RSS

EL TOYAMA-RYU BATTO-JUTSU Y LA FORMACIÓN DE LOS OFICIALES JAPONESES, LOS “ULTIMOS SAMURAI”. (2ª Parte)

09 Oct

Articulo publicado en la revista El Budoka nº 385


Aunque cambiemos nuestras sandalias, nuestro viaje continua – Okakura Kazuko

Los Samurai y su modo de vida fueron oficialmente abolidos en los primeros años de 1870.

No había lugar para los hombres avezados en la lucha, para los guerreros, para los Samurai.

Pero el Bushido, el código del Samurai todavía fue preservado intacto por las familias del guerrero, y enseñado al cuerpo de oficiales del Ejército y Armada Imperial japonesa.

Esos oficiales llevaron a sus hombres a los teatros de una guerra que fue el último gran conflicto mundial, con un inigualable espíritu que asombró al mundo entero y aún hoy perdura su recuerdo.

Fueron esos oficiales y el código del Bushido, quienes hicieron adquirir a los soldados japoneses una reputación de ferocidad implacable en todas las batallas que libraron.

Esta es la segunda parte del articulo de los que fueron a mi entender, los últimos Samurai del Emperador, aquellos que se enfrentaron con sus espadas en un época donde estas habían desaparecido hacia mucho de lo campos de batalla…

Gorra de oficial del ejercito imperial japonés. Obsérvese la banda y el ribete rojo junto a un Gunto, espada militar modelo 98.

Gorra de oficial del ejercito imperial japonés. Obsérvese la banda y el ribete rojo junto a un Gunto, espada militar modelo 98.

El uniforme de los oficiales japoneses

Como la tropa, los oficiales recibían en 1930 el uniforme de cuello recto característico por los distintivos de unidad de diversos colores y las marcas del grado bajo la forma de galones de hombro. La gorra caqui presentaba una banda y un ribete superior rojo para todos. Su estrella frontal era dorada (y en una corona de hojas para la Guardia). Visera y el barboquejo de cuero brillante, botones dorados grabados con la flor del cerezo.

En 1938 fue introducido el uniforme modelo 98:

– Guerrera de cuello vuelto portando los galones del grado, cerrada por un cinturón de tela caqui. Una lengüeta en el costado izquierdo para pasar el colgador de la espada, un pequeño botón en la parte inferior permitía cerrarla. Al lado derecho, una falsa lengüeta es colocada por estética.

– En el uniforme de campaña, el pantalón de caballería remplazaba al pantalón de pata recta, llevado con botas negras, provistas de espuelas para los oficiales superiores que eran jinetes.

Los oficiales tenían una capa y un impermeable cruzados en dos hileras de seis botones de cuero y con una capucha amovible. Los galones del grado estaban cosidos en el cuello, como sobre la guerrera. Existía también un abrigo recto muy antiguo, sin mangas, especie de larga capa provista de un capuchón. En 1938, los galones de grado de nuevo modelo fueron añadidos;

Oficial de la Guardia Imperial. Observar la corona de hojas que rodea la estrella de la gorra. En su mano porta un Gunto katana modelo denominado  tipo 3.

Oficial de la Guardia Imperial. Observar la corona de hojas que rodea la estrella de la gorra. En su mano porta un Gunto katana modelo denominado tipo 3.

La gorra ligera era similar à la de la tropa, pero los botones del barboquejo eran metálicos, dorados con la flor del cerezo. La estrella estaba bordada en hilo de oro,

Oficial en parada con el uniforme modelo 98 de cuello vuelto entregado en 1938. Gorra ligera, pantalón de caballeria y botas de montar. Porta un Shin-Gunto denominado tipo 3.

Oficial en parada con el uniforme modelo 98 de cuello vuelto entregado en 1938. Gorra ligera, pantalón de caballería y botas de montar. Porta un Shin-Gunto denominado tipo 3.

y normalmente colocada en un pentágono de tela de fondo.

El casco de acero era idéntico para la tropa y los oficiales.

Un poco de historia: el estilo Toyama-Ryu

En el año 6 de la era Meiji (1904), se inauguró Rikugun Toyama Gakko (colegio militar Toyama) en la localidad de Tokio (Shinjuku), hasta que en 1937 fue desplazada a 40km al sudoeste, cerca de la ciudad de Zama. Allí permaneció hasta que fue cerrada en 1945

La escuela se especializaba en practicas de tiro, preparación física, defensa personal y manejo de la espada, para formar a los dirigentes del ejercito.

Concretamente en el campo de manejo de la espada, reunieron a los maestros de cada escuela (estilos de Iaido / Kenjutsu) formando un nuevo estilo que se denominó Toyama-Ryu.

La academia Toyama tenía seis grandes dojo para la practica del Kendo y uno para el Jukenjutsu (1) la practica del uso de la bayoneta. Todos los dojo tenían una longitud de 60m y un ancho de 12m.

Pero el estilo Toyama Ryu no nació por si solo.

En el año 4 de la era Taisho (1916) comenzaron a evolucionar del manejo de sables de una mano del tipo occidental a espadas militares denominadas Gunto (2) utilizadas con las dos manos.

Entre los años 8 y 9 de la era Taisho (1920 – 1921), comenzaron la investigación para mejorar la capacidad de ataque en los combates de cuerpo a cuerpo y la enseñanza del manejo de espada corta (wakizashi y bayoneta).

De entre los que desarrollaron las técnicas de espada corta, se seleccionaron a los mejores para mejorar las técnicas de Ryote Gunto Jutsu (manejo a dos manos del Gunto).

En el año 13 de la era Taisho (1925), con la inauguración del dojo principal del colegio militar Toyama, pusieron en práctica enseñanzas para dar técnicas y estrategias para su utilización en la lucha de guerrillas a todos los soldados que llevaban Gunto (新軍刀).

Ya en el año 14 de la era Taisho (1926) se instauró como nombre del estilo el de Toyama ryu Iai jutsu.

En 1925 Morinaga Kiyoshi que era primer teniente y director del Kenjutsu Kenkyu Kai.- Comité de

investigación de la técnica con espada de la academia Toyama – fue el encargado de ayudar a crear un

Oficial en uniforme de campaña con la gorra ligera similar a la de tropa. La estrella estaba bordada en hilo de oro, y normalmente colocada en un pentágono de tela de fondo. Porta un Gunto modelo 98 con saya (funda) denominada como informal, posiblemente de metal o madera revestida de cuero.

Oficial en uniforme de campaña con la gorra ligera similar a la de tropa. La estrella estaba bordada en hilo de oro, y normalmente colocada en un pentágono de tela de fondo. Porta un Gunto modelo 98 con saya (funda) denominada como informal, posiblemente de metal o madera revestida de cuero.

sistema práctico en el uso de la espada japonesa en el campo de batalla moderno con el fin de incorporarlo

Suboficial japonés impartiendo instrucción de combate a civiles (mujeres) con bambú afilados, posiblemente a finales del ultimo conflicto Mundial. Puede observarse la lengüeta de la que cuelga un Gunto modelo 95 conocido como Gunto NCO (Non Commissioned Officer’s; Gunto para Suboficiales). Además porta la clásica gorra ligera similar a la de tropa y pantalón de caballeria con botas de montar

Suboficial japonés impartiendo instrucción de combate a civiles (mujeres) con bambú afilados, posiblemente a finales del ultimo conflicto Mundial. Puede observarse la lengüeta de la que cuelga un Gunto modelo 95 conocido como Gunto NCO (Non Commissioned Officer’s; Gunto para Suboficiales). Además porta la clásica gorra ligera similar a la de tropa y pantalón de caballería con botas de montar

como una asignatura de estudio en al academia. La idea era utilizar las técnicas mas eficientes de los estilos clásicos de Iaido, Iaijutsu y Kenjutsu.

En nombre del ejército japonés, entró en contacto con el Maestro Nakayama Hakudo célebre por ser un importante Maestro del estilo Muso Jikiden Eishin Ryu Iaido y ser el fundador del Muso Shinden Ryu. De tal modo que le solicitó su ayuda en la compilación de un sistema en las técnicas de espada que se podrían utilizar en el campo de batalla.

El segundo paso en la creación de este etilo militar, era analizar los informes de los expertos en grandes batallas de la historia reciente de Japón. La conclusión a la que llegaron basándose en las heridas y muertos de la batalla de Satsuma en 1877, era que el corte mas común y eficiente era el denominado “Kesa giri” un corte realizado diagonalmente hacia abajo, causa principal de casi todas la lesiones fatales (foto14) .
La conclusión sobre todo esto fue que la base técnica del nuevo estilo era el “kesa giri”.

El resultado del trabajo de la Kenjutsu Kenkyu Kai y el sensei Nakayama fue un nuevo estilo que nació en 1925 y que en principio se llamó Gunto no Soho (3) que consistía en cinco Kata y tameshigiri (prueba de técnica de corte). Para este cometido se utilizaban “makiwara” que consistían en rollos de paja de arroz que se hundían en agua para que estuvieran sólidos y húmedos como el cuerpo humano.

En 1939, el Gunto no Soho fue redefinido, la razón de esta reforma fue la escasa utilidad durante la guerra en Manchuria entre el Japón y la China.

El Sensei Morinaga sirvió en varias ocasiones cumpliendo con su deber de instructor destinado en la Academia Militar de Toyama (Toyama Gakko), con los grados de Teniente, Capitán, y Comandante. Más tarde, a partir de 1939 hasta 1945, siendo Teniente Coronel Morinaga Kiyoshi fue destinado como Director de la Academia Toyama. Como tal, fue el responsable de ampliar el plan de estudios del iai a partir de los cinco kata establecidos a siete. Esto se logró suprimiendo la versión del año 1925 de la forma numero cinco, y agregando una nueva forma cinco junto a otras dos, la seis y la siete.

Hubo tres fases de evolución y desarrollo del Gunto Jutsu.

1ª, Hasta el año 4 de la era Taisho (1916), definición y desarrollo de las técnicas de Gunto Jutsu en general. (kenjutsu)

2ª, En el año 14 de la era Taisho (1925), desarrollo del “Batto jutsu“, desenvaine, envaine y cortes con los Gunto, además de cinco kata (formas) fáciles de aprender.

3ª, Corresponde hasta el cierre de la escuela militar Toyama, se centraron en el “Tameshiguiri” (pruebas de corte), puntos a tener en cuenta como etiqueta, y se fijaron siete kata (formas) que fueron la base de lo que se conoce hoy como Toyama ryu Iaido.

En noviembre del año 16 de la era Showa (1941) en el colegio militar Toyama se redactó un manual: Tanki sokusei kyoiku gunto kunren (ichigeki hissatsu)

Manual de la escuela Toyama Gakko sobre el manejo del Gunto no Soho.

Manual de la escuela Toyama Gakko sobre el manejo del Gunto no Soho.

El objetivo principal de esta enseñanza intensiva era enseñar el manejo de los Gunto a las personas sin conocimiento del “Kenjutsu“.

En el combate real, se centraban en 3 técnicas:

Oficial de la Marina provisto de casco de acero idéntico al de la tropa. Porta un Kai Gunto (denominado Tipo Tachi) que es un Gunto para oficiales de la Armada Imperial japonesa.

Oficial de la Marina provisto de casco de acero idéntico al de la tropa. Porta un Kai Gunto (denominado Tipo Tachi) que es un Gunto para oficiales de la Armada Imperial japonesa.

1ª, Ryote shomen giri (corte vertical de frente a dos manos).

2ª, Ryote shitotsu (estocada con dos manos)

3ª, Hidari kesagiri (corte diagonal izquierda)


Para evidenciar en detalle la eficacia práctica de las técnicas de espada de la escuela Toyama, puede hacerse referencia tan solo a una publicación americana llamada “The Jap soldier”, publicada en 1943 en la que se explicaba aconsejando a los oficiales del ejército de los Estados Unidos ante la posibilidad de un encuentro con oficiales enemigos

en el campo de batalla. Se escribía; los “oficiales japoneses todavía

portan viejas espadas. Los verán conducir a sus tropas agitando sus espadas, igual que en los viejas películas, dispárenles tan rápido como puedan, porque esas espadas pueden rebanar a un hombre desde el cuello hasta la cadera de un solo y limpio corte vertical”. A este respecto la citación sobre la pericia con la espada

de los oficiales japoneses fue probablemente basada en testimonios de testigos directos procedentes de los campos de batalla, transmitiendo esa información a los responsables de crear nuevos manuales del entrenamiento. También puede proceder de los sucesos producidos por la Nanpo Kirikomitai o la “Southern Special Attack Force” (fuerza especial de ataque del sur) que estuvo destinada en Manchuria durante la pasada guerra. Este grupo de élite entró en combate armado tan sólo con espadas contra infantería equipada de armas

Otra muestra del mismo manual.

Otra muestra del mismo manual.

modernas, y a pesar de sus mínimas probabilidades causó un severo daño físico y psicológico al enemigo.

Uno de los instructores de este grupo decía que una vez que estaban aproximadamente a noventa pies de las líneas enemigas, y cuando el fuego de armas ligeras dirigido contra ellos era más impreciso, la ventaja parecería cambiarse de golpe a su favor. Cuando el enemigo veía a los expertos espadachines cayendo sobre ellos, férreos en su objetivo de alcanzar sus posiciones a pesar de sus escasas probabilidades de éxito, se desmoraliza

ban, cayendo en el cao

Unidad japonesa celebrando con vivas al Emperador posibles victorias. Obsérvese que la mayoria va provista de espadas Gunto.

Unidad japonesa celebrando con vivas al Emperador posibles victorias. Obsérvese que la mayoría va provista de espadas Gunto.

s y el desorden permitiendo así que el grupo de ataque cerrara la distancia rápidamente sin demasiada dificultad. En el combate de cerca, la ventaja del espadachín entrenado abrumaba dramáticamente a los que lo probaban. (4)

Conclusión

Tan simple y efica

z, el Toyama Ryu insinúa la posibilidad de eliminar a un enemigo con una espada en el actual siglo XXI, del mismo modo que lo hicieron los oficiales japoneses en el último gran conflicto del pasado siglo. Tal vez esto, y la sensación inigualable de tener entre las manos el frío y afi

lado acero de una katana japonesa, es lo que ha contribuido a la difusión del estilo Toyama Ryu en muchos países del mundo y ahora en España (y también en Andorra ).

El Toyama Ryu es una invención relativamente moderna, pero elaborada a partir de una antigua herencia guerrera.  Como tal, puede ser tanto una ventana al pasado de los guerreros Samurai, una herencia de un tiempo bélico relativamente reciente, como una práctica contemporánea que puede permitir a sus iniciados la adquisición de idénticos valores que profesaron aquellos que crearon y practicaron estas técnicas; Gi – Honradez y Justicia; Yu – Valor; Jin – Compasión; Rei – Cortesía; Meyo – Honor; Makoto – Sinceridad Absoluta; Chugo – Deber y Lealtad.

Lo más importante, el estilo Toyama Ryu no basa su existencia, pese a las modificaciones actuales, en una practica deportiva.

Hoy día, el estilo Toyama Ryu reconoce su origen militar, pero no insiste en él.

Fotografia de tres oficiales de la época. A destacar su juventud. Están uniformados con el modelo entregado en 1930. Portan pantalón de caballeria y botas de montar con espuelas. Portan Gunto modelo 98

Fotografía de tres oficiales de la época. A destacar su juventud. Están uniformados con el modelo entregado en 1930. Portan pantalón de caballería y botas de montar con espuelas. Portan Gunto modelo 98

El estilo Toyama Ryu fue diseñado para capacitar a los oficiales del Ejército Imperial Japonés en el conocimiento del Gunto no Soho (Técnicas de espada militar) de forma que estuvieran preparados ante la posibilidad de un tener que combatir cuerpo a cuerpo, aún tratándose de un ejercito moderno y con modernas y mejores arm

as que una anacrónica espada.

Si es cierto y así lo indican numerosas documentos fotográficos, que se utilizaron en ocasiones esas espadas y las técnicas aprendidas con ellas, para decapitar a prisioneros de guerra. Este desgraciado aspecto, muy mediatizado, y el que sean hechos de la historia relativamente recientes, son los que hacen que exista un cierto recelo hacia este tipo de armas de ese periodo y todo lo relacionado con él.

En esta instantánea puede verse un avance de miembros de una unidad japonesa en pleno combate. Puede observarse al oficial blandiendo su Shin-Gunto en plena batalla.

En esta instantánea puede verse un avance de miembros de una unidad japonesa en pleno combate. Puede observarse al oficial blandiendo su Shin-Gunto en plena batalla.

Personalmente me he encontrado con un cierto “edulcoramiento” a la hora de hacer referencia a la historia bélica real de la escuela Toyama-Ryu. Como he citado anteriormente, creo que la cercanía de los últimos conflictos en los que el estilo Toyama-Ryu tuvo su “bautismo de fuego” y el hecho de que Japón perdió la contienda, siendo por ello, muchos de los componentes del derrotado ejercito acusados y condenados por crímenes de guerra, ha hecho que se pase en la historia muy por encima de estos acontecimientos para evitar reabrir heridas o crear polémica alrededor de dicha escuela.

No negare que impresiona el oír hablar de “experiencia real de las técnicas de espada en el campo de batalla” durante las guerras del siglo XX.

La imagen mental de un experto maestro en Kenjutsu ejecutando a prisioneros para perfeccionar su técnica es cuanto menos inquietante.  Es perfectamente comprensible que muchos maestros de la época post bélica, se negaran a seguir las lecciones de la guerra y los estilos surgidos de ella toda vez que “se volvieron hacia las viejas escuelas de técnicas de espada (Koryu Kenjutsu)” y crearon modernas síntesis extraídas de las antiguas escuelas, estandarizándolas para que pudieran ser fácilmente asimiladas por un gran numero de interesados.

Pero… aún siendo tan horribles como fueron los crímenes de guerra japoneses, seamos realistas, ¿eran los de los antiguos Samurai mejores? ¿O es que el tiempo y la distancia histórica nos hacen pensar en la pureza y seguridad de esas escuelas?…

Las espadas están diseñadas para matar. Podemos jugar en anacronismo creativo, pero la verdad no es tan idílica y bella como nos quieren hacer ver muchos practicantes modernos de espada o a través de las producciones de Hollywood.

Aquellos que aún vemos, las artes marciales com

El autor del articulo el Sensei Sergio Hernández, practicante del estilo Toyama-Ryu en un movimiento del kata Sanbonme, después de efectuar tsuki.

El autor del articulo el Sensei Sergio Hernández, practicante del estilo Toyama-Ryu en un movimiento del kata Sanbonme, después de efectuar tsuki.

o tales y no como meros deportes, buscamos y analizamos las disciplinas que practicamos desde una óptica real y objetiva, distinguiendo bien los valores positivos que se adquieren a través de su practica y sin obviar los aspectos negativos, que también estudiamos para evitar cometer los mismos errores. “Todas” las artes marciales creadas como tales, fueron ideadas para eliminar (matar) al enemigo. En nuestro vocabulario, y ahora acabo de hacer un ejemplo, cambiamos expresamente las definiciones para suavizar, (en especial de cara al neófito o externo de las disciplinas), lo que es obvio. A través de los años, muchas disciplinas han modificado adecuadamente ese objetivo principal, para pasar a ser “Caminos de realización personal”, es decir del Bujutsu se pasa al moderno Budo.

Esa gran “fabrica de sueños” que es el cine a puesto desde hace unos años la “moda” del manejo de la espada y de keikogi color “índigo”, que me recuerda a otras que también tuvieron su momento álgido, y como no, su caída en el estrellato de los sistemas de artes marciales orientales. ¿Cual será su duración?.

Ese fenómeno de lo que parece nueva “moda” de la búsqueda por parte de neófitos y también entre iniciados en sistemas de combate, hacia las artes marciales tradicionales japonesas creo que es una oportunidad que ha mi entender permitirá un aumento de la cultura marcial en nuestro país, además de hacer que quizás algunos (especialmente los jóvenes) se inclinen por la practica de actuales Budo y tomen como ejemplo los valores que por desgracia están en declive en nuestra sociedad.

A mi entender, uno de los estilos que tendrá un sitio en un futuro cercano en ese panorama “marcial” es el Toyama-Ryu Batto-Jutsu,. Existe un sector de practicantes decepcionados con los aspectos deportivos de las actuales mal llamadas “artes marciales” y muchos deseosos de practicar verdaderas disciplinas de combate. Personalmente espero poder ayudar con mi dedicación y esfuerzo a la difusión de este estilo en nuestro país. 

Autor: Sergio Hernández Beltrán

ryubukan@hotmail.com

Gunto Modelo 98 de oficial del Ejercito Imperial japonés propiedad del autor del articulo como una antigüedad de época de la Segunda Guerra Mundial. Esta firmado (Mei) en su espiga por el forjador Naosuke

Gunto Modelo 98 de oficial del Ejercito Imperial japonés propiedad del autor del articulo como una antigüedad de época de la Segunda Guerra Mundial. Esta firmado (Mei) en su espiga por el forjador Naosuke

(1) Ver articulo del mismo autor en la revista El Budoka nº nº 347 titulado “Juken Jutsu; El mortal arte de la bayoneta”

(2) Gunto – “espada militar” (éste termino se refiere a todas las espadas en montajes militares, sea la hoja forjada o no.)

(3) La Marina de Guerra japonesa (Kaigun Rikusentai ) de la época también tuvo su propia versión e instructores para el trabajo con los denominados como Kai-Gunto, es decir las espadas militares de la Armada. (foto 23)

Antes de la guerra del Pacífico, en la época de la Incidente Manchu (1931) señalan que durante la guerra entre el Japón y China, el Sensei Takayama Masayoshi, (foto 24) Maestro de Kenjutsu de la Armada Imperial Japonesa, sostuvo que no se podía matar a la gente con una espada utilizando tan sólo la formación del Kendo. Él se retiró de la Butokukai con el fin de ir a China, para conseguir “experiencia real” directa en el campo de batalla de las técnicas con espada.
Después, a su regreso a Japón codificó las técnicas creando un estilo al que llamó Jissen Budo Takayama Batto Jutsu Ryu, (Autentico Arte Marcial de Técnicas de Corte del estilo Takayama) (foto 25)

estilo que luego enseñó en la Academia Imperial Naval; finalmente tuvo la oportunidad de enseñar al príncipe Takamatsu-no-Miya. A causa de sus “pruebas” con la espada en China Takayama sensei fue clasificado más tarde como Criminal de Guerra clase B acusado de haber matado a 40 chinos y fue condenado a veinticinco años de prisión en las montañas de la prefectura de Oita. Más tarde el Maestro Taizaburo Nakamura pudo intercambiar ideas con Takayama sensei, cosa que influenció de forma significativa en la creación de su estilo, el Nakamura Ryu Happo Giri.

(4) No hace tanto pues, de “cargas” de guerreros armados con espadas frente armas de fuego muy superiores. La imagen de la “ultima carga” que nos propuso Hollywood en el film “The Last Samurai” tuvo sus homogéneas en la más cruda realidad de los combates en los frentes de Asia y el Pacifico durante la Segunda Guerra Mundial. Las famosas cargas “Banzai” fueron a todas, todas, de un sorprendente valor y un inútil gesto de unos símbolos del pasado de una nación agonizante. Lo más doloroso, las miles de jóvenes vidas desperdiciadas en los campos de batalla… no hubo allí música de fondo, no hubo cámara lenta, no hubo muerte con Honor,…¡solo hubo muerte!.

Pero quedo el GESTO….

(nota del autor)

 
 

Etiquetas: ,

Una respuesta a “EL TOYAMA-RYU BATTO-JUTSU Y LA FORMACIÓN DE LOS OFICIALES JAPONESES, LOS “ULTIMOS SAMURAI”. (2ª Parte)

  1. yerco

    03/02/2011 at 3:51 pm

    Bellísima la foto de las katanas con la bandera imperial!!

     

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: