquier deber u obligación hacia un señor o amo, recorría los caminos con sus armas como única posesión terrena.

Estos caballeros andantes eran también conocidos como SHUGYO-SHA, los hombres que viven austeramente. Extractos del libro “Ronin; La Vía del Guerrero Errante” de Carmelo H. Ríos. Nota del autor.

(2) Oyabun, literalmente Jefe o Patrón, “buen padre”.

 

 

BIBLIOGRAFÍA

 

Karate-Bushido

Yakusas; Les Samourais hors-la-loi. nº 220

Les noveaux seigneurs féodaux du Japón. nº 317

 

Arts Martiaux

Yakusa nº 41

 

 

 

Etiquetas:

3 Respuestas a “YAKUZA

  1. Hijinio Del Santuario

    19/01/2011 at 6:55 am

    Muchas gracias por la informacion camarada, justamente estoy en estos momentos metido dentro de la saga de “The Yakuza Papers” y me ha dejado con ansias de saber mas acerca de la sociedad del crimen japones… y despues de leer esta recopilacion sobre los Yakuza he quedado un poco mas al corriente del asunto… buen blog, hasta luego…

     
  2. Aficionado a la Yakuza (?

    22/08/2011 at 3:25 pm

    Muy interesante la información, gracias ^^

     

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: