RSS

SEIYU OYATA: MASTER OF THE “OLD WAY”

25 Sep

Una traducción personal de un articulo aparecido en la revista Official Karate en Julio de 1984. Este fue un punto de partida de la actual “moda” de los diferentes “Kyusho’s”. Aprendiendo de la historia, conoceremos el origen de las actuales “nuevas” disciplinas.

Espero que os guste.

SEIYU OYATA: MASTER OF THE “OLD WAY”

 

Seiyu Oyata

Seiyu Oyata

Ha habido una antigua tradición en muchas de las filosofías orientales cuyos maestros se han trasladado desde Oriente (Este) hasta Occidente (Oeste) y han culminado en el Oriente. Si nosotros echamos un vistazo hoy en día a los estados Unidos, vemos muchos de los principales maestros de diversas disciplinas orientales enseñando en nuestro país y de este modo añadiendo algunas comprobaciones (verificaciones), tal vez el Occidente será realmente el punto central de las enseñanzas que nacieron en Oriente. En el Mundo del Karate, podemos comprobar que muchos de los maestros orientales de gran fama, en efecto han emigrado a los Estados Unidos para enseñar su arte. Uno de esos maestros es el señor Seiyu Oyata, décimo dan, y único heredero del estilo Uhugushuku No Tan Mei – un antiguo Bushi que había sido expulsado del servicio cuando la clase Bushi fue disuelta después del período Meiji (a finales de 1800). Mr. Oyata trajo consigo al occidente quizá el más antiguo de los Mas Antiguos Caminos – el sistema dentro de los sistemas, llamado Tuite.

El estudio del Tuite debe acercarse con la tradición verbal que, escondida dentro de los kata de Karate, muestra más que simples técnicas de puñetazos y patadas. Como muestra la leyenda, dentro de los kata había contenido un arte de lucha de Karate, hasta el nombre de este arte era un secreto guardado muy estrechamente. Estas técnicas interiores del kata, Tuite (mano que agarra) fueron guardadas celosamente por los maestros (de Karate) de los Caminos Antiguos, para así ellos superar la eficacia de las técnicas de puño y pierna con los kata mostrados en su superficie (superficialmente).

Tal vez unas pocas palabras del señor Oyata sobre los antiguos Caminos nos pondrá algo de luz en el tema:

“Actualmente, en el mundo, el Karate es enseñado principalmente como un deporte y no como una verdadera defensa. Este es el resultado del nuevo Camino. Mi camino es el Antiguo Camino – cuando el Karate era tomado muy seriamente y la defensa propia (defensa personal) era la primera y única razón para el Karate – las técnicas de golpes y patadas. El Viejo Camino incluye también las enseñanzas interiores del arte de la lucha del Karate, Tuite. Sin las enseñanzas de los antiguos Maestros del Karate, como el señor Uhugushuku, el señor Yabu, el señor Motobu, el señor Kuniyoshi, el señor Uehara, etc.

En parte esto no es completamente culpa del Nuevo Camino del Karate, la mayoría de los viejos maestros murieron sin haber enseñado a sus estudiantes que los kata contienen más que sólo golpes y patadas, en realidad muestran y revelan el arte de la Lucha del Karate (Tuite).

Con esas palabras del Antiguo Camino del Karate encontramos en Nuevo camino, en la ciudad de Kansas, Missouri, en el 18 de junio de 1983, por primera vez.

El encuentro fue en un seminario de Karate impartido por el señor Seiyu Oyata. En este seminario el señor Oyata reveló por primera vez a una gran audiencia de público venidos de todos los Estados Unidos, algo de lo más básico de las enseñanzas interiores de los kata. Se puede dudar que Mr. Oyata hubiera sabido el arte interior de los kata. Fue causa del destino mas que la mera creación de las óptimas condiciones por las que el viejo maestro Uhugushuku le transmitiera este arte interior al señor Oyata.


Las circunstancias para la revelación de este arte interior fueron sólo una combinación de dos sucesos. El primero el hecho de que Oyata fue uno de los tres estudiantes del Bushi de 90 años ,el señor Uhugushuku, que quedó muy impresionado por el señor Oyata como estudiante. De hecho, llegó a estar tan impresionado que, a medida que el tiempo pasaba, le concedió a Mr.Oyata un certificado mostrando que Oyata fue o era el único estudiante autorizado para continuar con el arte de Karate de Mr.Uhugushuku.

La segunda circunstancia que ayudó a convencer a Uhugushuku que su creencia en su estudiante Oyata, estaba justificada fue el hecho que Oyata había descubierto (por él mismo)dos de las técnicas interiores de lucha escondidas dentro de los katas.

Desde esas dos predestinadas circunstancias el ” suave” arte del Tuite ha sido preservado hasta hoy. Uhugushuku trabajó con Oyata y finalmente le dejó la llave para desenmarañar las enseñanzas interiores del Tuite.

(Hay otra forma de Tuite poseída por el señor Uehara, y esta es la “dura” – o forma fuerte- o arte que utiliza una gran fuerza. Es probable que ninguna otra persona a parte del señor Uehara, quien pudo ejercitar este arte durante poco tiempo, pueda duplicar su poder de agarre. El agarre de Uehara es tan fuerte que él puede , con tres dedos, romper completamente una manzana y convertirla en pequeños trocitos de un sólo apretón. Como podemos ver, hay muy pocos individuos en el mundo que puedan duplicar tal fuerza).

La forma suave del Tuite la posee el señor Oyata, como el estudiante directo y único superviviente del arte enseñado por Uhugushuku. El Tuite enseñado por Oyata es tal, que puede controlar (dominar) al atacante con condiciones oscilantes desde un de repente principio de dolor, hasta paralizar extremidades, romper los brazos y desgarrar los tendones – dependiendo del porcentaje de la técnica que cada uno utilice.

Hay alrededor de 500 técnicas que Oyata encontró dentro de los kata de Karate, relacionados con el Tuite y estas técnicas son muy efectivas contra los golpes y patadas que los kata también muestran.

Aunque el seminario celebrado en la ciudad de Kansas solo reveló algunas de las técnicas más básicas. los participantes quedaron fascinados con la eficacia y facilidad de estos casi mágicos movimientos. Varios participantes relataban su experiencia desde su origen en las artes marciales y su empleo, al actual teniendo o utilizando el Tuite.

Tal vez el más conocido de los seminaristas participantes era el señor George Dillman, 7º Dan del estilo okinawense Ryu Kyu Kenpo.


Oyata le había dicho a Dillman, cuando le llamo, que si él (Dillman) iba al seminario, debería estar preparado para superar el dolor. De hecho cuando participó y asistió al seminario se dio cuenta de que le había dejado los dos brazos doloridos y un dolor de cabeza, como resultado de una de las técnicas de Oyata que le había dejado fuera de combate y algunas magulladuras como resultado de una maniobras auxiliares. después de todo, sin embargo, Dillman se tomó todos los inconvenientes con calma; y así empezó: “Es totalmente fantástico, yo he estado involucrado en el Karate de Okinawa desde hace 25 años y nunca había experimentado nada como esto. Me da la respuesta a muchos de mis kata – durante mucho tiempo no me di cuenta que yo tenía la pregunta! y aunque no tengo todas las respuestas, al final las conseguiré. Ahora puedo ver los movimientos escondidos después de practicar un kata, movimientos que han sido guardados secretamente durante años: son totalmente reales”.

Otro participante en el seminario, el señor Phillip Starr relató que, “Es una de las más profundas enseñanzas que he encontrado (con las que me he tropezado). Es absolutamente efectiva y profundamente dañina. Da la habilidad al practicante de controlar o destruir a su oponente como lo considere oportuno”.

Cuando le preguntamos si conocía que el Tuite estaba contenido dentro de los kata, el replicó que había escuchado que habían técnicas escondidas dentro de los kata, pero que él no estaba preparado para nada como el Tuite. Además señaló: “Un buen amigo mío que es el Director Regional de la Asociación de Karate Japonés (JKA), me contó que su instructor, el señor Masatoshi Nakayama, principal instructor de la JKA, le había contado que uno de los puntos principales de la máxima etapa de los kata era descubrir las técnicas de agarre y dislocación”.

Cuando preguntamos sobre ese “punto” de las técnicas Mr. Starr relató lo que él había oído de esto: “Maestro Oyata es actualmente la única persona que he conocido que habla sobre esto y tiene estos conocimientos”. Mientras Mr. Starr nunca ha sido golpeado por una técnica de Tuite realizada por Oyata, explica que uno de sus estudiantes tuvo esa experiencia. “El dijo que vio la mano del Sensei moverse, tocarle y hacerle caer. Entonces perdió el conocimiento. La siguiente cosa que recuerda es estar en el suelo rodeado de gente que le ayudaba a levantarse”.

Los testigos charlaron y charlaron, pero todos ellos relataron las mismas impresiones de asombro. Tal vez una de las ultimas experiencias personales, es la del señor Dale Cox, 3er Dan del estilo Goju-Ryu, proveniente de Tulsa (Oklahoma), sea suficiente: “No hay ninguna duda que el Tuite funciona (es efectivo)”.

Dos de los asistentes al seminario fueron el doctor Cris Hubbard, un instructor de la escuela de medicina, y el señor Gene Phillips un profesor de física. El Doctor Hubbard tiene su doctorado en anatomía de la escuela Boman-Gray de medicina, en la universidad Lake Forest al Norte de Carolina. Desde un punto de vista fisiológico, el doctor Hubbard señala que el Tuite funciona porque el Maestro Oyata estaba “utilizando sus nervios, presionando puntos, además de dislocar y estirar sus tendones, mientras trabajaba en ellos para causar un gran dolor esencialmente”. Cuando él esta agarrando la mano o el brazo de alguien y empieza a aplicar una técnica de Tuite en él, el esta , hasta cierto punto, golpeando alrededor de tres diferentes conjuntos de entidades anatómicas.

“Primero de todo, presionará probablemente sobre uno de sus muchos nervios, en segundo lugar estirará los tendones más allá del punto al que normalmente está estirado y en tercer lugar, dislocará haciendo presión hacia una dirección u otra rápidamente, volviendo a hacer presión en las articulaciones del codo, del hombro, y la presión sigue subiendo hasta llegar a afectar hasta cinco niveles diferentes de respuesta en una persona, así que el Tuite no es solo causar dolor en un nivel, es una forma más avanzada que como mínimo hace daño a numerosos niveles.


Cuando preguntamos cuanto dolor podía hacer el Tuite en el cuerpo humano con estas técnicas, el Doctor Hubbard nos dijo “Bueno, potencialmente uno puede dislocar articulaciones, comprimir nervios, romper muñecas y brazos y rasgar tendones” El doctor también nos dijo que se puede calcular el daño que hacen las técnicas del Tuite, pero que sólo con muchísimo tiempo se puede descubrir como funciona el Tuite.

“Sólo una persona con un alto grado podría intentar una de estas técnicas” señaló el doctor Hubbard.

Respecto al conocimiento del cuerpo anatómico de Mr. Oyata, el doctor Hubbard señaló: “Básicamente, el conocimiento (o entendimiento) que el Sensei tiene de la anatomía es algo que normalmente sólo se lograría leyendo “La anatomía de Gray” (Gray´s anatomy = Gray = código de Bloques binario), que ha sido desarrollado durante cientos de años; obviamente sabemos que el Maestro no lo ha leído.

Viendo donde para sus dedos, nos fijamos en que él puede tocar cualquier nervio o vaso sanguíneo configurado en el brazo o en cualquier parte del cuerpo humano – y esto es sorprendente porque la gente normalmente discrepa mucho acerca de esto. Anatomicamente, nosotros encontramos esto en un cadáver y a veces esto nos lleva un tiempo, pero el puede tocarlo con sus dedos inmediatamente”.

El Doctor Hubbard acaba diciendo que él está seguro de que el Maestro Oyata es el heredero de una larga línea de conocimientos anatómicos y un gran tratamiento de la experiencia practica.

El Doctor Hubbard estuvo trabajando durante ocho o nueve años en el Karate Kobayashi Shorin Ryu y en relación con esto por supuesto, el ha visto el agarre de la muñeca…, etc, pero ninguna de esas técnicas tiene el mismo efecto que el Tuite.

“Esto es probablemente la única cosa que uno podía ver en una técnica secreta en las artes marciales” dice.

Al aplicar una técnica de Tuite a alguien, no sabía lo que estaba pasando, pero funcionaba todas las veces”.

El señor Gene Philips, un colegiado profesor de física, relató que “evidentemente los profesores de Karate del viejo estilo tenían un instintivo conocimiento de las leyes de la física – antes de que se hicieran formales leyes de física. Ellos comprendían los movimientos rotatorios del cuerpo humano y ellos seguían una o más de las leyes de Newton, la igualdad de la suma de reacciones, movimientos de la línea recta , etc. “Porque el Tuite (sus técnicas) siguen las leyes de la física, Mr. Phillips piensa que puede ser fácilmente empleado por las mujeres, un atacante superior y mayor ( de talla) puede ser compensado por una técnica.

Muchos de los participantes verán el Tuite como un arte suave enseñado en el interior de los kata, es posible emplearlo como suave y duro (fuerte), dependiendo también de las cirsustancias. Otra característica que hace único al Tuite es el hecho de que es un sistema de lucha interno que puede ser empleado desde una gran distancia, como en una cercana cuando el adversario esta pegado a ti.

Cuando el adversario intenta tocarte o golpearte el se encontrará envuelto en una técnica de Tuite.

En nuestra sociedad moderna donde los individuos a menudo están dentro de una distancia de ataque ( a veces una pocas pulgadas) desde donde puede ser atacado, el Tuite es un arte defensivo, de todos, el más adecuado.


A causa de su efectividad contra todas las formas de ataque, los viejos Maestros retienen este arte como una manera de defensa propia, que asegura su continuidad de vida. Por lo tanto no es de extrañar que este sistema este guardado y escondido por los Viejos Maestros, hasta el punto de que algunos se llevan el secreto a la tumba.

Mientras la experiencia y la formación (y entrenamiento) del Maestro Uhugushuku llenan un libro, tal vez una historia o dos serían suficiente para indicar que en efecto fue un Bushi que conocía muy bien este arte, y que tuvo el honor de ser el jefe de la guardia del Rey de Okinawa. Después del control japonés durante el período Meiji (a finales de 1800) cogió el poder de Okinawa el emperador de Tokio y a los Bushi se les ordenó cortarse la coleta (moño), que indicaba su posición (rango). El único Bushi que no lo hizo fue el señor Uhugushuku. No es que la policía no le intentará hacer cumplir esta regla, ellos lo hacían. De hecho, ellos hicieron tan bien su trabajo que sólo un Bushi continuo llevando el moño, el señor Uhugushuku. Una historia relata como tres policías japoneses intentaron arrestar a Uhugushuku por llevar moño. El les dijo que no iba a cortarse el moño y que ellos hicieran lo que tuvieran que hacer, aunque tuvieran que arrestarle. Primero uno, después el segundo y finalmente los tres policías intentaron moverle de donde estaba, pero ni combinando la fuerza de los tres policías pudieron con la técnica de “enraizarse” (raíz) del señor Uhugushuku. Evidentemente los tres policías cayeron en la cuenta de que ese no era un okinawense cualquiera y ordinario, y ellos sabiamente se abstuvieron de perseguir el problema.

Cuando Uhugushuku murió y su familia fue a lavar sus huesos, lo que es una antigua tradición, su moño que demostraba que era un Bushi estaba aún intacto. A pesar de sus noventa años, y no ser ya un joven karateka Mr. Uhugushuku todavía era capaz de matar en un combate.

Una vez Mr. Oyata, notó que Mr. Uhugushuku se abstuvo de aplastar un insecto que estaba posado encima de él durante su descanso. Cuando le pregunto acerca de esto Mr. Uhugusuku manifestó que él había derramado demasiada sangre y matado muchas veces en su vida. Haciendo caso omiso del insecto, permitió que marchará sin dañarlo. Así como Mr. Oyata manifestó “yo supe entonces que Mr. Uhugushuku era un muy peligroso oponente, si alguien se hubiera enfrentado a él en alguna situación de defensa personal”.

 

Aquí tienes una historia de como el Viejo Camino de Seiyu Oyata encontró el Nuevo camino de Karate recientemente en América. Al terminar el seminario los participantes saludaron con mucho respeto (hicieron una reverencia) a Oyata como conclusión de aquellos días y el les devolvió el saludo. En el silencio del momento yo escuche una vieja frase latina repitiéndose en mi mente. Multa renascentur, quae iam cecidere…Multa renascentur, quae iam cecidere. Muchas cosas que habían muerto sabrán renacer.

 

Oficial Karate Julio 1984

Adaptación y Traducción: Sergio Hernández Beltrán

Anuncios
 

Etiquetas: , , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: