RSS

La historia y practica del Sai de Okinawa

19 Sep

Reportaje aparecido en la revista El Budoka nº 361

OKUDEN KARATE

CRONICAS DE LA “DESINFORMACIÓN” MARCIAL.

 

La historia y practica del Sai de Okinawa

El Sai, es un arma propiamente dicha, con toda probabilidad, su presencia en Okinawa llegó con alguna migración. Esta peculiar arma puede encontrarse en muchos países asiáticos como India, China (San-Ku-Chu) o Indonesia (Con el nombre de Tjabang, Ticheo, Tekpi, Trisula). Construido en metal y con una forma y diseño única, es el dato más evidente para afirmar, que desde un principio se trató de un arma, pues, en aquella época el metal era muy escaso en las Ryu Kyu, y el que había, muy difícil de conseguir y de baja calidad. Se cree que marineros de Sumatra o de Java introdujeron su uso en las islas Ryu Kyu, aunque también pudo ser traído desde esos lugares como Taiwán o de la propia China por inmigrantes okinawenses que estudiaban sistemas de combate y al volver a Okinawa, trajeron con ellos dicha arma.

El Sensei Sergio Hernández durante un pasaje del kata Kishaba no Sai Sho

El Sai es una especie de daga cuya “hoja” está representada por una barra de hierro redondeada, con punta roma (en la actualidad) y de sección ligeramente cónica, encuadrada por una guarda larga con dos ramas puntiagudas y retorcidas hacia afuera. Algunas hojas tenían sección octogonal. La longitud del Sai varía, la más popular está entre 15-20 pulgadas (40 cm). Su peso ronda entre una y tres libras. En la actualidad el arma que se utiliza en los Dojo esta por lo general cromada. Solo la empuñadura se halla envuelta en una cuerda o con una venda para mejorar el agarre. Resulta bastante distinto del Sai conocido antaño en Okinawa. El mango o puño estaba hecho de caña de bambú, hendida y atada, y a veces todas las punta estaban afiladas. El Sai es un arma defensiva, se utiliza principalmente como porra. Fundamentalmente se usa por pares, pero era normal el llevar tres encima, uno en cada mano y otro en la cintura (puede verse esto en algunos kata). El tercero servía para reponer la pérdida de uno durante el combate y también para lanzarlo y clavar al adversario al suelo. Sus puntas están diseñadas para poder bloquear el arma del adversario y desarmarlo con un movimiento de atrape.

 

El Manji Sai

Es un arma similar al Sai excepto que una de sus guardas está al revés. Su uso es similar al Sai, con la ventaja de tener un gancho bidireccional. Según se dice este arma, fue creada por el Maestro Shinken Taira. Existen dos diseños distintos de Manji Sai. El primero es similar en proporciones del Sai, sólo que uno de los dos dientes cuchilla, es más corto que el otro. El otro diseño, más usual, coloca la cruceta justo en el centro, obteniendo un símbolo parecido a la svástica utilizada como símbolo budista. De hecho, se dice, que su diseño podría venir de este símbolo.

Cuando en Manji Sai se ata a un bastón de 1´70 cm (7 shaku) el arma se convierte en un Nunti (Nuntei, Nunte, Nunte Bo) obteniendo un total de 212 cm de longitud, lo que le asemeja a una lanza, con la ventaja del gancho invertido, que le permite un agarre peculiar. Los kata, pueden ser los mismos que los de Sai con un par de Nunte, y similares a los de Bo con el Nunte-Bo.

 

En Okinawa existen diferentes tradiciones en el manejo del Sai. Algunas se parecen en los planteamientos básicos siendo las más conocidas, como las líneas de Matayoshi o Taira.

 

 

La tradición del ”Kakushi Buki”. El uso de armas encubiertas

 

La leyenda suele ser la propia historia modificada a gusto del consumidor, para envolverla de un romanticismo que no fue real. De tal modo que la prohibición del porte de armas en Okinawa sólo podía afectar a quienes las tenían, es decir a la clase Samurai de Okinawa. Y dicha primera prohibición donde se confiscaron las armas de los guerreros de la isla fue dictada bajo el reinado del rey Shoshin (1477 – 1526). La segunda vez que los Samurai de Okinawa fueron presumiblemente desarmados fue después de la invasión del clan Satsuma en 1609. Se han recuperado documentos que indican que el clan Satsuma proscribió la propiedad y venta de armas de fuego. A los Samurai de Okinawa de la clase Pechin hacia arriba les fue permitido guardar sus mosquetes y pistolas de su propiedad.

De acuerdo con la falsa idea de que los Samurai de Okinawa fueron desposeídos de sus armas por el Clan Satsuma, se enseña a la mayoría de los estudiantes modernos de artes marciales que el Kobudo de Okinawa se creo a partir de que los okinawenses convirtieron sus instrumentos de granja en armas para su autodefensa y entrenamiento. Cuando observamos específicamente el Sai podemos ver que la posibilidad de este mito común está perceptiblemente modificada.

En investigaciones modernas, cuando se habla sobre los posibles orígenes del Sai en Okinawa, se cree que su práctica se originó con la creación del cuerpo de policía de la isla durante la Era Meiji la cual llevó el Sai como su “arma de protección” personal; para controlar a muchedumbres y prender a los criminales. Esta historia gana credibilidad porque uno de los maestros principales de Sai de Okinawa fue Kanagushiku (Kinjo) Ufuchiku, capitán altamente reconocido de la policía que vivió entre 1841-1926.

Pero si el Sai fue oficialmente el arma reglamentaria de la policía, el Sensei ToshihiroOshiro (8º Dan Yamanni Chinen Ryu Kobujutsu) cree que habría una cierta evidencia en leyes o reglamentos registrados a partir del pasado siglo en la historia de Okinawa. Hasta la fecha el Sensei Oshiro dice que él no ha podido encontrar ninguna prueba en su investigación que apoye esta historia. Al igual que él, yo pienso que el Sai tuvo un uso mucho más amplio en la comunidad de artes marciales de Okinawa. Como he mencionado antes, aunque el clan Satsuma no confiscó las armas personales de la clase de los Samurai de Okinawa, si impuso apretadas restricciones a su derecho de llevar sus armas en público. Los okinawenses confiaron cada vez más en lo que denominan “kakushi buki” o la práctica de las armas encubiertas para su autodefensa y la defensa de su familia. Sensei Oshiro mantiene que el Sai era una de las armas frecuentes usadas para este propósito. Como he mencionado el Samurai de Okinawa llevaba a menudo hasta tres Sai escondidos en las mangas de su kimono y en su cintura. Éstos Sai ocultos eran típicamente más cortos que los Sai modernos usados hoy día, con las guardas más bien rectas que no salidas hacia fuera para no engancharse con la ropa cuando eran extraídas rápidamente. Cuando el okinawense presentía que podía estar en peligro de ser atacado inmediatamente extraía su arma encubierta y la lanzaban. El lanzamiento del Sai era una técnica común, por ello los okinawenses llevaban normalmente más de un Sai.

Muchos maestros modernos de artes marciales afirman que debido a su estructura las guardas del Sai eran utilizadas para bloquear un Bo. Aunque esas técnicas pudieran ser factibles, la velocidad y potencia generados por un arma más larga hacen que esa hipótesis no sea muy real. Sensei Oshiro cree que el Sai fue utilizado generalmente en un “golpe de látigo”; en un movimiento de sorpresa. La forma de las guardas del Sai le confieren un aumento de la flexibilidad y le permiten una variedad amplia de técnicas de giro.

   

 

A la izquierda un par de Sai “naturales” y a la derecha “cromados”.  El modelo es procedente del pueblo de Agena

A la izquierda un par de Sai “naturales” y a la derecha “cromados”. El modelo es procedente del pueblo de Agena


 A la izquierda una pareja de Manji Sai, y a la derecha Sai cromados ambos fabricados por la celebre marca Shureido.

A la izquierda una pareja de Manji Sai, y a la derecha Sai cromados ambos fabricados por la celebre marca Shureido.

Mantenimiento
El Sai realmente requiere muy poco mantenimiento comparado a otras armas. Para mantener la belleza del Sai en las hojas sin cromar, es decir, naturales se deben limpiar con una capa ligera del aceite vegetal después de entrenar. Hay que tener cuidado de no poner el aceite en la cuerda, tela, o cuero de la empuñadura, esto podría hacerlos resbalarse al usarlos y deteriorará el material. Las armas de acero pavonado, de vez en cuando pueden necesitar una restauración. Esto puede hacerse con algún producto comercial usado para armas pavonadas. El Sai cromado se debe limpiar con un paño seco para quitar la humedad, la sal y las grasas naturales de la piel después de entrenar. Hay que guardarlo en una funda apropiada con el fin de protegerlos y hay que recordar que se trata de un arma, de tal modo que hay que evitar que este al alcance de los niños pequeños y de aquellos que puedan emplearlos mal. En caso de transporte deben ir siempre dentro de la funda y esta a su vez en una bolsa adecuada con el resto de las armas o equipo de entrenamiento. Recordar de portar su licencia o carné de grados actualizada para poder presentarlo en caso de que así lo requiera la autoridad competente.

Su uso durante el entrenamiento

Personalmente no soy partidario de enseñar el manejo de Sai a los niños alevines, pero dependiendo de la edad, características físicas y educacionales, los preadolescentes y adolescentes, en caso de tener Sai adecuados a su morfología (en cuanto a peso y medidas) aprenden muy rápido y llegan a adquirir una habilidad sorprendente. Las féminas deben de tener armas adaptadas a su constitución física, especialmente en el peso.

No obstante, hay que tomar precauciones a la hora de entrenar a un numeroso grupo, teniendo en cuenta el espacio disponible y la distancia entre unos y otros. Hay estilos que necesitan más espacio de trabajo que otros. Aquellos que tengan menos nivel y edad, deberían de estar en la primera fila y a ser posible observados por algún ayudante del instructor. Aún siendo adulto, hay que tener en cuanta que la repetición constante con el consiguiente cansancio muscular, el sudor y la perdida de la atención, pueden llevar a que el arma se escape de las manos. El exceso de fuerza, en los giros pueden producir lesiones en los ligamentos y tendones de las articulaciones de los brazos, especialmente codos, muñecas y hombros.

La practica habitual, es mediante la repetición de los movimientos de base o kihon, combinaciones de movimientos y kata. La practica de combates establecidos (Kihon Kumite) debe ser abordada cuando el practicante domine la técnica básica, los giros y la distancia, de lo contrario puede peligrar la integridad física propia y del compañero que hace de agresor.

El autor durante la ejecución de un pasaje del kata Kyan no Sai

Una vez, el practicante avanzado en el manejo del arma dentro de los parámetros de su línea de trabajo elegida (estilo), personalmente recomiendo que investigue en otros trabajos diferentes, como conocimiento enriquecedor, es decir que conozca otros estilos de Kobudo y Kobujutsu que pueden llegar a manejar el Sai con otras peculiaridades tan atractivas y/o efectivas como las propias.

Conclusión

El Sai de Okinawa es un arma atractiva, que nos permite alargar el radio de acción de nuestros brazos, toda vez que trabajar de forma ambidiestra y con peso, lo que ayudara sin lugar a dudas a aquellos que practican a mano vacía. Potencia la lateralidad y la coordinación. Mejora y adapta el sentido de la distancia, además de dar una visión muy diferente del combate a mano vacía, especialmente si su trabajo mantiene el sabor del manejo de un arma real ante un adversario. Innegablemente el adepto al uso de las armas de Okinawa, no hace ostentación innecesaria de su manejo. Además no portara ostensiblemente sus armas por la calle, y si debe hacerlo para su traslado siempre, como he mencionado, será en su funda y bolsa de practica. Por tanto difícilmente servirán estas armas como elemento defensivo ante una posible agresión. En ese sentido practico y a su favor, están los beneficios mencionados que se derivan de su practica, y que permiten al adepto otra “dimensión” del combate, esta vez armado, que difícilmente se obtiene practicando solamente a mano vacía.

Para terminar, una última consideración personal; el Ryu Kyu Kobujutsu (Okinawa Kobudo) es la otra rueda del mismo carro que junto con el Karate-Do conforman la herencia “cultural” y marcial de Okinawa. Aquellos karatekas que realmente deseen profundizar en su arte, llegaran más tarde o más temprano a darse cuenta que la mayoría de los Maestros fundadores de los actuales estilos practicaban con las armas de Okinawa. Muchas técnicas y maniobras que se encuentran en los kata de Karate, están pensadas contra ataques realizados con alguna de esas armas. Es por ello que recomiendo a los practicantes que se sumerjan en la “Técnica o Camino de las Artes Marciales Antiguas”. Si alguno así lo decide, no dude que encontrara todo un atractivo mundo que posiblemente llene sus expectativas de mejora personales y marciales.

Autor: Sergio Hernández Beltrán

 

 

KATA DE SAI

La relación de nombres que aparecen a continuación han sido recogidos por el autor desde diferentes fuentes

Anako Sai

Arakaki no Sai

Chatan Yara no Sai Sho

Chatan Yara no Sai Dai

Chatan Yara nidan no Sai

Chatenyara Sai (Chatan Yara no Sai)

Chibana Goten no Sai

Chihara no Sai

Chikin Shitahaku no Sai

Chinbaru no Sai

Hamahiga no Sai

Hantangawa Korawa no Sai

Ishikawaguwa no Sai

Jigen no Sai

Kojo no Sai

Kishaba no Sai Sho

Kishaba no Sai Dai

Kuniyoshi no Sai

Kugushiku no Sai

Kushanku sai

Kyan no Sai

Matayoshi no Sai Dai Ichi;

Matayoshi no Sai Dai Ni

Matsuhiga no Sai

Matsumoto no Sai

Matsumura no Sai Sho

Matsumura no Sai Dai

Nicho Sai

Nakandakari no Sai

Nakamura no Sai

Odo no Sai Ichi

Odo no Sai Ni

Oyadomari no Sai

Ryuei-ryu sai shodan

Ryuei-ryu sai nidan

Sai 1

 

Sai 2

Sai 3

Sai Ichi Ban

Sai Niban

Sai jutsu shodan

Sai Kihon Ichi

Sakugawa no Sai

Sancho Sai

Shihohai no Sai

Shimabukuro no Sai Ichi

Shimabukuro no Sai Ni

Taira no Sai Chadian

Taira no Sai Nidan

Tawata no Sai

Tsuken Shitahaku no Sai

Tokuyama no Sai

Yaka no Sai

Ufuchiku no Sai

 

KATA DE MANJI SAI

Chatan Yara no Manji Sai

Jingen no Manji Sai

Manji no Sai

Ufuchiku Nuntesu

KATA DE NUNTI

Arakaki no Nuntei Kon

Chiken no Nunte Bo

Matsumura no Nuntei Kon

Nunti Kata

Tsuken Akacho no Nunte Bo

Uhugushuku no Nunti.-Bo

Ryukyu BuJutsu KenKyu Doyukai

(Organización para la Investigación de las Técnicas de Armas de Okinawa).

Shimabukuro no Sai Ichi

Shimabukuro no Sai Ni

Nakandakari no Sai

Kyan no sai
Kishaba no sai Sho

Kishaba no Sai Dai

 

Bibliografía: The Stories and Practice of the Okinawan Sai. Autores Toshihiro Oshiro y William H. Haff

 

Otros artículos de Kobudo aparecidos en esta publicación y escritos por el autor:

nº 251 Matayoshi Kobudo;

nº 264 Ryu Kyu Kobudo: La herencia de Okinawa

nº 275 Konan-Ryu Karate & Okinawa Kobudo

nº 282 Okinawa Kobudo Shin Shu Kan

nº 293 Okinawa Kobudo Shin Shu Kan

nº 331 Ryu Kyu Bujutsu Yamanni-Ryu

nº 333 Seminario Internacional de Yamanni Chinen Ryu Kobujutsu

nº 341 Reflexiones sobre el Okinawa Kobudo

nº 343 Ryu Kyu Kobujutsu

nº 351 Seminario Internacional de Yamanni-Ryu Kobujutsu 2005

 
 

Etiquetas: , , , , , ,

Una respuesta a “La historia y practica del Sai de Okinawa

  1. javier

    13/02/2009 at 4:11 am

    Hola. Quería saber si me podría decir cómo adquirir una parejas de “sai”, si lo venden en algunas tiendas específicas, por internet o cómo. Si me pudieran mandar un correo contestandome la duda se lo agradecería, gracias.

     

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: