RSS

Entrevista al Shihan Toshihiro Oshiro

16 Oct

                     Articulo publicado en la revista El Budoka nº 378

 

 

Entrevista al Shihan Toshihiro Oshiro

Por Jordi Sala

Redacción de EL BUDOKA

 

 

Tras la clase privada que el Shihan Toshihiro Oshiro dictó para los profesores de la asociación Okinawa Dento Kobudo Kyokai, señores Cristóbal Gea, Leoncio García, Jesús Arjona (que ejerció de intérprete) y Sergio Hernández, este nos concedió una entrevista con la presencia de todos los anteriores.

Muy sinceramente agradecemos la amabilidad del maestro Oshiro que tras el largo y duro curso se prestó a la sesión fotográfica y a la entrevista. La intermediación de su alumno Sergio Hernández fue imprescindible: Gracias de nuevo Sergio! Les dejamos con la entrevista con un MAESTRO como los hay pocos…

 

 

Buenas noches Shihan Oshiro. Gracias por su amabilidad al concedernos esta entrevista.

Díganos, ¿Cómo le va en el Oshiro Karate Dojo en San Mateo, California?

Bien, gracias… Al Dojo, fundado en el año 1981, a día de hoy el ochenta por ciento de los alumnos que acuden son niños, el veinte por ciento restante son adultos. Lo que se enseña a los niños –Karate y Kobudo– es más bien un ejercicio físico a pesar de que también algunos niños/muchachos lo entrenan de cara a las competiciones y torneos. Para los adultos por supuesto también es un ejercicio físico, pero hay un grupo de alumnos ‘avanzados’ a lo que les enseño el arte marcial antiguo.

 

La Ryukyu Bujutsu Kenkyu Doyukai que usted codirige tiene representantes en los Estados Unidos y en Europa (Dinamarca, Francia, Alemania y España). ¿Cuál es el cometido de esta asociación? ¿Quién es el máximo dirigente?

El máximo director es mi Sensei, Chogi Kishaba, pero él entrena Goyu-ryu Karate-do y es mi profesor de armas. El propósito de esta Organización es enseñar, estudiar e investigar las antiguas artes marciales de Okinawa.

 

En cuanto al Yamanni Chinen-ryu, actualmente la autoridad más reconocida de este estilo es el Sensei Chogi Kishaba ¿correcto?

Así es.

 

¿Cómo se encuentra a día de hoy Kishaba Sensei? ¿Que puede decirnos de él?

Bueno, es un persona de edad avanzada… pero no tanto cuando uno le ve moverse. Tiene algo más de 70 años de edad, pero por sus conocimientos parece que tuviera muchos más. Yo he contrastado opiniones y conocimientos con muchos otros maestros pero sin duda alguna Kishaba Sensei es uno de los que más conocimientos atesora sobre artes marciales.

 

Usted fue alumno de Sensei Kishaba, pero hemos leído que él jamás abrió una escuela, por lo que sería difícil y complicado ser discípulo suyo ¿no es así?

Bueno, cuando yo entrenaba con él no tenía dojo propiamente dicho, yo iba a su casa a entrenar con él. Para ser su alumno era imprescindible poseer una recomendación, sin ella no hubiera podido entrenar con él.

 

Díganos ¿Quién le recomendó?

Su hermano mayor, mi profesor de Karate. Él fue el que me recomendó.

 

¿De que estilo de Karate se trata?

Shokei Kishaba me instruyó en Shorin-ryu.

 

Shima Masao Sensei fue su primer maestro de Karate ¿Qué aprendió con él?

Shorin-ryu. Me instruyó desde lo más básico hasta Chinto.

 

Y más allá de la parte física ¿Qué enseñanzas, qué valores adquirió de su primer maestro?

Pues algo muy importante: cómo estudiar Artes Marciales… cómo estudiar Artes Marciales de otros maestros. Jamás me dijo entrena sólo conmigo. Me dijo: “Si encuentras a un buen Sensei y estudias con él, aprende de él, pero aprende sólo la parte buena”. Me insistió en que no tuviera temor de aprender de otros…

 

Pero… ¿Esto no es muy frecuente?

Antiguamente en Okinawa sí era habitual…

 

Pero en el Japón…

Yo no sé lo que pasa en el Japón, yo le hablo de Okinawa que es donde aprendí. Y donde si era normal esta actitud.

 

Oshiro Sensei, tengo entendido que usted abandonó la práctica con el bo por que no era lo que buscaba y dio con el bojutsu de Yamanni Chinnen-ryu ¿Qué encontró en este ryu?

Yo practiqué el Bo antes, pero cuando empecé a practicar Yamanni-ryu no sabía que era tan diferente a lo que hacían los demás, yo suponía que los demás hacían lo mismo que yo, pero más tarde me fui dando cuenta de que era muy diferente a todo lo demás… al principio no tenía ni idea.

¿Qué es lo que encontré? Pues que muchos estilos de Okinawa de armas son ramas que han salido del Yamanni ryu. Hay quien intenta hacer los movimientos más deportivos entrenando Yamanni ryu, más modernos; practicando mi estilo he encontrado muchas cosas de Karate, porque el Karate también se ha convertido en un Karate deportivo.

 

Quizá algunos puntos por los que Yamanni Chinnen-ryu es más efectivo sería Koshi (rotación de las caderas), Zamaku (contracción del cuerpo) así como la forma de sus desplazamientos, que es específica y característica de la escuela. ¿Que podría decirnos al respecto?

Todos los estilos deberían tener esos puntos fuertes, la parte más fuerte de Yamanni Chinnen-ryu es Seichusen, la línea central y Embusen, el camino del Kata. Quizá ellos –refiriéndose a los demás testigos de la entrevista– que han practicado otros estilos podrían responder mejor a esta pregunta, pero para mi cualquier característica de Yamanni-ryu es tan importante como otra. Yo no he practicado otros estilos para poder comparar tales características.

 

Al principio de residir en los Estados Unidos, usted no enseñaba Kobudo ¿Fue esa una decisión deliberada?

Tras cinco años de vivir en los EE.UU. acudí a Las Vegas para una demostración donde conocí a muchos otros maestros de Karate. Ahí se dieron cuenta que lo que yo hacía era muy diferente, entonces di un curso y 70 maestros fueron a mi curso. Creo que me equivoqué porque fui muy duro, enseñé una forma muy dura, enseñe la forma tal y como yo la aprendí. Fueron dos días muy duros. A todo el mundo le encantó y dijeron que al año siguiente volverían… Al año siguiente no vino nadie.

 

[El tono del Shihan Oshiro provoca que a algunos de los asistentes se nos escapen una suaves carcajadas]

 

 

¿Pero porqué al principio no enseñó Kobudo?

Porque yo fui a los EE.UU. a enseñar Karate a un dojo que ya estaba abierto y en el que había que cubrir una vacante. Por ese motivo, por ningún otro.

 

[El maestro Oshiro fue a sustituir a un maestro que había fallecido recientemente en un accidente de tráfico –apunta Sergio Hernández–]

 

Sin embargo, cuando comenzó a dar clases en los EE.UU. tuvo que crear Kata más simples, así que adaptó la existencia de Ryubi-No-kun al estilo Yamanni-ryu con la autorización de Kishaba Sensei…

No exactamente. Todo esto fue por orden de mi Sensei. Yamanni era demasiado difícil: Lo primero que tratamos de introducir fue Suishi-No-kon, estuve durante dos horas enseñándola y tras esas dos horas nadie había aprendido nada, con lo que tuve que hacer algo todavía más sencillo, así que por ejemplo para enseñar el Kata Sakugawa no kun, me dijo que hiciera un paso previo más sencillo para poder luego entender el otro Kata, que es la que quería enseñar. Así que junto con Ryubi-no-kun son Katas que están hechos para entender cómo hacer el Kata  Sakugawa…

 

Hay quien opina que la competición es una parte más del arte marcial. En cambio usted lo enfoca de forma distinta, que para preservar el Yamanni-ryu, la parte deportiva facilitará su entendimiento por el público. Ahora bien, los que deseen ir a un nivel más elevado deberán enfocarlo y trabajarlo como Arte Marcial. Por lo tanto usted opina que si sólo se preserva como un arte marcial, su futuro es incierto…

…Siguiendo con el tema de los Katas, quizá primero deberíamos entender algo muy importante sobre ellos: Incluso los Katas, los viejos Katas de Karate no están sólo creados por el movimiento como arte marcial, sino que también son un ejercicio físico en sí mismo. Estoy plenamente convencido que más importante que intentar mostrar a la gente de artes marciales de Karate qué movimiento es un movimiento deportivo y qué movimiento es un movimiento de arte marcial, esto es una competición deportiva, esto es arte marcial… Pero ¿Cuál es la diferencia? Intento explicar a los alumnos qué parte del Kata pertenece a un ámbito y al otro. Les doy un objetivo que trabajar. Una meta que conseguir y poco a poco van avanzando. Dándoles ese objetivo y explicándoles la diferencia entre una cosa y la otra progresan mucho más. En los antiguos Katas hay movimientos más físicos e incluso algunos enfocados a la salud y todo esto hay gente que lo mal interpreta afirmando que a mi me gustaría separar la parte deportiva de lo que es arte marcial y esto no es cierto en absoluto; yo sólo pretendo que la gente sepa lo que es una cosa y lo que es la otra y que los estudiantes puedan ponerlo en una balanza.

Originalmente los Katas de Karate también se practicaban con misiones puramente físicas, para mantenerse en forma, que no era arte marcial puro cada movimiento.

Sinceramente yo no veo nada negativo en las competiciones, ni mucho menos; pero tampoco veo nada malo en las personas que no quieren competir.

 

Leíamos en uno de los muchos artículos que escribe nuestro colaborador, el maestro Sergio Hernández, que en su visita a su Dojo de San Mateo (California) usted además de la instrucción física, también le dedicó un buen tiempo a la instrucción moral, espiritual del Artes Marcial. Le hablaba de otros conceptos menos tangibles… ¿Le da usted mucha importancia a estas charlas con los alumnos más avanzados?

Para mi eso es fundamental. Es una parte importantísima del Karate que yo transmito. Es el corazón del Karate, el tronco central. Con los alumnos más avanzados por supuesto, con Sergio ya hace tiempo que trabajamos esos aspectos, pero también con los más pequeños, para que vayan impregnándose de determinadas enseñanzas y experiencias que les formen como personas y artistas marciales. Con los pequeños empiezo con cosas sencillas, como que no se metan en líos ni se pelen por la calle, o que ayuden en la limpieza del dojo (añade Sergio Hernández)… También deben comprender que el pago de una cuota mensual les da derecho al uso de unas instalaciones, de unas duchas, de unos vestuarios, de una sala de fitness, etc. en definitiva de entrar a un club o gimnasio, pero no de recibir las enseñanzas de un maestro, de integrarse a un linajes de cientos de años, eso debe ganarse con esfuerzo y dedicación… eso ya es el Budo.

 

Nada más, no le quitamos más tiempo. Arigatou gozai mashita.

Anuncios
 
Deja un comentario

Publicado por en 16/10/2008 en Uncategorized

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: