RSS

Archivo Anual: 2008

CINTURONES NEGROS RYUBUKAN DOJO

Estos son los graduados como Cinturón Negro, durante la historia del Ryubukan Dojo. En homenaje a ellos, los presentes y los ausentes, esta entrada.

KARATE-DO

NOMBRE GRADO ORGANISMO
Álvarez Pérez, Agustín 2º Dan FEK
Aparicio García, David 2º Dan FEK
Berrio Pérez, Mónica 3er Dan FEK
Berrio Perez, Vanesa 1er Dan Associació Shito-Ryu Catalunya
Blanco Ponce, Pedro 2º Dan Unión Shito-Ryu España / Federació Catalana de Karate
Camacho Pizarro, David 1er Dan Unión Shito-Ryu España
Camacho Pizarro, Evaristo 3er Dan Unión Shito-Ryu España / Federació Catalana de Karate / 2º Dan FEK /
Duarte Saez, Nestor 2º Dan FEK
Fernández Ruiz, Marta 2º Dan World Shito-Ryu Karatedo Federation / Unión Shito-Ryu España / Federació Catalana de Karate
García Hernández, Matías 2º Dan Unión Shito-Ryu España y FEK
García Villena, Albert 2º Dan Unión Shito-Ryu España / Federació Catalana de Karate
Gómez Gil, Elio 2º Dan FEK
Hernández Beltrán, Sergio 5º Dan World Shito-Ryu Karatedo Federation / Unión Shito-Ryu España / Federació Catalana de Karate
Hernández Solavera, Victor 2º Dan World Shito-Ryu Karatedo Federation / Unión Shito-Ryu España / Federació Catalana de Karate
Jiménez Torras, Sergio 1er Dan Associació Shito-Ryu Catalunya
Lasala Baras, Carlos 2º Dan Unión Shito-Ryu España / 1er Dan FEK
Martínez García, Calixto 2º Dan World Shito-Ryu Karatedo Federation / Unión Shito-Ryu España
Montiel Martín, Olga 1er Dan Unión Shito-Ryu España
Morago Crespo, Vicente 2º Dan World Shito-Ryu Karatedo Federation / Unión Shito-Ryu España/ Federació Catalana de Karate
Moya Pizarro, Jorge 1er Dan Unión Shito-Ryu España
Pérez, Ildefonso 1er Dan Associació Shito-Ryu Catalunya
Queralt Barbera, Vicente 2º Dan FEK
Queralto Rodríguez, David 1er Dan Associació Shito-Ryu Catalunya
Riera Rodon, Sonia 1er Dan Associació Shito-Ryu Catalunya
Rozas Albacete, Antonio 2º Dan World Shito-Ryu Karatedo Federation / Unión Shito-Ryu España / Federació Catalana de Karate
Ruíz Trepat, Patricia 1er Dan Unión Shito-Ryu España
Gama Arnau, Sergio 1er Dan

a titulo póstumo

Associació Shito-Ryu Catalunya
Solavera Grau, Mª Jesús 4º Dan Unión Shito-Ryu España/ 3er Dan FEK
Gil Alarcón, Alberto 1er Dan Unión Shito-Ryu España/ FCK
 
 

Etiquetas: , , ,

Entrevista al Shihan Toshihiro Oshiro

                     Articulo publicado en la revista El Budoka nº 378

 

 

Entrevista al Shihan Toshihiro Oshiro

Por Jordi Sala

Redacción de EL BUDOKA

 

 

Tras la clase privada que el Shihan Toshihiro Oshiro dictó para los profesores de la asociación Okinawa Dento Kobudo Kyokai, señores Cristóbal Gea, Leoncio García, Jesús Arjona (que ejerció de intérprete) y Sergio Hernández, este nos concedió una entrevista con la presencia de todos los anteriores.

Muy sinceramente agradecemos la amabilidad del maestro Oshiro que tras el largo y duro curso se prestó a la sesión fotográfica y a la entrevista. La intermediación de su alumno Sergio Hernández fue imprescindible: Gracias de nuevo Sergio! Les dejamos con la entrevista con un MAESTRO como los hay pocos…

 

 

Buenas noches Shihan Oshiro. Gracias por su amabilidad al concedernos esta entrevista.

Díganos, ¿Cómo le va en el Oshiro Karate Dojo en San Mateo, California?

Bien, gracias… Al Dojo, fundado en el año 1981, a día de hoy el ochenta por ciento de los alumnos que acuden son niños, el veinte por ciento restante son adultos. Lo que se enseña a los niños –Karate y Kobudo– es más bien un ejercicio físico a pesar de que también algunos niños/muchachos lo entrenan de cara a las competiciones y torneos. Para los adultos por supuesto también es un ejercicio físico, pero hay un grupo de alumnos ‘avanzados’ a lo que les enseño el arte marcial antiguo.

 

La Ryukyu Bujutsu Kenkyu Doyukai que usted codirige tiene representantes en los Estados Unidos y en Europa (Dinamarca, Francia, Alemania y España). ¿Cuál es el cometido de esta asociación? ¿Quién es el máximo dirigente?

El máximo director es mi Sensei, Chogi Kishaba, pero él entrena Goyu-ryu Karate-do y es mi profesor de armas. El propósito de esta Organización es enseñar, estudiar e investigar las antiguas artes marciales de Okinawa.

 

En cuanto al Yamanni Chinen-ryu, actualmente la autoridad más reconocida de este estilo es el Sensei Chogi Kishaba ¿correcto?

Así es.

 

¿Cómo se encuentra a día de hoy Kishaba Sensei? ¿Que puede decirnos de él?

Bueno, es un persona de edad avanzada… pero no tanto cuando uno le ve moverse. Tiene algo más de 70 años de edad, pero por sus conocimientos parece que tuviera muchos más. Yo he contrastado opiniones y conocimientos con muchos otros maestros pero sin duda alguna Kishaba Sensei es uno de los que más conocimientos atesora sobre artes marciales.

 

Usted fue alumno de Sensei Kishaba, pero hemos leído que él jamás abrió una escuela, por lo que sería difícil y complicado ser discípulo suyo ¿no es así?

Bueno, cuando yo entrenaba con él no tenía dojo propiamente dicho, yo iba a su casa a entrenar con él. Para ser su alumno era imprescindible poseer una recomendación, sin ella no hubiera podido entrenar con él.

 

Díganos ¿Quién le recomendó?

Su hermano mayor, mi profesor de Karate. Él fue el que me recomendó.

 

¿De que estilo de Karate se trata?

Shokei Kishaba me instruyó en Shorin-ryu.

 

Shima Masao Sensei fue su primer maestro de Karate ¿Qué aprendió con él?

Shorin-ryu. Me instruyó desde lo más básico hasta Chinto.

 

Y más allá de la parte física ¿Qué enseñanzas, qué valores adquirió de su primer maestro?

Pues algo muy importante: cómo estudiar Artes Marciales… cómo estudiar Artes Marciales de otros maestros. Jamás me dijo entrena sólo conmigo. Me dijo: “Si encuentras a un buen Sensei y estudias con él, aprende de él, pero aprende sólo la parte buena”. Me insistió en que no tuviera temor de aprender de otros…

 

Pero… ¿Esto no es muy frecuente?

Antiguamente en Okinawa sí era habitual…

 

Pero en el Japón…

Yo no sé lo que pasa en el Japón, yo le hablo de Okinawa que es donde aprendí. Y donde si era normal esta actitud.

 

Oshiro Sensei, tengo entendido que usted abandonó la práctica con el bo por que no era lo que buscaba y dio con el bojutsu de Yamanni Chinnen-ryu ¿Qué encontró en este ryu?

Yo practiqué el Bo antes, pero cuando empecé a practicar Yamanni-ryu no sabía que era tan diferente a lo que hacían los demás, yo suponía que los demás hacían lo mismo que yo, pero más tarde me fui dando cuenta de que era muy diferente a todo lo demás… al principio no tenía ni idea.

¿Qué es lo que encontré? Pues que muchos estilos de Okinawa de armas son ramas que han salido del Yamanni ryu. Hay quien intenta hacer los movimientos más deportivos entrenando Yamanni ryu, más modernos; practicando mi estilo he encontrado muchas cosas de Karate, porque el Karate también se ha convertido en un Karate deportivo.

 

Quizá algunos puntos por los que Yamanni Chinnen-ryu es más efectivo sería Koshi (rotación de las caderas), Zamaku (contracción del cuerpo) así como la forma de sus desplazamientos, que es específica y característica de la escuela. ¿Que podría decirnos al respecto?

Todos los estilos deberían tener esos puntos fuertes, la parte más fuerte de Yamanni Chinnen-ryu es Seichusen, la línea central y Embusen, el camino del Kata. Quizá ellos –refiriéndose a los demás testigos de la entrevista– que han practicado otros estilos podrían responder mejor a esta pregunta, pero para mi cualquier característica de Yamanni-ryu es tan importante como otra. Yo no he practicado otros estilos para poder comparar tales características.

 

Al principio de residir en los Estados Unidos, usted no enseñaba Kobudo ¿Fue esa una decisión deliberada?

Tras cinco años de vivir en los EE.UU. acudí a Las Vegas para una demostración donde conocí a muchos otros maestros de Karate. Ahí se dieron cuenta que lo que yo hacía era muy diferente, entonces di un curso y 70 maestros fueron a mi curso. Creo que me equivoqué porque fui muy duro, enseñé una forma muy dura, enseñe la forma tal y como yo la aprendí. Fueron dos días muy duros. A todo el mundo le encantó y dijeron que al año siguiente volverían… Al año siguiente no vino nadie.

 

[El tono del Shihan Oshiro provoca que a algunos de los asistentes se nos escapen una suaves carcajadas]

 

 

¿Pero porqué al principio no enseñó Kobudo?

Porque yo fui a los EE.UU. a enseñar Karate a un dojo que ya estaba abierto y en el que había que cubrir una vacante. Por ese motivo, por ningún otro.

 

[El maestro Oshiro fue a sustituir a un maestro que había fallecido recientemente en un accidente de tráfico –apunta Sergio Hernández–]

 

Sin embargo, cuando comenzó a dar clases en los EE.UU. tuvo que crear Kata más simples, así que adaptó la existencia de Ryubi-No-kun al estilo Yamanni-ryu con la autorización de Kishaba Sensei…

No exactamente. Todo esto fue por orden de mi Sensei. Yamanni era demasiado difícil: Lo primero que tratamos de introducir fue Suishi-No-kon, estuve durante dos horas enseñándola y tras esas dos horas nadie había aprendido nada, con lo que tuve que hacer algo todavía más sencillo, así que por ejemplo para enseñar el Kata Sakugawa no kun, me dijo que hiciera un paso previo más sencillo para poder luego entender el otro Kata, que es la que quería enseñar. Así que junto con Ryubi-no-kun son Katas que están hechos para entender cómo hacer el Kata  Sakugawa…

 

Hay quien opina que la competición es una parte más del arte marcial. En cambio usted lo enfoca de forma distinta, que para preservar el Yamanni-ryu, la parte deportiva facilitará su entendimiento por el público. Ahora bien, los que deseen ir a un nivel más elevado deberán enfocarlo y trabajarlo como Arte Marcial. Por lo tanto usted opina que si sólo se preserva como un arte marcial, su futuro es incierto…

…Siguiendo con el tema de los Katas, quizá primero deberíamos entender algo muy importante sobre ellos: Incluso los Katas, los viejos Katas de Karate no están sólo creados por el movimiento como arte marcial, sino que también son un ejercicio físico en sí mismo. Estoy plenamente convencido que más importante que intentar mostrar a la gente de artes marciales de Karate qué movimiento es un movimiento deportivo y qué movimiento es un movimiento de arte marcial, esto es una competición deportiva, esto es arte marcial… Pero ¿Cuál es la diferencia? Intento explicar a los alumnos qué parte del Kata pertenece a un ámbito y al otro. Les doy un objetivo que trabajar. Una meta que conseguir y poco a poco van avanzando. Dándoles ese objetivo y explicándoles la diferencia entre una cosa y la otra progresan mucho más. En los antiguos Katas hay movimientos más físicos e incluso algunos enfocados a la salud y todo esto hay gente que lo mal interpreta afirmando que a mi me gustaría separar la parte deportiva de lo que es arte marcial y esto no es cierto en absoluto; yo sólo pretendo que la gente sepa lo que es una cosa y lo que es la otra y que los estudiantes puedan ponerlo en una balanza.

Originalmente los Katas de Karate también se practicaban con misiones puramente físicas, para mantenerse en forma, que no era arte marcial puro cada movimiento.

Sinceramente yo no veo nada negativo en las competiciones, ni mucho menos; pero tampoco veo nada malo en las personas que no quieren competir.

 

Leíamos en uno de los muchos artículos que escribe nuestro colaborador, el maestro Sergio Hernández, que en su visita a su Dojo de San Mateo (California) usted además de la instrucción física, también le dedicó un buen tiempo a la instrucción moral, espiritual del Artes Marcial. Le hablaba de otros conceptos menos tangibles… ¿Le da usted mucha importancia a estas charlas con los alumnos más avanzados?

Para mi eso es fundamental. Es una parte importantísima del Karate que yo transmito. Es el corazón del Karate, el tronco central. Con los alumnos más avanzados por supuesto, con Sergio ya hace tiempo que trabajamos esos aspectos, pero también con los más pequeños, para que vayan impregnándose de determinadas enseñanzas y experiencias que les formen como personas y artistas marciales. Con los pequeños empiezo con cosas sencillas, como que no se metan en líos ni se pelen por la calle, o que ayuden en la limpieza del dojo (añade Sergio Hernández)… También deben comprender que el pago de una cuota mensual les da derecho al uso de unas instalaciones, de unas duchas, de unos vestuarios, de una sala de fitness, etc. en definitiva de entrar a un club o gimnasio, pero no de recibir las enseñanzas de un maestro, de integrarse a un linajes de cientos de años, eso debe ganarse con esfuerzo y dedicación… eso ya es el Budo.

 

Nada más, no le quitamos más tiempo. Arigatou gozai mashita.

 
Deja un comentario

Publicado por en 16/10/2008 en Uncategorized

 

EL TOYAMA-RYU BATTO-JUTSU Y LA FORMACIÓN DE LOS OFICIALES JAPONESES, LOS “ULTIMOS SAMURAI”. (2ª Parte)

Articulo publicado en la revista El Budoka nº 385


Aunque cambiemos nuestras sandalias, nuestro viaje continua – Okakura Kazuko

Los Samurai y su modo de vida fueron oficialmente abolidos en los primeros años de 1870.

No había lugar para los hombres avezados en la lucha, para los guerreros, para los Samurai.

Pero el Bushido, el código del Samurai todavía fue preservado intacto por las familias del guerrero, y enseñado al cuerpo de oficiales del Ejército y Armada Imperial japonesa.

Esos oficiales llevaron a sus hombres a los teatros de una guerra que fue el último gran conflicto mundial, con un inigualable espíritu que asombró al mundo entero y aún hoy perdura su recuerdo.

Fueron esos oficiales y el código del Bushido, quienes hicieron adquirir a los soldados japoneses una reputación de ferocidad implacable en todas las batallas que libraron.

Esta es la segunda parte del articulo de los que fueron a mi entender, los últimos Samurai del Emperador, aquellos que se enfrentaron con sus espadas en un época donde estas habían desaparecido hacia mucho de lo campos de batalla…

Gorra de oficial del ejercito imperial japonés. Obsérvese la banda y el ribete rojo junto a un Gunto, espada militar modelo 98.

Gorra de oficial del ejercito imperial japonés. Obsérvese la banda y el ribete rojo junto a un Gunto, espada militar modelo 98.

El uniforme de los oficiales japoneses

Como la tropa, los oficiales recibían en 1930 el uniforme de cuello recto característico por los distintivos de unidad de diversos colores y las marcas del grado bajo la forma de galones de hombro. La gorra caqui presentaba una banda y un ribete superior rojo para todos. Su estrella frontal era dorada (y en una corona de hojas para la Guardia). Visera y el barboquejo de cuero brillante, botones dorados grabados con la flor del cerezo.

En 1938 fue introducido el uniforme modelo 98:

- Guerrera de cuello vuelto portando los galones del grado, cerrada por un cinturón de tela caqui. Una lengüeta en el costado izquierdo para pasar el colgador de la espada, un pequeño botón en la parte inferior permitía cerrarla. Al lado derecho, una falsa lengüeta es colocada por estética.

- En el uniforme de campaña, el pantalón de caballería remplazaba al pantalón de pata recta, llevado con botas negras, provistas de espuelas para los oficiales superiores que eran jinetes.

Los oficiales tenían una capa y un impermeable cruzados en dos hileras de seis botones de cuero y con una capucha amovible. Los galones del grado estaban cosidos en el cuello, como sobre la guerrera. Existía también un abrigo recto muy antiguo, sin mangas, especie de larga capa provista de un capuchón. En 1938, los galones de grado de nuevo modelo fueron añadidos;

Oficial de la Guardia Imperial. Observar la corona de hojas que rodea la estrella de la gorra. En su mano porta un Gunto katana modelo denominado  tipo 3.

Oficial de la Guardia Imperial. Observar la corona de hojas que rodea la estrella de la gorra. En su mano porta un Gunto katana modelo denominado tipo 3.

La gorra ligera era similar à la de la tropa, pero los botones del barboquejo eran metálicos, dorados con la flor del cerezo. La estrella estaba bordada en hilo de oro,

Oficial en parada con el uniforme modelo 98 de cuello vuelto entregado en 1938. Gorra ligera, pantalón de caballeria y botas de montar. Porta un Shin-Gunto denominado tipo 3.

Oficial en parada con el uniforme modelo 98 de cuello vuelto entregado en 1938. Gorra ligera, pantalón de caballería y botas de montar. Porta un Shin-Gunto denominado tipo 3.

y normalmente colocada en un pentágono de tela de fondo.

El casco de acero era idéntico para la tropa y los oficiales.

Un poco de historia: el estilo Toyama-Ryu

En el año 6 de la era Meiji (1904), se inauguró Rikugun Toyama Gakko (colegio militar Toyama) en la localidad de Tokio (Shinjuku), hasta que en 1937 fue desplazada a 40km al sudoeste, cerca de la ciudad de Zama. Allí permaneció hasta que fue cerrada en 1945

La escuela se especializaba en practicas de tiro, preparación física, defensa personal y manejo de la espada, para formar a los dirigentes del ejercito.

Concretamente en el campo de manejo de la espada, reunieron a los maestros de cada escuela (estilos de Iaido / Kenjutsu) formando un nuevo estilo que se denominó Toyama-Ryu.

La academia Toyama tenía seis grandes dojo para la practica del Kendo y uno para el Jukenjutsu (1) la practica del uso de la bayoneta. Todos los dojo tenían una longitud de 60m y un ancho de 12m.

Pero el estilo Toyama Ryu no nació por si solo.

En el año 4 de la era Taisho (1916) comenzaron a evolucionar del manejo de sables de una mano del tipo occidental a espadas militares denominadas Gunto (2) utilizadas con las dos manos.

Entre los años 8 y 9 de la era Taisho (1920 – 1921), comenzaron la investigación para mejorar la capacidad de ataque en los combates de cuerpo a cuerpo y la enseñanza del manejo de espada corta (wakizashi y bayoneta).

De entre los que desarrollaron las técnicas de espada corta, se seleccionaron a los mejores para mejorar las técnicas de Ryote Gunto Jutsu (manejo a dos manos del Gunto).

En el año 13 de la era Taisho (1925), con la inauguración del dojo principal del colegio militar Toyama, pusieron en práctica enseñanzas para dar técnicas y estrategias para su utilización en la lucha de guerrillas a todos los soldados que llevaban Gunto (新軍刀).

Ya en el año 14 de la era Taisho (1926) se instauró como nombre del estilo el de Toyama ryu Iai jutsu.

En 1925 Morinaga Kiyoshi que era primer teniente y director del Kenjutsu Kenkyu Kai.- Comité de

investigación de la técnica con espada de la academia Toyama – fue el encargado de ayudar a crear un

Oficial en uniforme de campaña con la gorra ligera similar a la de tropa. La estrella estaba bordada en hilo de oro, y normalmente colocada en un pentágono de tela de fondo. Porta un Gunto modelo 98 con saya (funda) denominada como informal, posiblemente de metal o madera revestida de cuero.

Oficial en uniforme de campaña con la gorra ligera similar a la de tropa. La estrella estaba bordada en hilo de oro, y normalmente colocada en un pentágono de tela de fondo. Porta un Gunto modelo 98 con saya (funda) denominada como informal, posiblemente de metal o madera revestida de cuero.

sistema práctico en el uso de la espada japonesa en el campo de batalla moderno con el fin de incorporarlo

Suboficial japonés impartiendo instrucción de combate a civiles (mujeres) con bambú afilados, posiblemente a finales del ultimo conflicto Mundial. Puede observarse la lengüeta de la que cuelga un Gunto modelo 95 conocido como Gunto NCO (Non Commissioned Officer’s; Gunto para Suboficiales). Además porta la clásica gorra ligera similar a la de tropa y pantalón de caballeria con botas de montar

Suboficial japonés impartiendo instrucción de combate a civiles (mujeres) con bambú afilados, posiblemente a finales del ultimo conflicto Mundial. Puede observarse la lengüeta de la que cuelga un Gunto modelo 95 conocido como Gunto NCO (Non Commissioned Officer’s; Gunto para Suboficiales). Además porta la clásica gorra ligera similar a la de tropa y pantalón de caballería con botas de montar

como una asignatura de estudio en al academia. La idea era utilizar las técnicas mas eficientes de los estilos clásicos de Iaido, Iaijutsu y Kenjutsu.

En nombre del ejército japonés, entró en contacto con el Maestro Nakayama Hakudo célebre por ser un importante Maestro del estilo Muso Jikiden Eishin Ryu Iaido y ser el fundador del Muso Shinden Ryu. De tal modo que le solicitó su ayuda en la compilación de un sistema en las técnicas de espada que se podrían utilizar en el campo de batalla.

El segundo paso en la creación de este etilo militar, era analizar los informes de los expertos en grandes batallas de la historia reciente de Japón. La conclusión a la que llegaron basándose en las heridas y muertos de la batalla de Satsuma en 1877, era que el corte mas común y eficiente era el denominado “Kesa giri” un corte realizado diagonalmente hacia abajo, causa principal de casi todas la lesiones fatales (foto14) .
La conclusión sobre todo esto fue que la base técnica del nuevo estilo era el “kesa giri”.

El resultado del trabajo de la Kenjutsu Kenkyu Kai y el sensei Nakayama fue un nuevo estilo que nació en 1925 y que en principio se llamó Gunto no Soho (3) que consistía en cinco Kata y tameshigiri (prueba de técnica de corte). Para este cometido se utilizaban “makiwara” que consistían en rollos de paja de arroz que se hundían en agua para que estuvieran sólidos y húmedos como el cuerpo humano.

En 1939, el Gunto no Soho fue redefinido, la razón de esta reforma fue la escasa utilidad durante la guerra en Manchuria entre el Japón y la China.

El Sensei Morinaga sirvió en varias ocasiones cumpliendo con su deber de instructor destinado en la Academia Militar de Toyama (Toyama Gakko), con los grados de Teniente, Capitán, y Comandante. Más tarde, a partir de 1939 hasta 1945, siendo Teniente Coronel Morinaga Kiyoshi fue destinado como Director de la Academia Toyama. Como tal, fue el responsable de ampliar el plan de estudios del iai a partir de los cinco kata establecidos a siete. Esto se logró suprimiendo la versión del año 1925 de la forma numero cinco, y agregando una nueva forma cinco junto a otras dos, la seis y la siete.

Hubo tres fases de evolución y desarrollo del Gunto Jutsu.

1ª, Hasta el año 4 de la era Taisho (1916), definición y desarrollo de las técnicas de Gunto Jutsu en general. (kenjutsu)

2ª, En el año 14 de la era Taisho (1925), desarrollo del “Batto jutsu“, desenvaine, envaine y cortes con los Gunto, además de cinco kata (formas) fáciles de aprender.

3ª, Corresponde hasta el cierre de la escuela militar Toyama, se centraron en el “Tameshiguiri” (pruebas de corte), puntos a tener en cuenta como etiqueta, y se fijaron siete kata (formas) que fueron la base de lo que se conoce hoy como Toyama ryu Iaido.

En noviembre del año 16 de la era Showa (1941) en el colegio militar Toyama se redactó un manual: Tanki sokusei kyoiku gunto kunren (ichigeki hissatsu)

Manual de la escuela Toyama Gakko sobre el manejo del Gunto no Soho.

Manual de la escuela Toyama Gakko sobre el manejo del Gunto no Soho.

El objetivo principal de esta enseñanza intensiva era enseñar el manejo de los Gunto a las personas sin conocimiento del “Kenjutsu“.

En el combate real, se centraban en 3 técnicas:

Oficial de la Marina provisto de casco de acero idéntico al de la tropa. Porta un Kai Gunto (denominado Tipo Tachi) que es un Gunto para oficiales de la Armada Imperial japonesa.

Oficial de la Marina provisto de casco de acero idéntico al de la tropa. Porta un Kai Gunto (denominado Tipo Tachi) que es un Gunto para oficiales de la Armada Imperial japonesa.

1ª, Ryote shomen giri (corte vertical de frente a dos manos).

2ª, Ryote shitotsu (estocada con dos manos)

3ª, Hidari kesagiri (corte diagonal izquierda)


Para evidenciar en detalle la eficacia práctica de las técnicas de espada de la escuela Toyama, puede hacerse referencia tan solo a una publicación americana llamada “The Jap soldier”, publicada en 1943 en la que se explicaba aconsejando a los oficiales del ejército de los Estados Unidos ante la posibilidad de un encuentro con oficiales enemigos

en el campo de batalla. Se escribía; los “oficiales japoneses todavía

portan viejas espadas. Los verán conducir a sus tropas agitando sus espadas, igual que en los viejas películas, dispárenles tan rápido como puedan, porque esas espadas pueden rebanar a un hombre desde el cuello hasta la cadera de un solo y limpio corte vertical”. A este respecto la citación sobre la pericia con la espada

de los oficiales japoneses fue probablemente basada en testimonios de testigos directos procedentes de los campos de batalla, transmitiendo esa información a los responsables de crear nuevos manuales del entrenamiento. También puede proceder de los sucesos producidos por la Nanpo Kirikomitai o la “Southern Special Attack Force” (fuerza especial de ataque del sur) que estuvo destinada en Manchuria durante la pasada guerra. Este grupo de élite entró en combate armado tan sólo con espadas contra infantería equipada de armas

Otra muestra del mismo manual.

Otra muestra del mismo manual.

modernas, y a pesar de sus mínimas probabilidades causó un severo daño físico y psicológico al enemigo.

Uno de los instructores de este grupo decía que una vez que estaban aproximadamente a noventa pies de las líneas enemigas, y cuando el fuego de armas ligeras dirigido contra ellos era más impreciso, la ventaja parecería cambiarse de golpe a su favor. Cuando el enemigo veía a los expertos espadachines cayendo sobre ellos, férreos en su objetivo de alcanzar sus posiciones a pesar de sus escasas probabilidades de éxito, se desmoraliza

ban, cayendo en el cao

Unidad japonesa celebrando con vivas al Emperador posibles victorias. Obsérvese que la mayoria va provista de espadas Gunto.

Unidad japonesa celebrando con vivas al Emperador posibles victorias. Obsérvese que la mayoría va provista de espadas Gunto.

s y el desorden permitiendo así que el grupo de ataque cerrara la distancia rápidamente sin demasiada dificultad. En el combate de cerca, la ventaja del espadachín entrenado abrumaba dramáticamente a los que lo probaban. (4)

Conclusión

Tan simple y efica

z, el Toyama Ryu insinúa la posibilidad de eliminar a un enemigo con una espada en el actual siglo XXI, del mismo modo que lo hicieron los oficiales japoneses en el último gran conflicto del pasado siglo. Tal vez esto, y la sensación inigualable de tener entre las manos el frío y afi

lado acero de una katana japonesa, es lo que ha contribuido a la difusión del estilo Toyama Ryu en muchos países del mundo y ahora en España (y también en Andorra ).

El Toyama Ryu es una invención relativamente moderna, pero elaborada a partir de una antigua herencia guerrera.  Como tal, puede ser tanto una ventana al pasado de los guerreros Samurai, una herencia de un tiempo bélico relativamente reciente, como una práctica contemporánea que puede permitir a sus iniciados la adquisición de idénticos valores que profesaron aquellos que crearon y practicaron estas técnicas; Gi – Honradez y Justicia; Yu – Valor; Jin – Compasión; Rei – Cortesía; Meyo – Honor; Makoto – Sinceridad Absoluta; Chugo – Deber y Lealtad.

Lo más importante, el estilo Toyama Ryu no basa su existencia, pese a las modificaciones actuales, en una practica deportiva.

Hoy día, el estilo Toyama Ryu reconoce su origen militar, pero no insiste en él.

Fotografia de tres oficiales de la época. A destacar su juventud. Están uniformados con el modelo entregado en 1930. Portan pantalón de caballeria y botas de montar con espuelas. Portan Gunto modelo 98

Fotografía de tres oficiales de la época. A destacar su juventud. Están uniformados con el modelo entregado en 1930. Portan pantalón de caballería y botas de montar con espuelas. Portan Gunto modelo 98

El estilo Toyama Ryu fue diseñado para capacitar a los oficiales del Ejército Imperial Japonés en el conocimiento del Gunto no Soho (Técnicas de espada militar) de forma que estuvieran preparados ante la posibilidad de un tener que combatir cuerpo a cuerpo, aún tratándose de un ejercito moderno y con modernas y mejores arm

as que una anacrónica espada.

Si es cierto y así lo indican numerosas documentos fotográficos, que se utilizaron en ocasiones esas espadas y las técnicas aprendidas con ellas, para decapitar a prisioneros de guerra. Este desgraciado aspecto, muy mediatizado, y el que sean hechos de la historia relativamente recientes, son los que hacen que exista un cierto recelo hacia este tipo de armas de ese periodo y todo lo relacionado con él.

En esta instantánea puede verse un avance de miembros de una unidad japonesa en pleno combate. Puede observarse al oficial blandiendo su Shin-Gunto en plena batalla.

En esta instantánea puede verse un avance de miembros de una unidad japonesa en pleno combate. Puede observarse al oficial blandiendo su Shin-Gunto en plena batalla.

Personalmente me he encontrado con un cierto “edulcoramiento” a la hora de hacer referencia a la historia bélica real de la escuela Toyama-Ryu. Como he citado anteriormente, creo que la cercanía de los últimos conflictos en los que el estilo Toyama-Ryu tuvo su “bautismo de fuego” y el hecho de que Japón perdió la contienda, siendo por ello, muchos de los componentes del derrotado ejercito acusados y condenados por crímenes de guerra, ha hecho que se pase en la historia muy por encima de estos acontecimientos para evitar reabrir heridas o crear polémica alrededor de dicha escuela.

No negare que impresiona el oír hablar de “experiencia real de las técnicas de espada en el campo de batalla” durante las guerras del siglo XX.

La imagen mental de un experto maestro en Kenjutsu ejecutando a prisioneros para perfeccionar su técnica es cuanto menos inquietante.  Es perfectamente comprensible que muchos maestros de la época post bélica, se negaran a seguir las lecciones de la guerra y los estilos surgidos de ella toda vez que “se volvieron hacia las viejas escuelas de técnicas de espada (Koryu Kenjutsu)” y crearon modernas síntesis extraídas de las antiguas escuelas, estandarizándolas para que pudieran ser fácilmente asimiladas por un gran numero de interesados.

Pero… aún siendo tan horribles como fueron los crímenes de guerra japoneses, seamos realistas, ¿eran los de los antiguos Samurai mejores? ¿O es que el tiempo y la distancia histórica nos hacen pensar en la pureza y seguridad de esas escuelas?…

Las espadas están diseñadas para matar. Podemos jugar en anacronismo creativo, pero la verdad no es tan idílica y bella como nos quieren hacer ver muchos practicantes modernos de espada o a través de las producciones de Hollywood.

Aquellos que aún vemos, las artes marciales com

El autor del articulo el Sensei Sergio Hernández, practicante del estilo Toyama-Ryu en un movimiento del kata Sanbonme, después de efectuar tsuki.

El autor del articulo el Sensei Sergio Hernández, practicante del estilo Toyama-Ryu en un movimiento del kata Sanbonme, después de efectuar tsuki.

o tales y no como meros deportes, buscamos y analizamos las disciplinas que practicamos desde una óptica real y objetiva, distinguiendo bien los valores positivos que se adquieren a través de su practica y sin obviar los aspectos negativos, que también estudiamos para evitar cometer los mismos errores. “Todas” las artes marciales creadas como tales, fueron ideadas para eliminar (matar) al enemigo. En nuestro vocabulario, y ahora acabo de hacer un ejemplo, cambiamos expresamente las definiciones para suavizar, (en especial de cara al neófito o externo de las disciplinas), lo que es obvio. A través de los años, muchas disciplinas han modificado adecuadamente ese objetivo principal, para pasar a ser “Caminos de realización personal”, es decir del Bujutsu se pasa al moderno Budo.

Esa gran “fabrica de sueños” que es el cine a puesto desde hace unos años la “moda” del manejo de la espada y de keikogi color “índigo”, que me recuerda a otras que también tuvieron su momento álgido, y como no, su caída en el estrellato de los sistemas de artes marciales orientales. ¿Cual será su duración?.

Ese fenómeno de lo que parece nueva “moda” de la búsqueda por parte de neófitos y también entre iniciados en sistemas de combate, hacia las artes marciales tradicionales japonesas creo que es una oportunidad que ha mi entender permitirá un aumento de la cultura marcial en nuestro país, además de hacer que quizás algunos (especialmente los jóvenes) se inclinen por la practica de actuales Budo y tomen como ejemplo los valores que por desgracia están en declive en nuestra sociedad.

A mi entender, uno de los estilos que tendrá un sitio en un futuro cercano en ese panorama “marcial” es el Toyama-Ryu Batto-Jutsu,. Existe un sector de practicantes decepcionados con los aspectos deportivos de las actuales mal llamadas “artes marciales” y muchos deseosos de practicar verdaderas disciplinas de combate. Personalmente espero poder ayudar con mi dedicación y esfuerzo a la difusión de este estilo en nuestro país. 

Autor: Sergio Hernández Beltrán

ryubukan@hotmail.com

Gunto Modelo 98 de oficial del Ejercito Imperial japonés propiedad del autor del articulo como una antigüedad de época de la Segunda Guerra Mundial. Esta firmado (Mei) en su espiga por el forjador Naosuke

Gunto Modelo 98 de oficial del Ejercito Imperial japonés propiedad del autor del articulo como una antigüedad de época de la Segunda Guerra Mundial. Esta firmado (Mei) en su espiga por el forjador Naosuke

(1) Ver articulo del mismo autor en la revista El Budoka nº nº 347 titulado “Juken Jutsu; El mortal arte de la bayoneta”

(2) Gunto – “espada militar” (éste termino se refiere a todas las espadas en montajes militares, sea la hoja forjada o no.)

(3) La Marina de Guerra japonesa (Kaigun Rikusentai ) de la época también tuvo su propia versión e instructores para el trabajo con los denominados como Kai-Gunto, es decir las espadas militares de la Armada. (foto 23)

Antes de la guerra del Pacífico, en la época de la Incidente Manchu (1931) señalan que durante la guerra entre el Japón y China, el Sensei Takayama Masayoshi, (foto 24) Maestro de Kenjutsu de la Armada Imperial Japonesa, sostuvo que no se podía matar a la gente con una espada utilizando tan sólo la formación del Kendo. Él se retiró de la Butokukai con el fin de ir a China, para conseguir “experiencia real” directa en el campo de batalla de las técnicas con espada.
Después, a su regreso a Japón codificó las técnicas creando un estilo al que llamó Jissen Budo Takayama Batto Jutsu Ryu, (Autentico Arte Marcial de Técnicas de Corte del estilo Takayama) (foto 25)

estilo que luego enseñó en la Academia Imperial Naval; finalmente tuvo la oportunidad de enseñar al príncipe Takamatsu-no-Miya. A causa de sus “pruebas” con la espada en China Takayama sensei fue clasificado más tarde como Criminal de Guerra clase B acusado de haber matado a 40 chinos y fue condenado a veinticinco años de prisión en las montañas de la prefectura de Oita. Más tarde el Maestro Taizaburo Nakamura pudo intercambiar ideas con Takayama sensei, cosa que influenció de forma significativa en la creación de su estilo, el Nakamura Ryu Happo Giri.

(4) No hace tanto pues, de “cargas” de guerreros armados con espadas frente armas de fuego muy superiores. La imagen de la “ultima carga” que nos propuso Hollywood en el film “The Last Samurai” tuvo sus homogéneas en la más cruda realidad de los combates en los frentes de Asia y el Pacifico durante la Segunda Guerra Mundial. Las famosas cargas “Banzai” fueron a todas, todas, de un sorprendente valor y un inútil gesto de unos símbolos del pasado de una nación agonizante. Lo más doloroso, las miles de jóvenes vidas desperdiciadas en los campos de batalla… no hubo allí música de fondo, no hubo cámara lenta, no hubo muerte con Honor,…¡solo hubo muerte!.

Pero quedo el GESTO….

(nota del autor)

 
 

Etiquetas: ,

EL TOYAMA-RYU BATTO-JUTSU Y LA FORMACIÓN DE LOS OFICIALES JAPONESES, LOS “ULTIMOS SAMURAI”. (1ª Parte)

Articulo publicado en la revista El Budoka nº 384

“El cerezo es el primero entre los árboles;

el guerrero es el primero entre los hombres”.

Kanji correspondiente a Toyama-Ryu

Introducción:

En 1870, el Emperador Meiji abolió formalmente el feudalismo y al mismo tiempo, los celebres Samurai perdieron todas sus prerrogativas e incluso se les prohibió el llevar la katana (1875).

Estos, debieron abandonar su peinado típico, que consistía en llevar la parte anterior de la cabeza completamente rasurada, y los cabellos de la parte posterior recogidos sobre la nuca y anudados en un moño en lo alto de la cabeza (chonmage).

La mayor parte de los 400.000 a 500.000 Samurai que existían entonces en Japón se sometieron a los cambios.

Takamori Saigo, con otros 40.000 Samurai, prefirieron morir y librar por su honor la última batalla desesperada. Armados voluntariamente sólo con su sable, lanzas y alabardas hicieron frente al nuevo ejercito de Emperador, equipado con armas modernas. Fue un último gesto de una forma de vida que desaparecía.

Sin embargo un extraño hombre de veintitrés años de edad, de nombre Mitsuru Toyama, entró en escena tras el aplastamiento de la rebelión de Takamori Saigo. Toyama quería un país puro y duro. Soñaba con un Japón fiel a sus orígenes, a los Kami, y fiel a la veneración del Emperador. Rechazaba un régimen Imperial que se convirtiera en constitucional. Conspirador tanto como asceta, Mitsuru Toyama deseaba vengar la muerta de Takamori Saigo. Al poco Toshimichi Okubo, Ministro del Interior, fue asesinado. De ahí en adelante, sólo reinaría el puro espíritu nipón. Los clanes militares, tomaron el poder y el 1 de Agosto de 1894, el Japón declaró la guerra a China. Luego desembarcaron en Corea, tomaron Port Arthur y penetraron en Manchuria.

Mitsuru Toyama se convirtió en el animador de una gigantesca sociedad secreta denominada “Dragón Negro” (1). La sociedad impulsó al país a una guerra contra Rusia, cometió asesinatos políticos y también prepararon las condiciones para invadir China. El periodo de esplendor de dicho organismo duró treinta años, durante los que se dedicó a exhortar a los japoneses para que emprendieran la guerra santa contra el capitalismo, el bolchevismo, la democracia y el mundo occidental.

De ahí en adelante los representantes de una coalición militar-nacionalista ocuparan los puestos clave del Estado. Los militares, instituidos en dictadura, se sintieron capaces de enfrentarse al mundo. Ni la inmensa China, ni los Estados Unidos les dio miedo alguno. Durante ocho años, hicieron participar a cada japonés del mito al que llamaron Gran Japón.

El Dai Nihon, es el periodo durante el cual los dirigentes nacionalistas creyeron en la dominación japonesa sobre toda Asia oriental y sobre Oceanía. Se adoctrinó al pueblo con teorías sobre su superioridad y su misión divina de liberar el Este de la dominación occidental.

Cuando el Japón fue a la guerra (ataque a Pearl Harbour ) en 1941, la casta de los Samurai había sido suprimida hacia setenta cuatro años. Pero el Bushido, el código del Samurai todavía fue preservado intacto por las familias del guerrero, y enseñado al cuerpo de oficiales del Ejército y Armada Imperial japonesa. El hecho de que el código no fuera incorporado de forma oficial en el ejército no lo invalidó, porque existió en su seno en un plano superior – como ideal, como fe, como credo, y una respuesta a las preguntas de la vida y de la muerte.

Esos oficiales llevaron a sus hombres al campo de batalla con un inigualable espíritu que asombró al mundo entero y aún hoy perdura su recuerdo.

Fueron esos oficiales y el código del Bushido, quienes hicieron adquirir a los soldados japoneses una reputación de ferocidad implacable en todas las batallas que libraron.

Los soldados bajo su mando fueron forzados hasta el agotamiento con un olvido total de los sentimientos humanos normales, y sus mandos les trataron con bárbara severidad. Estimularon sin piedad a sus hombres, hasta un punto intolerable para cualquier soldado aliado… ¡A veces parecía ir más allá del limite de la resistencia humana!.

“El dolor y la pena harán hombres de vosotros” era la consigna del soldado japonés.

Y aquellos hombres aceptaban todo esto con una obediencia sin vacilaciones. La sordidez, la falta de alimento y el castigo eran su vida de servicio.

El Ejercito y la Marina Imperial japonesa se estructuraron en torno a la palabra “ataque”. Las tropas japonesas al principio del último gran conflicto mundial basaron sus éxitos en las operaciones ofensivas. Hicieron de esta característica forma de luchar, algo más que una mera doctrina táctica: era una actitud profundamente arraigada en sus mentes.

Se evitaba la palabra “defensa” y los Jefes de Estado Mayor japonés preferían decir que “se protegería una posición para un avance”

La propaganda de Tokio, así como la de sus enemigos habló de hombres “inexpugnables, irreductibles, invulnerables” y al frente de estos soldados que dominaron Asia, se encontraban sus oficiales y… estos fueron los últimos “Samurai” en enfrentarse al enemigo con sus espadas…

La Academia para oficiales del ejercito japonés Toyama Gakko

La Academia para oficiales del ejercito japonés Toyama Gakko

Una antigua técnica…una moderna escuela;

En una época donde las artes marciales que habían servido a los bushi de antaño desaparecían de la moderna sociedad japonesa, en los límites espartanos de las academias militares, el Kenjutsu sin embargo consiguió sobrevivir. En la Rikugun Toyama Gakko las técnicas y el espíritu de los Samurai se mantuvieron vivas de forma práctica como cuenta el autor Hillis Lory en una publicación de 1943 titulada ; “Maestros militares de Japón – el ejército en la vida japonesa”. En el capitulo cuyo titulo es “El Oficial Japonés, el moderno Samurai” él nos dice; “desde el punto de vista de la infantería, debe ser mencionada la Escuela Toyama de Educación Física. Jóvenes oficiales, en especial hombres no-comisionados (suboficiales – nota del autor) y primeros y segundos tenientes son designados por los comandantes regimiéntales para servir allí.

La instrucción se da en diversos grupos según la graduación. La esgrima con bayoneta, el ju-jutsu japonés y la lucha japonesa se incluían generalmente como materias en los cursos de las escuelas de entrenamiento físico”. Y continúa; “un gran estrés añadido a una gran resistencia física, enseñan al estudiante a especializarse en hazañas tales como nadar en un río con el equipo de combate completo sostenido su rifle sobre el agua.(2) (foto 2) Un graduado, campeón olímpico de natación, nadó hasta el exterior del puerto de Hong-Kong con varios otros nadadores expertos, y manteniendo sus armas y munición secos hicieron estallar unas minas puestas por los británicos mediante fuego de fusil de tal modo que los cargueros japoneses pudieron navegar por el puerto de Hong-Kong libres de ese peligro”.

¿Pero quienes y como se formaban esos oficiales que sorprendieron al mundo en el último conflicto mundial todavía empuñando curvas espadas?

La formación de los oficiales

Yonen Gakko, escuela militar preparatoria

Yonen Gakko, escuela militar preparatoria

La formación de los futuros oficiales comenzaba a la temprana edad de 13 o 14 años con la entrada en las Yonen Gakko, escuelas militares preparatorias, tras un difícil examen.

Después de un ciclo de estudios de 3 años, los alumnos accedían a la Yoka Shikan Gakko: academia militar de jóvenes (foto 4).

La academia organizaba 2 ciclos distintos:

1-  El Seito que duraba 2 años. Accedían – además de los jóvenes de 17-18 años procedentes de las Yonen Gakko – hombres jóvenes entre 16 y 18 años cualificados por su instrucción y su educación; los suboficiales en activo de menos de 25 años, que contaban como mínimo 10 años de escuela y propuestos por sus jefes de cuerpo; Soldados de menos de 22 años que tuvieran las aptitudes necesarias, igualmente propuestos por sus jefes de cuerpo.

Jóvenes cadetes en la escuela preparatoria para ser oficiales del ejercito Imperial.

Jóvenes cadetes en la escuela preparatoria para ser oficiales del ejercito Imperial.

Al final del ciclo, los alumnos eran destinados durante 8 meses en diversas unidades donde servían como soldados, cabos o sargentos. Después volvían a la Shikan Gakko.

2- El Gakusei, que duraba 1 año. Los alumnos debían tener una edad de menos de 38 años, escogidos entre los ayudantes, sargentos-jefe y sargentos, después de un difícil precurso. Dos meses después del fin de los estudios, eran nombrados oficiales “con ascenso limitado”, no pudiendo sobrepasar el grado de capitán.

La academia militar (Shikan Gakko) recibía a los cadetes de la Yoka Shikan Gakko para una durada de 1 año y 8 meses. La disciplina era muy estricta: prohibición de frecuentar a las chicas e incluso de hablar con mujeres… Formando oficiales para todas las armas, las promociones de la academia eran repartidas por clases según las armas, teniendo todas un “tronco” común, y un programa particular correspondiente a cada especialidad.

Al graduarse, los alumnos efectuaban un periodo destinados como suboficiales de una duración de 2 à 6 meses. No recibían sus despachos de subteniente hasta después de un informe favorable del Consejo de oficiales de la unidad donde realizaban su periodo de practicas.

Existía asimismo diversas escuelas de especialización: Infantería, Ingenieros, etc. Y sobretodo la Escuela de Educación Física Toyama (Rikugun Toyama Gakko) donde eran instruidos a fondo tanto en combate a la bayoneta

Fotografia de un manual de la época que muestra a un oficial ataviado de pantalón de caballeria y botas de montar. Porta gorra caqui y esta ataviado con el equipo de Jukenjutsu o esgrima con bayoneta.

Fotografía de un manual de la época que muestra a un oficial ataviado de pantalón de caballería y botas de montar. Porta gorra caqui y esta ataviado con el equipo de Jukenjutsu o esgrima con bayoneta.

, como en Kenjutsu, Jujutsu y natación. Los oficiales graduados en esa Escuela eran objeto de una gran consideración.

En la cima de la escala de instrucción se encuentra la Rikugun Dai Gakko (Escuela Superior de Guerra). Después de una difícil selección allí se formaban los oficiales de Estado Mayor. El Curso y los stages se alargaban por tres años. Los oficiales de reserva eran requeridos eran escogidos entre soldados que poseían una instrucción y educación adecuadas. Después de las clases y diversos exámenes, unos eran formados como sub-oficiales y los mejores seguían los cursos como cadetes para oficiales de la reserva. Durante la guerra, la duración de estos cursos fue disminuyendo de 11 à 6 meses.

Actitud y comportamiento

El oficial japonés en su actitud, difería francamente de sus homólogos occidentales en numerosos puntos.

En su mayoría, el cuerpo de oficiales procedía de la pequeña clase media, pequeños comerciantes, pequeños industriales, pequeños propietarios rurales, etc. De humilde extracción, el oficial sobretodo subalterno, era un alumno espartano, no poseían más que una débil cultura general, siendo muchas veces ingenuo e ignorante del Mundo exterior. Formado según un sistema estrecho e inflexible, poseían a menudo una gran rigidez de pensamiento, en detrimento de la imaginación y de la iniciativa. Su solo interés concernía a su cometido. Concienzudo y trabajador, el conocimiento perfecto de los reglamentos le permitía hacer frente a todas las situaciones previstas, pero lo imprevisto le desconcertaba muy fácilmente.

Sea cual fuere su origen, el oficial pasaba por una escuela de formación única. Dando como resultado una sólida homogeneidad, à la cual el mando le daba la máxima importancia. Su vida estab dedicad a su país y cuando llegara el momento , debía ofrecerla sin vacilación.

En el combate, según el Manual, el oficial – por su coraje y su sangre fría – debía inspirar à sus soldados una confianza inquebrantable. Se consideraba que lanzarse sable en mano, a la cabeza de su sección valía más que el tiro de 20 fusiles. El oficial nipón debía entonces manifestar en toda circunstancia una confianza en si llevada al extremo. Heredero de los Samurai, se comportaba sobretodo más como un guerrero que como un oficial en el sentido en que nosotros lo entendemos. Esta actitud entrañaba también perdidas extremadamente elevadas.

La muerte, desde su infancia, no tenia para el soldado japonés el mismo significado que para nosotros. Para el Bushido, se debía de seguir el código Yamato Damashii, es decir las tradiciones caballerescas, la inspiración característica que animaba a los japoneses y los predisponía al sacrificio de su vida por su soberano y su patria.

En la escuela elemental se le enseñaba a amar a su nación con una pasión desconocida en Occidente. El soldado japonés servía a su Emperador con orgullo y aceptaba sin discusión una disciplina de hierro y la influencia del Espíritu Samurai.

Un soldado (de hecho no importa, cualquier japonés en principio) debía afrontar la muerte con desenvoltura, puesto si él sabia caer gloriosamente, la inmortalidad le estaba prometida. Los mejores de estos héroes se convertían en semidioses (Kami), a los cuales el templo de Yasukuni, (3) en Tokio esta consagrado y donde van a rezar, aún en nuestros días por las almas de los héroes caídos en el campo del honor.

Por ello, la rendición no podía ser admitida. Rendirse era considerado como un gran deshonor, no solamente para el soldado, sino también para su familia. Según el Código de honor del ejercito, todo soldado hecho prisionero (herido…) debía lavar su falta por el suicidio a partir que el recobrara la libertad. Si rehusaba, debía ser juzgado delante de una corte marcial. Se convertía entonces en blanco del desprecio por los suyos y el resto de sus compatriotas, incluso si a los ojos de la ley, era rehabilitado en el juicio al que se le había sometido.

Japón debió sus éxitos al soldado, al cual a veces de forma despectiva se le describía como “hormiga” o “insecto” por la constancia en su cometido final.

El Capitán General Slim Comandante del Catorce Ejercito ingles en Birmania dijo del soldado japonés; “Hablamos mucho de luchar hasta el último hombre y hasta la última bala, pero el soldado japonés es el único que lo hace”.

Sobre estas bases descritas, el Alto Mando japonés, suponía que todos los soldados eran igual de valientes y, por consiguiente, no existía una medalla al valor. Esta sólo se concedían por campañas o por un servicio largo y distinguido.

En resumen, agresivo, orgulloso, habituado a una vida frustrada, el oficial japonés era perfectamente apto para instruir y conducir a sus hombres al combate.

Autor: Sergio Hernández Beltrán

ryubukan@hotmail.com

(1) La familia Nakano perteneció a la sociedad Dragón Negro y uno de sus miembros fue tutelado por el mismísimo Mitsuru Toyama, su nombre; Michiomi Nakano más conocido por Doshin So fundador del Nipón Shorinji Kempo – nota del autor -

(2) Esta técnica que asombraba al comentarista no era más que una adaptación con equipo moderno del antiguo arte guerrero japonés especializado en técnicas de combate en el agua vistiendo armaduras denominado como Suijutsu del cual existen diferentes Ryu Ha como ; Kankai-Ryu especializado en actuar en mar abierto, Iwakura-Ryu; Kobori-Ryu especializado en cruzar ríos con fuertes corrientes y se caracteriza por enseñar a mantener la posición vertical a fin de luchar con espadas o disparar con arco o mosquete desde el agua; Tosuijutsu; Kobu-Ryu; Koike-Ryu; Mukai-Ryu; Nogima-Ryu; Sasanuma-Ryu; Shinden-Ryu especializado en nadar largas distancias; Shinto-Ryu; Suifu Ota-Ryu; Suifu-Ryu especializado en actuar en corrientes cambiantes; Takeda-Ryu; Usuki-Ryu; Yamauchi-Ryu.

(3) El santuario Yasukuni (literalmente: “santuario de un pueblo pacífico“) es un polémico santuario sintoísta existente en Tokio, Japón. El nombre original del santuario se escribió como 靖國神社 (esto es, Yasukuni Jinja) pero según el actual repertorio de caracteres joyo kanji el nombre ha de escribirse 靖国神社.

En el mes de octubre de 2004, su Libro de las Ánimas contenia un listado de los nombres de 2.466.532 soldados japoneses y coloniales (27.863 coreanos y 21.181 taiwaneses) caídos en conflictos bélicos, entre los que se encuentran catorce criminales de guerra de primer orden.

Te veré en Yasukuni” era una frase corriente entre los soldados cuando se despedían antes de la batalla, . Saber que sus espíritus, convertidos en kami, velarían eternamente sobre las islas sagradas del Japón, les aligeraba en el enfrentamiento con la muerte.

Dos veces al año durante el periodo de la guerra se celebraba una complicada ceremonia en Yasukuni. Los nombre s de los caídos en combate eran colocados en un arco, que se llevaba en procesión a la luz de las antorchas hasta el altar en que los hombres se deificaban. A partir de entonces se creía que el soldado continuaría luchando por Japón en el mundo de los espíritus.

 

Etiquetas: ,

Oshiro Toshihiro: el Camino del Yamanni – Ryu

Oshiro Toshihiro: el Camino del Yamanni – ryu

por Dong Tran

Esta entrevista aparece en la pagina web del Shihan Toshihiro Oshiro estando autorizada su traducción y publicación.

Entrevista con el Sensei Toshihiro Oshiro

Sensei Toshihiro Oshiro

Sensei Toshihiro Oshiro

D.T.: ¿Cuándo y donde nació Ud.?

Toshihiro Oshiro: Nací el 1 de mayo de 1949 en Haneji, Okinawa, Japón.

DT: ¿Cuándo comenzó Ud. a practicar Karate? ¿Su juventud giró alrededor de artes marciales?

T.O.: Comencé seriamente cuando tenía dieciséis años. Pero en realidad, cuando tenía ocho años o nueve en la escuela primaria mi Sempai ya me enseñó Karate y Bojutsu. Entonces podríamos decir que comencé en la edad de ocho. Sin embargo no era igual la manera como se practica en el dojo hoy día; era más bien como cuando los niños juegan al béisbol o el baloncesto.

DT: ¿A que ryu pertenecía entonces?:

T.O. No puedo recordar los kata que me enseñaron. Estos eran una mezcla de kata Pinan y Naihanchi, pero no sé quien creó estos kata. Después de la Segunda Guerra Mundial muchos maestros de Karate de Okinawa fueron prisioneros de guerra y uno de los campos de internamiento estaba cerca de Haneji, de alguno de ellos seguramente provenía el Karate enseñado a la gente de nuestra ciudad.

DT: ¿Quien fue su primer sensei de Karate ? ¿entreno también con Nagamine Shoshin Sensei? ¿ dió clases en su dojo?:

T.O. Mi primer y principal maestro de Karate fue Shima Masao sensei. Un año después de ingresar en su dojo, él me recomendó que yo fuera en el tren al Hombu Dojo. Cuando me gradué como Shodan me hice ayudante de instructor y luego instructor. Pero el impartir una clase no es lo mismo que el enseñar. ¡Son dos cosas completamente diferentes! Shima sensei me enseñó desde Fukyu kata hasta Chinto. En la oficina central, Nagamine sensei, Kushi sensei, Yamaguchi sensei, y Nakamura sensei me enseñaron Chinto kata. Nakamura sensei, sobre todo, me enseñó Chinto kata muy profundamente..

DT: ¿Cuándo conoció a Kishaba Chokei sensei?:

T.O. Lo conocí cuando me gradué de cinturón marrón. Entonces no era como el sistema de clasificación moderno. En aquel tiempo entrenamos de día y de noche, siete días a semana. Alcancé el cinturón marrón en un año. El dojo del sensei Shima, fue inaugurado conjuntamente por los maestros Shima, Taba, y Kishaba. Más tarde Taba y Kishaba sensei se marcharon a las islas centrales de Japón, tan sólo Shima sensei controló la escuela. Cuando me gradué como cinturón marrón, Kishaba sensei volvió, así es como le conocí. Fue entonces cuando comenzó a enseñarnos. Pero Shima sensei fue mi principal sensei de karate. Mis principios y base técnica provienen de él. De Kishaba sensei gané mucho conocimiento y pulí mi técnica.

DT: ¿Dónde se entrenó usted?:

T.O. La Educación(instrucción) era muy personal. Si el sensei veía que un estudiante en particular quería realmente aprender, después de la clase llevaba al estudiante a su casa y le enseñaba más.

DT: ¿Cuándo conoció a Chogí Kishaba , hermano del sensei’s Chokei, su maestro de Yamanni – ryu ?:

T.O. Shima sensei siempre hablaba de Chogi Kishaba sensei y Chokei sensei también me habló de su hermano, diciéndome que él era un maestro realmente bueno en bojutsu. Cuando Kishaba Chokei sensei volvió de Japón, él no tenia un lugar para quedarse, entonces se quedo a vivir en la casa de su hermano Chogi, que era donde iba yo a practicar karate con él. Esto siguió durante ocho años antes de que yo finalmente consiguiera ver personalmente al sensei Chogi realizando técnica bo y cuan diferente era de otra gente.

DT: ¿Conocía usted el Yamanni – ryu antes de esto?:

T.O. Yo desconocía la existencia del Yamanni – ryu antes. La primera vez que oí nombrarlo fue al mismo Kishaba sensei. Pero otros sensei conocían el Yamanni – ryu; yo era entonces un adolescente y desconocía su existencia.

DT: ¿Kishaba sensei enseñaba activamente Yamanni – ryu entonces?:

O.T. No lo sé. La único que sé es que por aquel entonces, siempre que iba a su casa para entrenar, yo era el único estudiante.

DT: ¿Kishaba sensei le aceptó enseguida o tuvo que superar alguna prueba o esperar un tiempo?:

O.T. Me permitió entrenar con él porque su hermano me recomendó.

DT: ¿De que trabajaba usted entonces?:

Yo trabajaba en aquel tiempo en el departamento de policía.

DT: ¿Kishaba sensei es el único sucesor de Masami Chinen sensei, el fundador de Yamanni – ryu, o existen otros?:

O.T. Creo que habían otros instructores de Yamanni – ryu. Ellos aprendieron de Masami Chinen o su abuelo Sanda, pero escuche decir que sólo Kishaba sensei sabe todos los kata de Yamanni – ryu.

DT: Hubo más gente que pudo haber estudiado con Masami sensei o Sanda sensei, pero ¿cuánta la gente realmente puede decir que aprendió de ellos?

O.T. Nadie puede reclamar ser Menkyo Kaiden porque no hay tal cosa. Esa expresión no existe en lengua Okinawense.

DT: ¿Podría decirnos como era una sesión de entrenamiento típica con los hermanos Kishaba?

O.T. Nunca practiqué con ellos la misma noche. Yo me entrenaba en el dojo, por ejemplo, de 8:00 a 9:30 de la tarde, luego iba a la casa de Kishaba Chogi sensei para instruirme en bojutsu. De vez en cuando practicaba en el honbu dojo y luego iba en el tren con Chokei sensei. Las sesiones eran separadas. Para entrenar bojutsu con Chogi sensei usábamos su galería. Esta era oscura, aunque había algo de luz. Yo podía ver lo que él me mostraba pero sobre todo lo sentía (su bo cortaba el aire). Su técnica era muy rápida pero él nunca lo hacia más despacio para mí. Sólo repetía la misma técnica del mismo modo. Lo mismo cuando enseñaba un kata, lo dividía, pero no explicaba nada. ¡Él tan sólo decía, ” Haz esto! ” No he aprendido aún todas sus técnicas. Pienso que él sabe más para enseñar.

DT: ¿Tuvo que entrenar e investigar mucho por si mismo?

O.T.: Sí. Desde luego Kishaba sensei me enseñó muchos kata, técnicas, e historia pero técnicamente tuve que investigar por mi cuenta y practicar mucho. Los inicios y el 99 % de mi conocimiento y técnicas vienen de Kishaba sensei, pero tuve que practicar mucho yo solo.

DT: La mayor parte de la gente esta acostumbrada a que les continúen dando enseñanza de forma sencilla ¿puede explicarnos cómo Kishaba sensei le enseñó Sakugawa – No – kon?

O.T.: Había algo de luz en su galería pero de todos modos estaba muy oscuro. Ahora entiendo que aunque no pudiera ver lo que él hacia, sorprendentemente podía seguir el sonido de su bo. Él solamente me dijo que debía hacer. La primera vez que él me mostró el kata este era muy diferente. Pienso que él lo hizo más lento para mí

DT: En aquella epoca no había ningún kata básico o intermedio, Ud pasó directamente de Suuji – No – kon a Sakugawa – No – kon. ¿Es por ello por lo qué Ud piensa que era necesario crear kata más básicos para facilitar el estudio del Yamanni – ryu?

O.T.: Correcto. En lo que Ryubi – No – kon se refiere, ya existia este kata básico con ese nombre pero no se trabajaba. Cuando tuve que dar clases en USA tuve que crear kata más simples. Tu sabes cuan importante es Suuji – No – kon , si bien al observarlo nos parece fácil. Adapté la existencia de Ryubi – No – kon al estilo Yamanni – ryu y se lo mostré a Kishaba sensei. Él lo aprobó porque sabía que los kata de Okinawa son demasiado difíciles y es necesario otros kata de introducción.

DT: ¿Kishaba sensei también le enseñó las armas secundarias o tuvo que investigar de forma particular?

O.T.: Él nunca me enseñó las armas pequeñas. Me dijo que tan solo había kata de bojutsu y de karate en las artes marciales de Okinawa. Para todas las demás (sai, tunfa, etc….) teniamos que estudiarlas por nuestra cuenta.

DT: ¿Puede explicarnos cómo Kishaba sensei le enseñó saijutsu?

O.T.: Un día adquirí un par de sai que habían sido muy bien equilibrados y con una buena forma. Los lleve a casa del Sensei y le pedí que me enseñara. Yo sabía que debía haber algún modo de manejar el arma (aunque no hubiera ningún kata). A Sensei Kishaba realmente le gustó aquellos sai, entonces los cogió y fuimos arriba para nuestra práctica regular de bojutsu. A mitad de camino cuando estaba en la escalera él se dio la vuelta y balanceó el sai solamente una vez enfrente de mi cara y dijo: ” Así es como debes de balancear el sai. ” Esta fue la única vez que él me enseñó. Él me dijo que no me preocupara de las pequeñas armas, que las estudiara yo solo. Y esto es lo que hice.

DT: ¿Cuándo fue a vivir a los Estados Unidos?:

O.T.: En 1978. Fui porque uno de mis sempai de Karate, que poseía un dojo en California, había fallecido. Ellos necesitaban a un instructor que le reemplazara y entonces fui allí.

DT: ¿Cuándo Ud fue a USA comenzó a enseñar Yamanni – ryu enseguida?:

O.T.: Durante los cinco primeros años después de mi llegada a USA, enseñé sólo karate. El karate era el principal sistema de enseñanza, además sentía que el bojutsu era algo que hacia solamente para mí. No enseñé a nadie hasta que un día fui a un torneo y vi como la gente practicaba bojutsu. Alguien me pidió hacer una demostración y cuando lo hice, realmente se quedaron sorprendidos de cuan diferente era de sus estilos. El interés fue creciendo y así es como comencé a enseñar Yamanni – ryu

DT: Esto ha tomado el rato; ¿Esta usted feliz con su contribución y su trabajo hasta el momento?

O.T.: En lo que a la introducción del Yamanni – ryu al público se refiere, espero que sea una buena contribución para las artes marciales de Okinawa. Alguna gente dice que el karate se ha modificado en una versión moderna mientras que el antiguo kobudo no. Espero que a través del Yamanni – ryu puedan conseguir vislumbrar el Karate antiguo. No sé si he hecho un buen trabajo. Tal vez haya otras personas más capaces que yo, que podrían enseñar a los Americanos y hacer el Yamanni – ryu más popular, toda vez que elevar el nivel de la gente en artes marciales… Sólo sé que hasta ahora he hecho todo lo que he podido. Soy feliz con lo que he hecho y he visto. Si bien hay gente que solamente usa el nombre de Yamanni – ryu, también hay quienes sinceramente quieren aprenderlo, y esto me hace muy feliz.

DT: Ud tambien ha dado seminarios y cursos en el extranjero. Recientemente ha ido a Francia. ¿ Piensa que el Yamanni – ryu crecerá a nivel internacional?

O.T.: Creo que si. Hay mucha gente que quieren instruirse en Yamanni – ryu pero es difícil para ellos conseguir aprenderlo. Tuve suerte por haber sido invitado en Francia para enseñar el mes pasado. Esta es la primera vez que el Yamanni – ryu ha sido presentado públicamente en Europa.

DT: ¿Cuál es su esperanza de futuro? Ud ha comenzado a usar el kendo bogu (armadura de kendo) para la practica del kumi-bo en torneos. ¿quiere incorporar esto en el programa de Yamanni – ryu ?:

O.T.: No tenia pensado la introducción de los kumi-bo y los kata intermedios. Pero fue una orden expresa de Kishaba sensei. Él me rogó que incluyera la práctica del kumi-bo, pero su puesta en práctica técnica es mía. Por el porvenir del Yamanni – ryu creo que el aspecto de deporte / competición lo hará más fácil de entender para el público hasta un cierto nivel. Pero para un nivel más alto, la gente tendrá que practicar el arte marcial, es decir como un Camino marcial. Sin embargo, creo que si sólo hacemos arte marcial, la gente no podrá ser capaz de hacer Yamanni – ryu y peligraría su futuro.

DT: Gracias, sensei, por concederme esta entrevista y compartir sus opiniones con nosotros.

Dong Tran conoció a Oshiro sensei en 1986 y en 1998 consiguió la categoría de nidan en Yamanni – ryu. Él organiza un curso anual con Oshiro sensei en Nueva Jersey en el mes de junio. Su dojo, el Centro de Artes Asiáticas, esta localizado en Oeste Caldwell, NJ. Su sitio web es: www.asianartscenter.com

Traducción: Sergio Hernández Beltrán

ryubukan@hotmail.com

 

Etiquetas: , , , , ,

Kishaba, Master of Koshi

Esta entrada, es siguiendo la corriente actual del blog, una traducción libre sobre un articulo publicado en la revista Bugeisha y escrito por Jim Silvan. Tiene relación con anteriores escritos aparecidos en el blog como Matsumura Seito Shorin-Ryu; The following interview with Hohan Soken y otros.

Espero que os guste

Kishaba, Master of Koshi

 

Chokei Kishaba (pasaje del kata Rohai)

Chokei Kishaba (pasaje del kata Rohai)

Conocido por su interpretación única de Koshi (biomecánica de la cadera), Kishaba Chokei está considerado como un artista marcial extraordinario por muchos practicantes de Karate. A pesar de que su nombre no es ampliamente conocido dentro del panorama de la comunidad de artistas marciales de America, ha influenciado considerablemente a muchas de las personas de dentro y fuera del mundo del Budo. Por ejemplo, millones presenciamos el primer acercamiento al Koshi en el cine de artes marciales, cuando en Karate Kid en la forma más evolucionada del chico, el Den Den Daiko (tambor de juguete). Aunque a veces incomprendido, este juguete representa la interpretación de Kishaba de Koshi y de cómo el cuerpo/tronco trabaja en conjunción con las caderas.

Nacido en Tomari, Takahashi, en la ciudad de Naha, Okinawa, Kishaba se crió en el seno de una familia de artistas marciales. El hermano mayor de Kishaba fue policía además de un ávido practicante de Kendo, mientras que su hermano menor, Chogí, fue estudiante de Chojun Miyagi (1888-1953), fundador del Goju-Ryu. Con la edad de 22 años, Kishaba Chokei comenzó a estudiar Matsubayashi Shorin-Ryu bajo la dirección de Nagamine Shoshin (1907-1997). Mientras estudiaba en el Honbu Dojo, conoció a Nakamura Seigi, un practicante de Karate que causaba gran impresión entre jóvenes karatekas. Sin ser un hombre muy imponente según la mayoría de los cánones, Nakamura tenía la reputación de ser uno de los mejores karatekas técnicos, uno de los que realizaban las técnicas más potentes pero realizando un esfuerzo mínimo.

Chokei Kishaba ejecutando Sai

Chokei Kishaba ejecutando Sai

Intrigado por la técnica de Nakamura, Kishaba comenzó a entrenar con él entes y después de las horas normales de clase para aprender sus secretos. Este intenso entrenamiento duró durante algún tiempo. A pesar de que actualmente Nakamura no practica Karate, Kishaba continua hablando de él con admiración y buscando su guía, soporte y los modos de desarrollar su biomecánica.

Un tercer instructor que tuvo una profunda influencia en Kishaba fue Soken Hohan (1889-1982).Por aquel tiempo, Soken era considerado como una de las máximas autoridades y maestro de Shorin-Ryu Karate. Habiendo presenciado una de las demostraciones de Soken, Kishaba lo abordó y convenció de que lo aceptara como alumno. El entrenamiento de Kishaba tomó la forma de una intensa práctica de Kata y/o largos debates informales durante las primeras horas de la mañana. Los temas incluían biomecánica, técnicas de Kumite, Kata y aplicaciones de Kata. Durante una de esas sesiones, Kishaba le hizo una pregunta importante a Soken. Le preguntó porque muchos de los estudiantes no usaban las diversas biomecánicas, que porque no eran capaces de realizarlas de manera correcta. Soken le respondió: “Mientras que muchos practican/entrenan muy duro, ninguno de ellos estudian lo que están practicando, por eso no tienen nada que preguntar”.

Chokei Kishaba con uno de sus maestro el famoso Hohan Soken

Chokei Kishaba con uno de sus maestro el famoso Hohan Soken

Contento con la habilidad de Kishaba y satisfecho con sus ganas de aprender, Soken conservó a este entusiasta estudiante muchos años, durante los cuales el entrenamiento con armas formaba parte integral. Kishaba continuó practicando los Kata de bo y sai que aprendió con Soken.

Siendo un innovador artista marcial, Kishaba, “explica” que las técnicas que diferencian su estilo del resto de estilos de Karate, es su concepto único de Koshi. Kishaba siente que aunque otros sistemas utilizan algo de Koshi, parece que es más por estética que por eficacia. Él dice que aunque no lo parezca, el movimiento de la cadera esta íntimamente relacionado con el movimiento del cuerpo. Al mismo muchos practicantes de Karate gastan muchas horas al día realizando un gran numero de repeticiones, Kishaba admite que algunas repeticiones son necesarias (especialmente para los principiantes), pero un exceso de repeticiones puede ser aburri e ir en detrimento del desarrollo técnico. Se podría emplear más tiempo en el estudio de cómo y porque se mueve el cuerpo y menos en realizar las repeticiones innecesarias. Por ejemplo, Kishaba amplia el concepto de velocidad. Kishaba admite que hasta cierto punto, la velocidad es producto de la repetición, eso es lo que muchos artistas marciales creen. Sin embargo esta velocidad es “artificial” debido a que una practica repetitiva sólo puede desarrollarla hasta cierto punto. Un método más eficiente para desarrollarla es manipulando las articulaciones, de ese modo un artista marcial puede desarrollar una mayor velocidad realizando un menor numero de repeticiones. Y es en el concepto e velocidad en lo que no esta de acuerdo con otros instructores sobre Koshi como efectivas. Realizadas correctamente, las técnicas de Karate son como (….) con su foco/centro/origen en el punto de contacto de contacto. En el estilo de biomecánica, una técnica lleva a la otra, es decir, es una continua manipulación, no un estilo de para y arrancar. Kishaba cree que ese Kata es el único método de entreno en Karate que realmente desarrolla la correcta biomecánica. Asimismo también ha notado que el Kumite juega un papel importante. De ese modo si el Kata es la esencia (alma y corazón) del Karate, el Kumite es la columna que brinda los diferentes junto (¿). El Kumite ofrece al Karateka la oportunidad de medir sus habilidades y técnicas frente a un adversario más habilidoso de otra escuela o estilo (….). Mientras que las competiciones ofrecen la oportunidad de. Kishaba explica: “Koshi es el mecanismo necesario desde el que se genera la energía explosiva”.

Así de acuerdo con su método, Koshi es como un muelle comprimido (….) genera la energía necesaria para producir técnicas tanto eficientes ganar experiencia, competir en exceso puede hacer más mal que bien a la intención y hacia el espíritu del Karate tradicional. El Karate deportivo es deporte y el Karate tradicional, autodefensa, y en muchas ocasiones las técnicas no son las mismas. De hecho el entrenamiento o la preparación física y mental son muy diferentes.

Emblema del estilo Kishaba Juku

Emblema del estilo Kishaba Juku

Kishaba creó recientemente la formación una nueva asociación de Karate, Kishaba Juku (Grupo de estudio Kishaba).

Disgustado con el estado actual del karate tradicional de Okinawa, Kishaba quiso enseñar biomecánica a los practicantes más eficientes y eficaces de un arte, que él considera ha sido “suavizado” con cada una de las sucesivas generaciones. Debido a esta falta de conciencia corporal, argumentaba, la mayoría de los Karatekas no están en condiciones de utilizar todo su potencial. Al compartir sus conocimientos e ideas únicas, Kishaba esperaba no sólo mejorar la calidad de la enseñanza, sino también la del Karateka.

 

Jim Silvan es un estilista de Shorin-Ryu con más de 30 años de experiencia en artes marciales. Sus instructores fueron el profesor Wally Jay y el Sensei Oshiro Toshihiro. En sus numerosos viajes a Okinawa, Silvan entrenó con Kishaba Chokei. Silvan es licenciado en antropología y es estudiante de kinesiología (énfasis en la adquisición de las habilidades motoras). Escribió un libro sobre el Karate de Okinawa;

“Okinawan Karate: Its Teachers and Their Styles” publicado por Vantage Press.

 

Etiquetas: , , ,

LOS MAESTROS EN LA SOMBRA…GO KENKI

Articulo publicado en la revista El Budoka nº 322

INTRODUCCIÓN:

Osaka, Japón. Septiembre de 1994

Plano en mano, me acerco al conjunto de casas bajas, un barrio cercano al puerto de la gigantesca ciudad de Osaka. Previamente en esa misma mañana, había localizado el objetivo. Acompañado de mi familia, nos acercamos a una casa de rojiza fachada. El calor era insoportable. Nada distinguía ese lugar de los demás, salvo unos kanji escritos en la puerta de cristal. Suerte la mía de conocerlos , de lo contrario habría sido tarea imposible encontrar el lugar.

Al franquear la puerta, somos recibidos por el Maestro. Al fondo el Kamiza, donde un pequeño altar shintoista y la fotografía del Fundador del estilo me hace ver que estoy ya dentro del propio Dojo. Nos descalzamos, y al entrar en la pequeña estancia, mi mirada se fija en los diferentes detalles. De todos una fotografía me llama la atención, por su tamaño y por quien aparece representado en ella. En un cuadro de dimensiones bastantes grandes, puede verse a un practicante vestido con karategui y cinturón blanco, ejecutando una “extraña” técnica (fotografia nº 1) Detrás de él puede observarse al Fundador del estilo Shito-Ryu, Kaisho Kenwa Mabuni, así como una serie de practicantes iniciados, observando la ejecución.

Dicha fotografía me impacto, ¿quién era aquel practicante?, ¿cuál era la técnica que estaba ejecutando?, ¿cuál era su relevancia estando colgado en un lugar privilegiado, como era el Hombu Dojo del actual Soke Kenei Mabuni, el Yoshukan, en Osaka?.

Previamente, yo había contemplado esa técnica algunos años antes, ejecutada por el Maestro Teruo Hayashi 10º Dan Hayashi Ha Shito-Ryu en una, ahora ya histórica, cinta de video; “The Art of Killing” (1), donde ejecuta el kata Hakaku (Ha = Blanca, Kaku = Grulla).

El año anterior, (1993), a mi viaje a Japón y Okinawa, pude contemplar directamente en el Palacio de los Deportes de Bercy, Paris durante el Festival que cada año organiza la publicación francesa Karate-Bushido (2), al Maestro Kenyu ChinenDan Kobayashi Shorin-Ryu y Matayoshi Kobudo (3), ejecutando un kata similar; Hakutsuru (Ha = Blanca, Tsuru = Grulla), donde de nuevo volvería a visionar tan misteriosa técnica.

Ese fue el inicio de una larga investigación, que aún sigo hoy día, y que me ha hecho descubrir muchas de las raíces del actual Karate-Do además de compartir la amistad y largas horas de conversación con importantes Maestros y buenos “compañeros de Camino”.

Deseo que este articulo sea del agrado de todos aquellos lectores que se sienten interesados por las artes disciplinarias de combate y por el Karate-Do en particular.

(1) El kata que ejecuta el Maestro Teruo Hayashi, es conocida en Shito-Ryu como Hafa (Haüfa). Este video, es muy recomendable para aquellos amantes de las artes marciales japonesas, pese a los años que hace de su aparición, tanto por su valor histórico, como por sus imágenes alguna ya históricas.

(2) Ese año, fue la primera vez, que un nutrido grupo de Maestro de diferentes estilos de Okinawa, venían a dicho Festival.

(3) Durante un Curso celebrado en Barcelona (Marzo 2002) y en el transcurso de una comida, pude preguntarle al Maestro Kenyu Chinen, de donde había aprendido dicho kata, ya que en la escuela de Karate que él practica (Kobayashi Shorin Ryu, línea del Maestro Katsuya Miyahira 10º Dan), no existe dicho kata. A lo que él me contesto, que la había aprendido de Shinpo Matayoshi, fundador del estilo Kingai Ryu y Matayoshi Ryu Kobudo. El Maestro Chinen fue discípulo de Shinpo Matayoshi en Kobudo. Como dato puede encontrarse una ejecución del kata Hakutsuru similar y realizada por el Maestro Matayoshi en el video de Tsunami Productions; “Kobudo; The Weapons Arts of Okinawa nº 1”. Asimismo, la ejecución del kata realizada por el Maestro Kenyu Chinen en Bercy, puede verse en el video “Bercy 93” producido por Karate-Bushido – (Fotografia del Maestro Chinen nº 15)

Go Kenki
1886 – 1940

1 – Historia de Go Kenki

Go Kenki

Go Kenki

Poca gente conoce a Go Kenki, el maestro chino del estilo de la Grulla y su importancia en el desarrollo del Karate en Okinawa. Go Kenki (1886-1940) emigró de Fukien (Fuzhou) provincia del sur de la China, a Okinawa alrededor de 1912. Su nombre chino era Wu Xiangui o Wu Yin Gue .
Go Kenki se estableció en Okinawa como un importador de chá (Té) de China y se casó con una okinawense. Su tienda se llamaba Eiko Cha Ko (Compañía de Chá Eiko) y por la noche daba clases al fondo de su establecimiento a unos cuatro o cinco alumnos seleccionados. Se cuenta que aquellos alumnos que consiguiesen comerse varios huevos crudos durante el entrenamiento eran aceptados como alumnos. Amigo íntimo de Kanbun Uechi (1877-1948), fue quien dio a conocer al fundador del estilo Uechi-Ryu (denominado antiguamente Pangai Noon, que traducido es “mitad duro mitad suave”) ya que cada vez que tenía oportunidad hablaba del “experto Maestro que vivía en la parte norte de Okinawa”.

(Al estilo UechiRyu se le conoce como el estilo del Dragón del Tigre y de la Grulla – Ryu Ko Kaku), Mientras vivía en China, visitaba a su buen amigo en la escuela de su Maestro Zou Zi He (Chou Tsu Ho) (Shu Shi Wa en okinawense), así como en la que Kambun Uechi tenía en Nansoe. Al parecer sentía un gran respeto por el Maestro Kambun, designandole siempre como superior a él mismo cada vez que alguien pedía ser instruido en su arte.

Kambun Uechi, escribió que Wu (Go Kenki) enseñaba Gong Fu (Kung-Fu) por las tardes en Naha.

Con Go Kenki también aprendieron algunas técnicas y teorías ilustres practicantes de Karate que mas tarde serian maestros famosos, como Chojun Miyagi, (1888-1953) fundador del estilo Goju-ryu, Kenwa Mabuni,(1889-1952) fundador del estilo Shito-ryu, Juhatsu Kyoda,(1887-1968) fundador del estilo Toon-ryu, Shimpo Matayoshi, (1922-1997) fundador del Kingai-ryu y de un estilo propio de Kobudo, Hohan Soken, (1889-1982) fundador del estilo Matsumura Seito Shorin-Ryu, Kana Kinjo, y otros que entrenaron con este maestro. Kyoda, Mabuni, Matayoshi y Kana Kinjo absorberían mucho del estilo de este maestro y propagarían sus enseñanzas mas tarde.

Go Kenki se naturalizó ciudadano japonés con el nombre de Yoshikawa pero al fallecer en 1940 ) a la edad de 55 años, su familia retorno à China. Su hija, Ho Sechi Mosumai, estableció una escuela del estilo Grulla Blanca en Taiwan . Su principal alumno y sucesor, que también fue su socio en los negocios, fue el okinawense Aniya Seisho. Sus alumnos de Okinawa le llamarón “Busama-gunku” (que significa “samurai“).

Se sabe que Go Kenki fue la principal fuente sobre Chuan Fa (Kung Fu/ Kempo) chino que Chojun Miyagi (1888-1953) utilizo para desarrollar su estilo que mas tarde vendría a ser conocido como Goju-ryu. Miyagi fue discípulo de Kanryo Higaonna (1853-1915), maestro okinawense que viajó a China y denominó a sus enseñanzas como Naha-Te (1). Juhatsu Kyoda (1887-1968), otro alumno de Higaonna y Sempai de Miyagi, estudió formalmente con Go Kenki e introdujo su forma en el estilo que él fundo, Toon-ryu (Toon es una de las pronunciaciones del nombre de Higaonna) para completar la enseñanza de su maestro Higaonna. Mabuni también entreno con Go Kenki y conservó dos sus formas principales: Hakucho (pájaro blanco) (Haüfa/ Hakutsuru) y Nipaipo (28 pasos) (o Nipai).

Como vemos, la influencia de Gokenki fue muy grande, y todavía más cuando sabemos que fue él y Miyagi, quienes financiaron los costos de manutención de la famosa RyuKyu Tode-jutsu Kenkyukai (Asociación para el Desarrollo e Investigación del Karate de Okinawa).
Sin embargo siendo Go Kenki una de las figuras más importantes en la historia del Karate, ¿por qué es tan solo es conocido por aquellos que realmente conocen los orígenes verdaderos del Karate de Okinawa? En Okinawa, desde 1850 hasta antes de la IIª Guerra Mundial muchos maestros chinos de Fukien y de Taiwan enseñaron Chuan Fa (popularmente conocido como “Kung fu“) allí, inclusive a muchos okinawenses que se convirtieron en maestros famosos sin embargo, en la actualidad nos preguntamos porque sus nombres no aparecen aparejados a la historia del Karate.

La respuesta surge inmediatamente cuando sabemos de las hostilidades de Japón con China y de las guerras promovidas por el Japón hacia este país desde el final del siglo XIX hasta la IIª Guerra Mundial. Los chinos eran vistos como un pueblo inferior y toda su cultura negada. Mucha de la cultura de Japón, de las artes y literatura, de su idioma y escritura, vienen de la China, y en Okinawa esta influencia era todavía mas notable. La sociedad nacionalista japonesa negaba de entrada todo cuanto era de la China y reformaba su cultura exaltando valores propios. Hablar de la influencia china y de la cultura china era una afrenta. Tanto es así que los Maestros que introdujeron el Karate en las islas centrales de Japón, tuvieron que adaptar los orígenes, como las denominaciones de las técnicas, y kata que “sonaban demasiado a chino”. Maestros como Gichin Funakoshi, que cambió nombres de kata como Wanshu por Empi, Kosokun por Kanku, Seishan por Hangetsu o Chinto por Gankaku, incluso el Maestro Kenwa Mabuni “japoneizo” el Karate en su libro Karate Do Nyu Mon (Invitación al Karate-Do), echando mano incluso de estudios de antropológicos, donde se aseguraba que los habitantes de Okinawa eran de etnia japonesa (2). Así, los maestros chinos estuvieron en las sombras de este período discriminatorio, pero si supiéramos cuanto fueron de importantes para el desarrollo del Karate en Okinawa (y que en la década de los años 1920 seria llevado a Japón por Choki Motobu (1871-1944) y Gichin Funakoshi (1868-1957), mas tarde por Kenwa Mabuni y Chojun Miyagi) la historia del Karate sería contada hoy día de modo muy diferente…
Go Kenki fue apenas uno de esos numeroso nombres, y si llego hasta nosotros fue porque su importancia fue mucha para ser olvidado. Otro contemporáneo chino fue Tang Daiji (To Daiki en japonés), un maestro del boxeo del Tigre y de los Cinco Antecesores que también aportó mucho. Fue amigo de Go Kenki y Chojun Miyagi y se trasladó a Okinawa en 1915. Estos y otros maestros son poco conocidos en la historia del Karate siendo actualmente denominados como los “maestros de las sombras”, fueron posiblemente ellos, depositarios de una enseñanza autentica y original, quienes actuaron como eslabón entre sus orígenes y el desarrollo del Kenpo de Okinawa, actualmente conocido como Karate. Sus nombres, fueron por desgracia, deliberadamente omitidos no solo en razón de proteger sus identidades.

Alumnos de Go Kenki

Alumnos de Go Kenki

2 – El estilo que en realidad enseñó Go Kenki

En primer lugar, el estilo de la Grulla de este maestro no son los que hoy se conocen y que se han popularizado en occidente, siendo estos Grulla Blanca (o Cigüeña Blanca) de Shaolin y de Grulla Blanca Tibetana. Más bien Go Kenki enseñaba un antiguo estilo probablemente antecesor del Ming He Quan. Existían en su época cinco estilos de Grulla en Fukien: Ming He Quan (Boxeo de la Grulla que Grita); Su He Quan (Boxeo de la Grulla que Duerme); Shi He Quan (Boxeo de la Grulla que Come), Fei He Quan (Boxeo de la Grulla que Vuela) y Zong He Quan (Boxeo da Grulla que Salta). Estos estilos tenían su origen en uno mas antiguo, la Grulla Blanca de Yongchun, supuestamente creado por una mujer, Fan Ji Nang.

3 – Las “Formas” de Go Kenki

Cada uno de estos estilos tenía un kata(Xing, Quan, Tao, Lung) Sanchin (Saam chien) propio, que servía como ejercicio para desarrollo de la fuerza, de la postura y de la estabilidad basado en los principios del Qi Gong (Chi Kung); un kata llamado Da Shimen (“Atacando en las cuatro direcciones”), que era para el desarrollo de la coordinación y un kata avanzado, largo, que recibía un nombre propio. Estos tres kata (Xing, Quan, Tao, Lung) son encadenados en una única forma, que completa las enseñanzas del estilo. Otros kata pueden existir, y ser enseñados como complemento. Además de los estilos de la grulla, todos los otros estilos originarios de Fukien tienen sus propios kata Sanchin y Shimen, siendo esto una característica del método de enseñanza de las artes marciales a manos vacías del sur de China.
Go Kenki enseñó las formas con el mismo nombre y semejantes al actual Ming He Quan, y podriamos especular que el estilo de GoKenki se basaba en una forma mas antigua de la cual el Ming He Quan actual también deriva. Este estilo es comúnmente conocido simplemente como Estilo Grulla (He Quan) de Fukien. Parece ser que también practicó el estilo Fênix Dorado, de modo que enseño formas de uno y otro estilo que se complementaban armoniosamente. Juhatsu Kyoda, Kenwa Mabuni, Chojun Miyagi, Shinpo Matayoshi, Kana Kinjo, y otros preservaron las formas de Go Kenki que han llegado hasta nosotros.
Go Kenki enseñó la forma Sanchin también encontrada en el estilo Ming He Quan. Esta forma, juntamente con la forma Da Shimen, da como resultado un kata conocido como Paipuren (o Happoren) que también fue enseñado por Go Kenki.

Chojun Miyagi, el fundador del Goju-ryu, conocía este kata a través de Go Kenki y lo consideraba como una forma alternativa del Sanchin practicado en el Goju-ryu, originario de Kanryo Higaonna. Paipuren, que significa “secuencia de ocho pasos o técnicas” o también “ocho direcciones en continuo”, utiliza el trabajo de respiración (Qi Gong) para desarrollar la fuerza interna y tonificar los músculos con propósito marciales.

Después de entrenar Paipuren cerca de tres años, el alumno estaba apto física y energéticamente para aprender la forma avanzada del estilo, que es conocida como Nipai o Nipaipo (“28 técnicas”). Se trata de una forma compleja en donde se resumen todas las técnicas del estilo Ming He Quan. Go Kenki intercalaba entre la enseñanza de Paipuren y de Nipai una forma corta que imita los movimientos de una grulla luchando. Esta forma es conocida como Hakucho, Haüfa, Paiho, Hakaku o Hakutsuru (“Grulla Blanca”) y es importante para desarrollar el equilibrio, la precisión y los principios del sistema grulla que son cuatro: “recoger, proyectar, subir y bajar”.

(1) KANRYO HIGAONNA (1845-1916)

16 -

Kanryo Higaonna

Kanryo Higaonna

El Maestro Kanryo Higaonna nació en Naha, el 10 de Marzo de 1853, era el cuarto hijo de Kanyo Higaonna y su mujer Makado. (En ese año el Comodoro Perry desembarco en Okinawa y visito el castillo de Shuri).Kanryo Higaonna perteneció a las filas de la aristocracia inferior. Cuando era niño le llamaban “Machu“.

En su infancia era más pequeño de lo normal para su edad, sus movimientos no obstante eran muy rápidos y tenía al parecer un cuerpo extremadamente ágil de gran elasticidad.

A la edad de catorce años comenzó a estudiar Kempo chino de alguien que lo había estudiado en Fukien, China. En poco tiempo su destreza le llevó a un nivel más cercano al de un instructor que al de un principiante. Ya de joven y por este hecho se hizo muy conocido en Naha.

En el origen del Naha Te, se dividía en dos ramas: Ason y Waishingzan (Waishinzan). La rama Ason se extinguirá con Tomigushuku que no tuvo descendientes. Por contra Waishingzan, mantendrá su descendencia gracias a Kanryo Higaonna, (según las pronunciaciones de los

vocablos Higashionna o Higahonna). Fue apodado “Higaonna del Oeste” para distingirlo de un homónimo que vivía en Okinawa. Nacido en Naba, practicó Shuri-Te en su juventud con Sokon Matsumura (?), fue marino en un barco, el Shinkosen, que efectuaba viajes a China con fines comerciales. En Fukien conoció al Maestro de Kempo Woo Lu Chin. Este Maestro chino le acepto como discípulo y le hizo estudiar diversos estilos, al parecer provenientes de diversas corrientes (Tang Lang o Mantis religiosa del sur, Bai Hok Pai o Grulla Blanca,un estilo llamado Aurora Radiante, así como el Tai-Chi Chuan).

Posiblemente pudo ampliar sus conocimientos en China, viajando a diferentes lugares y con otros maestros durante diecisiete años, regresando a Okinawa e instalándose en Naha, comenzando a enseñar en el barrio de Tondo-shi.

Asumió la herencia de Waishingzan enriquecida por lo aprendido en China, principalmente el trabajo interno (Chi-Kung; Qi Gong) que puede dividirse en trabajo interno (Nei-Kung) y el externo (Wei-Kung).

Es recordado como inamovible en la posición Sanchin. Su forma de enseñanza era individualizada dependiendo del alumno. Al parecer modificó el kata Sanchin efectuándolo con los puños cerrados .

HAKUTSURU KEN Y KANRYO HIGAONNA

Según el Maestro Tadashiko Otshuka, Higaonna estudió Hakutsuru Ken en China.

Otshuka también indica que Higaonna aprendió tres katas de Kumemura: Sanchin; Seisan; Suparinpai, antes de viajar a China. Estas provienen del estilo Juhachira Kanken, el estilo de los 18 budas.

Juhatsu Kyoda aprendió Sanseriu y Nipai (según otras versiones este kata lo pudo aprender de Go Kenki), al parecer podía disponer de menos tiempo que Miyagi para aprender, a la vez que era menos dotado físicamente que él.

En cuanto a Chojun Miyagi, Higaonna le enseñó Saifa, Seienchin, Shishochin, Kururunfa y Seipa.

(2) El libro Invitación al Karate-Do (Karate Do Nyumon) de Kenwa Mabuni y Genwa Nakasone puede encontrarse en español en Ediciones Miraguano.

Autor: Sergio Hernández Beltrán

 

Etiquetas: , , ,

 
Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 562 seguidores