RSS

OKINAWA SHORIN-RYU SHIN SHU KAN

02 dic

 

Publicado en la revista El Budoka  nº 266  Okinawa Shorin-Ryu Shin Shu Kan 1ª Parte y

nº 267  Okinawa Shorin-Ryu Shin Shu Kan 2ª Parte

 img

Oscuridad, el rostro ennegrecido, los movimientos efectuados en silencio. Todos los hombres se mueven en perfecta sincronía, pertrechados y armados para una misión de combate.

Eran las primeras horas del día 2 de Abril de 1982. A lo lejos las luces de Puerto Argentino (Port Stanley), faltaban pocas horas para que el grueso de las fuerzas argentinas iniciara la conquista de las islas Malvinas.

Estos hombres pertenecían a un equipo de 120 Buzos Tácticos, (Unidad de Comandos Anfibios dedicada a las Operaciones Especiales) -perteneciente a la Armada Argentina y fueron los primeros en pisar las islas reduciendo a la guarnición inglesa estacionada allí.

Poco tiempo antes de estas secuencias ya históricas,  los hombres de esta unidad se formaban en las distintas tareas clásicas de las Unidades de Operaciones Especiales. Concretamente en dos de estas tareas básicas fueron instruidos por un hombre “especial”, su malvinas15nombre;  Alberto Llusía.

La Preparación Física y la Lucha cuerpo a cuerpo (close-combat), son materias de máxima importancia para las fuerzas especiales. No es extraño pues, que los mandos argentinos buscaran a un hombre capaz de llevar a buen termino esa misión. Por entonces militar, karateka de renombre en su país, Sensei Llusiá, fue requerido para adiestrar a estos hombres especiales. Nada que ver con una instrucción tradicional de su escuela Shorin Ryu Karate-Do, tan solo eficacia cien por cien.

 

Antiguamente, el Karate o Tode de Okinawa, era enseñado, debido a su prohibición, en secreto y conocido tan solo por los iniciados. Se practicaba por las noches, para no ser vistos y por este motivo , se conocía a los Sensei como “Los Maestros de las Sombras” dado el hermetismo y el carácter iniciático del arte en esa época.

Como un “Maestro de las Sombras”, el Sensei Llusiá, lleva años entre nosotros y sin embargo poco o casi nada se conoce de su trabajo, callado y serio.

Hace ya unos años me llegó la noticia de que había un grupo de practicantes de Shorin Ryu en una localidad cercana a donde resido y poseo mi Dojo. Como entusiasta investigador y practicante del Karate me propuse conocer y saber más sobre el poco Karate Tradicional de Okinawa que puede verse en nuestro país.

En Septiembre de 1996,  fui invitado por el Maestro Llusiá a asistir a un seminario a cargo del Sensei Yoshihide Shinzato, 9º Dan Hanshi Shorin Ryu Shin Shu Kan; y en Agosto de este año he tenido la oportunidad de poder realizar la entrevista que viene a continuación. Sinceramente ha sido un buen descubrimiento, de un gran karateka tradicional, una gran persona y además de ese halo de misterio y misticismo que tienen los hombres “especiales” , ya que a su vez formó a “hombres especiales” . Para mi personalmente ese apartado tiene una relevante importancia, pues conozco la dureza y el sacrificio de la Unidades de Operaciones Especiales y puedo valorar la valía de los hombres que forman o han formado parte de ellas. (1)

Estamos acostumbrados a las clásicas preguntas de toda entrevista y a las escuetas respuestas de los Maestros, pocos son los que realmente hablan y exponen, como una tesis, su interpretación sobre el Karate-Do. Desde estas líneas quiero agradecer al Maestro Llusiá y a su familia de auténticos practicantes, su esposa Gabi tambien 4º Dan,  su hijo C. Negro y su hija 1er Kyu, el que nos hayan abierto las puertas de su casa y nos haya aportado su conocimiento y experiencia.

 

            OKINAWA SHORIN RYU SHINSHUKAN

 

Nombre y Apellidos: Alberto Llusiá Reboul

Estilo: Shorin Ryu Shin Shu Kan

Nivel: 6º Dan

Tiempo de práctica: 31 años

 

Pregunta – ¿ Cuanto tiempo hace que reside en España?

Exactamente en Noviembre se cumplen quince años, pero esa no era la primera vez que venía a España; La primera vez que llegué a España fue en el 1976, o sea que hace unos 22 años, estuve viviendo aproximadamente nueve o diez meses. Fue la primera vez que vine a hacer una gira por Europa, empezando por Canarias, Málaga, Madrid y así fui llegando hasta aquí, a Barcelona. El primer lugar donde estuve en Madrid fue en el Dojo del Maestro Ishimi. Me acuerdo de que cuando le conocí, acababa de llegar justamente de un viaje a Japón.  Conocí allí también a varios discípulos  de él que luego fueron campeones de Europa, como el profesor Felipe Hita el cual me ayudó a abrir muchas puertas. También al profesor Faustino Soria (actual presidente de la Federación Española de Karate)  que también conocí en aquella oportunidad, en 1976. Y luego vine aquí, estuve dando un seminario en un club que estaba en la calle Valdoncellas 22, creo que era un club de Judo, donde me mandó el presidente de la Federación de Judo; Yo quería dirigirme a la Federación de Karate, pero no había en esa época, entonces el señor Saila, creo que era el nombre del presidente de la Federación de Judo en esa época me envió a ese lugar para hacer el seminario; Yo traía unas películas pequeñitas de super-8, pues había filmado a nuestro grupo en Argentina, también aparecía el profesor Ceballos, que vino al seminario. Y claro había un poco de confusión entre Judo y Karate, no estaba todavía muy clara la cosa. Vivía aquí en Barcelona, y de aquí me desplazaba a los diferentes lugares, iba a ver algunos gimnasios en Francia. De todos los lugares que vi me pareció que Francia era la que estaba más adelantada. Se notaba en muchos aspectos que estaban muy adelantados.

 

 

P – Usted es entonces uno de los pioneros, ¿no Maestro?.

Bueno, el primero en traer el Shorin Ryu a España, creo que fui yo ¡ y vaya vuelta pués lo traje desde Sudamerica!.

 

P – ¿ Quienes fueron sus Maestros?.

 

Bien, primero empecé practicando Shito-Ryu a los trece o catorce años. El primer Maestro que tuve se llamaba Cesar Negri, que actualmente sigue dando clases en Mar del Plata. Mi Maestro tenía un socio, y entonces por diferentes motivos, éllos  cerraron el Dojo,  durante una época dejaron de enseñar. Entonces yo fui a Buenos Aires en busca de otro profesor que era muy conocido , se trataba del profesor Brickman, que incluso aquí escribió reportajes. Gracias al profesor Brickman conocí al Profesor Miyazato, con el que practiqué  muchos años, y también a través de él, conocí a mi  actual profesor el Maestro Yoshihide Shinzato que esta ahí pegado a Argentina, en Brasil, en el Sur de Brasil, en Santos. Pero el primer estilo que empecé a practicar fue Shito-Ryu, desde Shito-Ryu a Shorin Ryu.

 

P- ¿Shidokan es el estilo de Maestro Miyahira, en este caso el  suyo?.

¿ Que línea sigue actualmente?.

 

Claro, yo practiqué la línea Shidokan unos doce años, luego pasé a la línea Shin Shu Kan del Maestro Yoshihide Shinzato, que literalmente significa Nueva Buena Escuela.

 

P – ¿ Que opinión tiene del Karate español?.

 

De haberlo visto en el año 76 a verlo actualmente se aprecia  una gran evolución, entonces se pueden destacar  muchos puntos positivos en esa evolución y también se pueden destacar aspectos que no se hayan desarrollado, como es el caso de que no se trabaja mucho en la mayoría de las escuelas el “makiwara”, o no se trabaja el “geta” , “el zapato de hierro”, son elementos que dan unas características que no dan otros , como por ejemplo las pesas de culturismo. Hay que trabajar bien el makiwara y como corresponde también el “sunatawara”, el saco; También pienso que la misma importancia que se le da al Karate Deportivo, sería bueno que se mantuviese en  la línea marcial, y que existan las dos opciones para diferentes grupos, también para diferentes edades, pues creo que esto también es una cuestión de evolución. Quizás a cierta edad lo que más interesa es tener un cinturón de otro color o ganar una copa o una medalla; A medida que el hombre, que el karateka se va formando, la idea no es tanto la ilusión de conseguir una copa o un trofeo lo que le mueve a practicar, sino que le mueve a practicar algo más interior, un conocimiento más profundo de lo que es su interior, de lo que es su ser, no solamente tratar de desarrollar más potencia, más velocidad, más técnica, sino que hay una búsqueda interna que gracias a los movimientos de Karate es más tangible; Hay muchas filosofías con objetivos parecidos a los del Budo, pero que al no haber movimiento, al no ser tangibles, entonces , cuesta mucho comprenderlas o enseñarlas. En cambio en Karate, puede venir de pronto un maestro japonés y sin saber comunicarnos con él, nos movemos y a través del movimiento nos comunicamos, lo mismo ocurre con alumnos que son muy tímidos,  muy introvertidos, es posible que a un alumno así, tu no le saques una conversación ni en broma, sin embargo puedes estar practicando con él una hora y ahí si hubo una comunicación. En esa  hora de estar sudando con ese alumno, hubo una comunicación que de otro modo no se hubiera logrado, son las ventajas que tiene una filosifía tangible como es el Karate.

 

P – ¿El Zen en movimiento?.

El Zen en movimiento, y la gran ventaja es que no necesitamos de otros elementos. Nuestra escuela es de Karate-Do y Kobudo, pero digamos que la línea principal es el Karate, por eso no necesitamos de ningún elemento, tu vas a la playa, a  la montaña y donde vayas estás tú y el Karate.

 alberto-llusia

P- ¿ Que es para usted el Karate, Maestro?

 

Lo considero, como más o menos vengo explicando, bajo muchos puntos de vista, lo veo como algo que puede ir formando desde los primeros años, hasta los últimos días de tu vida, donde siempre tienes algo que aprender. Cuando tenía trece años y empezaba a practicar, pensaba que quizá a los dieciocho años ya lo habría aprendido todo, y cuando tenía dieciocho pensaba que quizá  a los veinticinco y así, te vas dando cuenta de que siempre tienes que aprender, que tu maestro siempre te sorprende con algo y no solo tu maestro, sino tus propios compañeros, los kohai, los sempai, siempre hay algo que aprender de todos, de los que saben más y de los que saben menos. Ante todo pienso que es un estado de estar siempre alerta, pero no solo de pensar simplemente que te pueden atacar, al girar una esquina, o si vas por un barrio peligroso, a ver de donde te va a venir un navajazo, sino un estado de alerta constante de tus estados interiores, porque quizá tu peor enemigo no es el que pueda venir de fuera sino el que pueda venir de dentro, en un estado por ejemplo de ira, un estado de impaciencia, un estado  interior de falta de control, de dominio de ti mismo, esos estados negativos que no dejan que las cosas se vean claramente; Lo observo desde muchos puntos de vista y cada vez me voy dando más cuenta que el estar mas alerta, el estar observándose uno mismo es la mejor forma de poder evitar las situaciones violentas o las situaciones agresivas.

 

 Como decía mi Maestro Shinzato, si una persona está equilibrada interiormente  es como si un halo de protección estuviese permanentemente con esa persona advirtiéndole de diferentes situaciones que pueden ser peligrosas, evitar pequeños accidentes, evitar cosas tontas que pueden convertirse en un accidente grave, y eso se puede lograr si estamos siempre alerta, observándonos. Yo he podido observar en muchos libros antiguos de Budo, que hay mucha influencia de Daruma Taisho, ( por cierto el primer Dojo donde llegue a practicar se llamaba Daruma Taisho) y en esa influencia está el estado de observación interior, que es un estado diferente al que nosotros podemos comprender aquí en occidente como estar observando permanentemente todo. Decimos estar alerta, estar observando permanentemente, lo que hacen por ejemplo los que están alrededor nuestro, observar el clima si hace frio o hace calor, o como están las manos, pero este estado que yo he podido comprender de Daruma Taiso, es la observación interior, eso es lo que más me atrae a mi del Budo y lo que más significado tiene en el arte del Karate, es el arte de conocerse a uno mismo, es decir logrando poco a poco con mucha paciencia, un total y completo dominio no solamente del cuerpo, del equilibrio, de la resistencia, de la fuerza, sino también de las emociones internas; Al principio, por ejemplo ante una situación peligrosa tenemos que hacer un esfuerzo para contenernos, ya sea para contener la bronca, la ira o un estado emocional negativo. Lo que yo he podido observar, es que a través de la práctica, a través de esta auto-observación, es cuando no tienes que hacer un esfuerzo tremendo para que no te salga la bronca o la ira, sino que poco a poco, se va haciendo de una manera natural. Podemos evitar una situación tensa, simplemente con la no identificación, es lo que han tratado de demostrar todo este tiempo la mayoría de los maestros en la mayoría de las ramas del Budo, no solamente a través del arte del Karate, sino, del Kendo, Kyudo, Aikido etc., han tratado de demostrar justamente eso: Si la persona está equilibrada, si la persona se está observando permanentemente, puede evitar muchas situaciones agresivas, situaciones que le podrían causar daño, gracias a no identificarse con esa situación. Lo que no significa que ante una situación de peligro no haya que defenderse utilizando lo que sea más práctico, si es práctico salir corriendo, pues hay que salir corriendo, y si es práctico hacer un bloqueo y un golpe, pues hay que hacerlo, pero siempre evitando la bronca, el odio, sentir espíritu de venganza contra un eventual enemigo o una situación adversa que de pronto puede cambiar los planes, tratar de no estar continuamente angustiado, porque eso es lo que rompe ese halo de protección.  Ahí es donde estoy viendo la mayor profundidad del Budo, del arte del Karate.

El autoconocimiento, el poder comunicarse con personas sin tener la menor idea de su idioma, como la gran mayoría de los maestro que yo he conocido, que han llegado a Argentina, como por ejemplo el Maestro Katsuya Miyahira, al que tuve el gran gusto de conocer en el año 80, ya que tuvimos la oportunidad de llevarle a Mar del Plata a mi Dojo, y no teníamos forma de comunicarnos con él más que por el movimiento, yo en ese momento sabía pocas palabras de japonés, el Maestro hablaba poco inglés y nos comunicábamos con los movimientos. Es algo muy gratificante, ver como una persona que está a tantos miles de kilómetros hace los mismos movimientos que uno y pone énfasis donde uno también lo tiene que poner. Ahí se demuestra cuando hay una buena transmisión de la enseñanza. Es lo que más me agrada del Karate, que te puedes comunicar con todas las personas.

            Como te decía antes, he visto tantos chicos jóvenes como personas adultas que se cohíben ante una conversación, que no tienen facilidad de palabra, que no pueden transmitir lo que tienen dentro y eso, a través de los años de no poder expresarse les hace daño. Las personas necesitamos comunicarnos sea como sea. Los que no nos podemos comunicar fácilmente  porque nos falta facilidad de palabra, pues nos tenemos que comunicar con la pintura, la música o a través de algo. Es una de las mejores características que he visto en este arte, que personas que no se pueden comunicar de otra manera, al estar entrenando y a través del movimiento con su compañero una hora, han sacado algo grato, han sudado juntos, y después de la ducha  se ven de forma diferente. Al entrar se les ve tensos por el trabajo, preocupaciones, etc. y cuando salen, lo hacen con una cara diferente, más relajados.

 Es realmente ver una transformación, sobretodo a través de los años o a veces en una sola clase , yo he visto gente que llegaron a su clase completamente tensas, negativas, con problemas, que al preguntarles, te explican que han tenido un mal día, todo les fue mal, y entonces a través de la práctica se van soltando, sacando agresividad, tensiones, hasta conseguir una transformación total. 

 

P – ¿ Karate Tradicional o Karate Deportivo?

 

Yo estoy de acuerdo con los dos.  Porque el hecho de amar y querer algo no quiere decir despreciar otra cosa, el hecho de que me encante el Karate no significa que no pueda gustarme la natación. Fui profesor y socorrista durante doce años en Argentina, y una cosa no tiene que ver con la otra. El Karate deportivo, tiene sus cualidades y tiene sus méritos, tiene un tiempo. Lo que no sería lógico que una persona hiciera Karate deportivo con sesenta años, digamos que entonces no superó ciertas etapas. Pero si considero que el Karate deportivo ha hecho una labor muy importante de promoción y sobretodo la ventaja que yo le veo al Karate deportivo practicado paralelamente con el Karate como arte, es que en chicos entre doce y dieciocho años, que es una edad crítica ya que si no tienen una motivación fuerte dejan el Karate, porque a esa edad no se les puede hablar de filosofía, de  conocerse a si mismos, no les interesa. El Karate deportivo, puede hacer que los mantenga en el Dojo, para que no vayan a hacer cualquier otro tipo de actividad que luego la van a dejar y quizá nunca más puedan volver a hacer Karate. Lo que yo veo es que el Karate deportivo puede mantener a muchos chavales en una edad crítica, que en vez de abandonarlo se queden por la ilusión de una copa, un trofeo, por ir en grupo a un lugar, lo que estimula la camaradería, estimula el hecho de conocer otras culturas, tiene muchos aspectos positivos. Lo que no conviene es enseñarlo como único camino en un Dojo; Si queremos enseñarlo todo, tenemos también que enseñar el arte, sino a ese chico cuando tenga veinticinco o treinta años no creo que le interese, o que le mueva un trofeo o una copa. Quizá quiera profundizar un poco en su interior, conocerse un poco a si mismo, y si el profesor que le enseñó Karate deportivo no ha practicado a su vez Karate como arte, no le va a poder enseñar más y quizá ahí si lo va a perder. Pero considero que puede ser, digamos compatible con el Karate como arte.

 

 

 

P – ¿ Como ve usted la evolución del Karate Tradicional de Okinawa en nuestro país?. ¿ Cree que es una moda pasajera?.

 

Lo que he podido observar, es que el Karate de Okinawa, (salvo en Sudamérica,         tanto en Argentina como en Brasil), aquí en Europa no se conoce mucho. Ocurre que con el Karate de Okinawa nosotros hemos tenido un gran defecto, y ha sido no difundirlo, no hacer notas en prensa y revistas, no salir en TV, hacerlo muy al estilo antiguo que era de profesor a alumno, incluso a ciertos alumnos. En Okinawa hasta hace muy poco, un maestro tenía cuatro alumnos, ocho alumnos, diez alumnos, no como aquí que cualquier profesor tiene normalmente entre cuarenta, cincuenta y ochenta alumnos. Yo me eduqué en la escuela antigua de Okinawa, en donde no se hacía difusión, se buscaba todo lo contrario, no querían que se difundiera, y esa justamente era  la característica del Karate de Okinawa, se practicaba normalmente de noche, y se practicaba en un círculo hermético, no era de puertas abiertas. Los dojos antiguamente no eran de puertas abiertas, el tío enseñaba al sobrino, a dos amigos y ya está, ahí se terminaba el grupo de alumnos. Creo que en esta época si queremos que se conozca un poco más el Karate de Okinawa, tenemos que empezar a hacer libros, pues hay muy pocos libros sobre el Karate de Okinawa, sobre todo de Shorin Ryu; Tenemos películas, cursillos, seminarios, exhibiciones, y esa va ser la única forma de poner al Karate Budo a la altura del Karate deportivo. Lo que ocurre que como todas las cosas, el Karate pienso que es Budo, entonces no se puede decir que es un deporte de masas. A los que practicamos Karate, nos encantaría que tuviese el lugar que puede tener el fútbol, por ejemplo, pero es un poco difícil porque en Karate hay que sudar, no solamente el hecho de ir soltando calor en un torneo, sino  ponese veinte veces el karategi, ¡ hay que sudarlo!. Lo que falla es que a mucha gente le cuesta después de un día de trabajo, ir a un gimnasio, ir al Dojo y tener  todavía la voluntad de esforzarse un poquito más.

Este también es quizá unos de los motivos por los que cuesta difundir el Karate, pero creo que si seguimos en esta línea , que llevamos desde hace cinco años  en seminarios y exhibiciones, de darnos a conocer, me parece que va a tener más difusión y no quiere decir que una persona que haga karate deportivo no pueda hacer también Karate como arte.

La característica era quedarse calladito, en silencio, que nadie se enterase y que los que por así decirlo, te tienen que encontrar ya lo harán; Cuando una persona está preparada el maestro llega. El que busca algo al final lo encuentra, por más escondido que estés, por más callado que estés, si te tiene que encontrar lo va hacer. Pero también antiguamente los que hacían Karate eran personas prácticamente superdotadas. En un Dojo, habían cuatro o diez alumnos, que eran los futuros maestros que son los que conocemos ahora actualmente, de esa manera se cortaba las posibilidades a muchos chicos, a personas que no están suficientemente dotadas, porque de pequeños no han hecho ninguna actividad física, entonces hay pocas posibilidades de que hagan un arte marcial. En cambio, debemos abrir puertas a todos; Yo he tenido alumnos con muy poca capacidad física pero con una gran voluntad, y esos alumnos han logrado más que otros alumnos con gran capacidad física pero poca voluntad. Justamente el que tiene menos capacidad física y tiene que hacer más esfuerzos para superarse es el que continua practicando, en cambio otros alumnos que tienen muchas cualidades, como pueden ser velocidad, fuerza o resistencia, porque de pequeños han hecho actividades como fútbol o baloncesto, esos niños como todo lo tienen fácil no se les desarrolla la voluntad, y uno de los grandes atributos que tiene el arte marcial es el desarrollo de la voluntad.

 

P – Usted también practica Kobudo; en la actualidad hay un resurgimiento de este arte ¿como ve usted su evolución?

 

Yo creo que hay un movimiento importante y sobre todo tiene gran compatibilidad, gran asimilación con los movimientos de Karate, sobre todo si primero hemos practicado Karate y luego Kobudo, porque ya tenemos la base, los desplazamientos, conocemos el tandem, el centro de gravedad y de ese modo ya se asimila mucho mejor. Lo mismo que saber manejar los brazos en bloqueos en contraataques, es mucho más facil luego. Los movimientos del Tunkwa o Tonfa son los mismos que los brazos, salvo cuando giran usamos la punta del extremo superior pero los bloqueos son exactamente los mismos. Cuando trabajamos hacia atrás son golpes de codo, cuando lo hacemos hacia delante es igual que un Tsuki y cuando lo giramos, nos damos cuenta que tiene la misma largura que las piernas, o sea que el hecho de saber manejar la base de piernas,  los desplazamientos, y el trabajo de las distancias, es mucho más facil para el que sabe Karate, empezar con el Kobudo. Además lo veo compatible con todas las escuelas.

 

P – ¿Que línea de Kobudo sigue en la actualidad?

 

La línea de kobudo que seguimos es la del Maestro Shinzato, él ha tenido varios maestros en Okinawa, pero actualmente sigue su propia línea, en la cual utilizamos preferentemente el  Tonfa, el Nunchaku, el Kama, el Sai y el Bo.

 

P – ¿El ha creado su propio sistema, dentro de Shin Shu Kan?

 

Más que nada, lo que ha hecho es codificar katas que estaban muy dispersos, y el  hecho de no hacer una cantidad de katas muy repetitivos, unos con otros, y sobre todo tratar de simplificar la didáctica de la enseñanza para que sea más asimilable. En Sudamérica, que es por donde se desplaza sobretodo para hacer seminarios, tiene una gran aceptación porque los que han asistido a dos cursillos por ejemplo pueden saber un kata de cada arma, y eso es porque lo hace muy asimilable, la did

 

áctica

 

 de enseñanza, la forma de enseñarlo.

 

P – ¿Que katas practican en su línea de Kobudo?

 

Por lo menos de Nunchaku hay siete katas, de Bo hay unos tres katas básicos y ocho katas superiores. De Sai hay dos básicos y tres superiores. De Tonfa hay tres básicos y tres superiores. Y de Kama hay uno básico (Kama Ichi ban) y tres katas superiores. No son mucha cantidad de katas, pero lo interesante es la forma en que estudiamos los kata de Kobudo y la aplicación al combate. No solamente estudiamos como saber utilizar el arma y emplearla contra otra arma, sino que lo practicamos también para aprender a defendernos sin arma, por ejemplo, de un ataque de Bo, de un ataque de Bokken; O sea, saber utilizar contraataques sin armas contra ellas, y el hecho de saber utilizar un arma nos ayuda luego a saber como neutralizarla. La gran ventaja de saber utilizar por ejemplo un cuchillo, si sabemos que tiene ocho puntos básicos de ataque, estudiar esos ocho puntos de contraataque. Es decir que no solamente utilizamos el arma para defendernos de otra arma, o para combinarlas entre si, sino que luego estudiamos todos los posibles contraaques, con y sin armas.

 

P – ¿Que katas de Karate se practican en su estilo?.

 

Los Kihon b

 

ásicos que son del uno al seis, aparte de los Kihon kata que ha creado el Maestro Shinzato para facilitar la enseñanza, elevándose a cuarenta Kihon para hacer más asimilable la técnica; los Naifanchin (Shodan, Nidan, Sandan); luego los Pinan (5); Kushanku Sho; Passai Sho; Chinto; Gojushiho; Kushanku Dai; Passai Dai; Jion; Seisan y Teisho, este último kata que ha creado el Maestro Miyahira hace unos cinco años. 

 

P – Maestro, usted me habló una vez de un grupo de practicantes que tenía en Argentina.

 

Le denominábamos “Círculo de amigos del Karate”, nos reuníamos un grupo de amigos de diferentes escuelas para practicar, todos con cinturón blanco. La gran ventaja que tuvimos en Sudamérica, fue la gran inmigración de asiáticos, después de la Segunda Guerra Mundial. Europa estaba devastada, Norteamérica después de la Guerra tenía muchos problemas. Por eso los coreanos, los chinos, los japoneses, los okinawenses, venían todos a Sudamérica, tanto Brasil, como Argentina, Paraguay, Chile, eran países que estaban muy florecientes en esa época. Eso nos benefició a los practicantes de artes marciales, poder conocer grandes maestros como San Bon Kim  de Taekwondo, con el cual estuve en numerosas exhibiciones, seminarios, asistí a cursillos. También Kurata, uno  de los grandes introductores del Aikido en Argentina. Todos ellos, además del Maestro Shinzato, uno de los introductores del Karate en Sudamérica, nos han enriquecido de una manera, que por ejemplo, no ha beneficiado a un coreano, el cual sólo se ha beneficiado de su Karate coreano, no recibió maestros de Okinawa o de Japón. Un okinawense se benefició de su Karate, no tenía muchos maestros de China  o Corea. Pero en  Sudamérica recibimos una invasión de asiáticos, por ejemplo en Sao Paolo hay dos millones de japoneses, Caminas por barrios de esa ciudad y te parece estar en Japón, incluso los carteles están en Kanji. Esa es la gran ventaja de los practicantes sudamericanos, de que a partir del año 1950, vinieron gran cantidad de maestros. Mi Maestro vino en 1954 a Brasil.

Nosotros al no ser ni chinos, ni japoneses, ni coreanos, no teníamos tendencia hacia  un estilo u otro.

 

P – ¿Desea añadir alguna cosa más?.

 

A este respecto, yo creo que estamos en un buen momento aquí en España, donde todos estamos tratando de comunicarnos y de escuchar a los demás, no solo tratar de demostrar lo que hacemos si no de ver lo que hacen los demás, de escuchar y comprender otras escuelas, otros estilos y eso es algo muy positivo para que entre todos aprendamos más.

No solamente aprender movimientos, o técnicas, sino a nivel interior, a tratar de aprender un poco más de la vida de cada uno y de ver de que manera se va plasmando, lo que es la práctica del Karate en la vida de cada uno como persona fuera del Dojo. Creo que de esa manera también se puede aprender mucho, viendo el estilo de vida que hacen los diferentes profesores, los diferentes maestros, lo cual en mi caso particular, me ha servido mucho para guiar mis pasos. Si bien admiro a mi Maestro como Maestro de Karate y Kobudo, también lo he admirado siempre como padre de familia, el tiene ocho hijos, a todos les ha hecho estudiar, la mayoría tienen títulos universitarios, por ejemplo su hijo mayor es 7º Dan y además abogado y Presidente de la Federación Paulista de Karate. Cuando te agradan todas las técnicas que te enseña tu Maestro y luego además, te agrada el estilo de vida que hace y como sabe llevar a su familia, entonces eso también procuras llevarlo a la práctica y procuras a tu vez transmitirlo, por eso creo que es bueno, conocernos entre los diferentes profesores, porque pienso que todos tenemos un poco que aprender de todos y no solo del que sea un gran Maestro. Yo he aprendido muchas cosas de mis alumnos, y de profesores que recién  han comenzado, es simplemente el hecho de que no podemos tener todas las experiencias, siempre y estoy convencido, que de cualquier persona podemos aprender algo, y más si hace un arte marcial como nosotros, aunque sea diferente. Pero he visto siempre muy interesante de que manera, estas personas que hacen  artes marciales, han sabido sortear obstáculos en su vida, sobreponerse a problemas, y siempre todos ponen como gran ayuda, la fuerza de voluntad que les ha dado el practicar un arte marcial para superar el problema en un momento crítico de su vida y es por eso que debemos escucharnos y hablar entre los diferentes profesores, porque de esta manera buscando y teniendo cosas en común que te han sucedido en diferentes ocasiones y que similitud tienen con aspectos que te cuentan esos profesores.

En sí, todo es tratar de aprenderlo y de superar obstáculos en la vida, ya que todo es un obstáculo, pero justamente como el Karate es esfuerzo y nos interesa motivarnos a través del esfuerzo es bueno que podamos ir observando cada obstáculo que vemos que se nos presenta en la vida, como un entrenamiento, entonces podemos apreciar la vida como una escuela que nos está enseñando algo y justamente los problemas, las dificultades en vez de verlas como algo agobiante, las estamos viendo como un estímulo. Es como por ejemplo si un día levantas diez kilos, y al otro día levantas quince kilos, ya te has superado. Observar  los problemas y las situaciones difíciles, como motivaciones para irlas superando. Es lo que me han dicho muchos profesores de Karate y otras artes marciales, que me contaban los diferentes problemas que han tenido y como los han superado y más o menos la experiencia es parecida en todos. Cuando uno ha podido superar un momento difícil, siempre nos remontamos a lo mismo, “gracias al Karate que en momentos difíciles no he aflojado, que me parecía que no podía superar o soportar eso y que gracias a la disciplina, a la fuerza de voluntad que me dió el Karate lo pude superar”. Creo que eso es uno de los aspectos más positivos que tiene el Karate y que más ayuda puede dar a una persona y si se trata de un niño, mucho mejor todavía poderle dar la formación desde su infancia. Uno de los grandes problemas que existen en la actualidad, es que si escuchas propaganda por la radio, la TV., etc. te dicen “aprenda tal cosa, y casi sin estudiar” “adelgace y sin esfuerzo”, etc. Entonces, a una persona que está formada no le afecta, pero si eso lo escucha un niño que se está formando, piensa que lo fundamental es conseguirlo todo sin esfuerzo, y ese es un problema que se le presenta a la sociedad, no solo aquí en España, sino a todo el mundo. Me contaba mi Maestro, que en sus viajes a Japón igual que en Sudamérica, observaba a la juventud viendo que se encontraba en la línea del mínimo esfuerzo. Hay personas que para vender su producto, sea el que sea, inculcan a la juventud o a los que no son tan jóvenes pero si incautos, que a través del no esfuerzo, de no estudiar, se puede ganar algo y eso es un engaño.

Entonces nosotros lo que tenemos que estimular, a los niños, jóvenes y mayores, es que el esfuerzo es grato, que el sudar es agradable, que el machacar en un trabajo es algo que te reporta más alegría que estar tumbado en un sofá sin hacer nada. Y eso es algo que tenemos que promocionar de una manera realmente comprensible, que no asuste a la gente. Creo que ahí todos los profesores de artes marciales , cada uno con sus características, todos tiene que estar en la línea del esfuerzo. Creo que no hay ningún profesor que diga a sus alumnos, que lo mejor es hacerlo suave para ganar algo, sino que hay que esforzarse para ganar la mayor velocidad, potencia, resistencia y luego para desarrollar la voluntad. Pienso que es un punto que debemos tener muy en cuenta, para que nosotros no caigamos en ese error si es que queremos difundir el arte marcial, como hablábamos, uno de los errores que ha tenido en mi caso el Shorin Ryu, es el que hemos seguido una línea muy tradicional de no difundir la escuela, pues no caigamos en el error de quererla difundir, diciendo que es muy fácil aprender ese estilo, que se aprende sin esfuerzo, no, todo lo contrario, requiere esfuerzo, requiere sacrificio, requiere el ir al Dojo y machacar, pero eso luego te da un arma, que no te va a dar ninguna otra cosa que hayas logrado sin esfuerzo, que es desarrollar la voluntad

A cualquier edad en que se haya desarrollado la voluntad, (mejor si lo hemos logrado de pequeños), será un arma con la que luego, podremos ir superando diversos problemas o adquiriendo otras cosas, ya sea unos estudios, un cursillo, ya sea simplemente preparar unas vacaciones, que pueden ser muy placenteras pero requieren un esfuerzo, un orden  y una disciplina. Eso me parece que es una de las líneas que más tenemos que trabajar. El estimular, el sentir el gusto por el esfuerzo. Una de las frases que les digo muchas veces a mis alumnos cuando ya llevamos cuarentaicinco minutos de machaque, “saboreen el esfuerzo, sientan la sal en la boca” era una de las frases que más le gustaba decir al  Maestro Miyahira, que cuando se siente sal en la boca, se empieza a hacer Karate. Para sentir sal en la boca hay que sudar. Es una de las constantes que hay que inculcar a los alumnos, el gusto por el esfuerzo, el gusto por estar sentado cuatro horas estudiando en algo que tienes que estudiar. es un esfuerzo y eso tiene que dar un gusto, un placer. Es algo que ya nadie te puede quitar, si tu has trabajado, has machacado y sudado en una clase, aunque sea cuarenta minutos, eso es algo que llevas dentro y ya nadie te lo quita.

La gran ventaja que tiene la filosofía del Karate, es que es tangible. Hay filosofías hermosas, en América a partir de los años sesenta, hubo un movimiento muy bonito, muchos maestros enseñaban filosofía, pero era intangible, y no había manera de desarrollar el esfuerzo para a su vez desarrollar la voluntad, y se quedó en nada. En cambio el Karate es algo tangible, ahora estamos hablando mucho, pero en el Dojo, se hablan dos palabras y se machaca una hora, esa es la característica, hablar poco y trabajar mucho. Es lo que veo en todo esfuerzo físico, da testimonio de la solidez y la seriedad. Cuando nos movemos mucho y hablamos poco quiere decir que las ideas son sólidas, que la filosofía que practicamos tiene una base sólida. Pero sobre todo tenemos que hacer hincapié, en motivar a la juventud a que disfrute con el esfuerzo, el esfuerzo de ir, por ejemplo corriendo por la playa, ahora acabo de venir de la playa con mi hijo, y la gente, no nada, no corre. Tendría que ser un placer, el decir, bueno vamos a correr media hora y luego nos tiramos a nadar un rato. La gente va a refrescarse un poco, pero el hecho de decir vamos a nadar cinco mil metros y a disfrutar nadando, ir a la montaña y machacar andando una o dos horas. Ir descalzo por la naturaleza, cargarse de energía, parece mentira como la civilización nos elimina hábitos ancestrales, como pequeñas piedrecitas nos causan dolor, por ir siempre calzados, es como si lleváramos guantes, las manos no se fortificarían.

Una de las grandes ventajas que tiene el arte marcial, es volver al instinto, volver a la intuición. El gran error que ha cometido la civilización moderna es creer que la lógica, la razón, son superiores al instinto, a la intuición. El arte marcial tiene algo, que no tiene la filosofía racional, el Zen, la intuición, es tratar de lograr la antilógica, superar la lógica, volver al instinto, volver a la intuición. Sentir el gusto de andar descalzo por la hierba, de dormir una noche mirando las estrellas. Volver a la naturaleza.

 

 

1 / El autor efectuó su servicio militar en una Compañía de Operaciones Especiales, más conocidas por Boinas Verdes o Guerrilleros, además de ser Vicepresidente de la Asociación de Veteranos Boinas Verdes de Barcelona.

 

 

raul-llusia

About these ads
 

Etiquetas: , , ,

8 Respuestas a “OKINAWA SHORIN-RYU SHIN SHU KAN

  1. william chavez navarro

    17/12/2008 at 2:33 am

    buenas noches , estuve leyendo la entrevista y la encontre muy buena lo felicito por los años de experiencia en karate, y las palabras que me hacen reflexionar sobre el verdadero Budo , gracias, un saludo marcial desde Colombia ossssssss.

     
  2. mario j. bustos

    26/12/2008 at 7:19 pm

    He leido tu articulo,realmente es asi la realidad marcial,soy instructor de la escuela miyazato desde 1983,llevo en españa 19 años,y he tratado de luchar mucho por la Shorin Ryu en Baleares,siempre me encontre con portazos,diciemdome que no la conocian de nada y que debia realizar un examen de convalidacion,presentandome a los examenes de otros katas,soy partidiario de pensar que no se trabajo lo suficiente en su difusion,pero tambien tengo que decir,que ha mucha gente no le gusta el uso de la makiwara,ni geta,y menos entrenar kotekitae,un saludo y kampai para estas fiestas.

     
  3. NICOLAS MAYA

    02/01/2009 at 3:10 pm

    Respecto al artículo referente al asunto de las Islas Malvinas, se puede notar claramente la fantasía que nos transmite el relator, dándole a las fuerzas argentinas una calidad y capacidad inexistene. Sabemos, por testimonios perfectamente documentados, que el ejército argentino estaba formado por jóvenes inexpertos que fueron enviados a morir irremediablemente y que estaban comandados por una serie de jefes militares corruptos, los que en su momento fueron presentados ante la justicia para dar cuenta de sus execrables actos.
    La realidad militar de Argentina está muy lejos de las escenas peliculescas que nos presentan en este artículo. No sueñes argentino y ubícate en la realidad. Es mejor ser objetivo y abandonar el autoengaño. Es un pensamiento similar el que nos transmiten los argentinos cuando quieren colocar la imagen de Maradona, persona que es un pobre vicioso irremediable e incorregible como un paradigma a seguir por parte de los jovenes. Hay mejores cosa en Argentina que el resultado de las Malvinas o la vida del drogadicto Maradona, a quienes algunos argentinos desquiciados le llaman “Dios”.

     
  4. Claudio

    05/01/2009 at 10:48 am

    Quiero felisitarte por esta extensa y jugosa entrevista a Sensei Llusia, mi primer Maestro…hace poco estuvimos entrenando con él en Mar del Plata, Argentina. Es muy emotivo verlo mas entrenado que cuando era joven. A sus 55 años, es un ejemplo de voluntad y amor por su Arte. Gracias por la nota, el recuerdo y la enseñanza para la vida diaria. Un fuerte abrazo a todos los budokas del mundo y especialmente a la gente del Shorin Ryu.
    Claudio Lopez-Mar del Plata-Argentina.
    http://www.chatanyara.ya.st

     
  5. Facundo Mazzilli

    18/01/2009 at 3:09 am

    Quiero felicitar a Sensei Alberto Lusia por su constante aporte, desde su experiencia y estudio constante, a las artes marciales, ya que desde su lugar contribuye incansable y humildemente en la evolucion de la sociedad a traves de la formacion de personas honradas y honorables, gracias SENSEI Doomo Arigatoo Gozaimasu.
    Por otra parte es penoso que la desde la ignorancia el Señor Nicolas Maya, escriba semejantes afirmaciones con total desconocimiento de lo que se trata en el articulo que menciona, en el cual simplemente se habla de un aco en concreto (la toma de las islas Malvinas)el cual fue totalmente veridico y no del desarrollo total del enfrentamiento y sus lastimosas consecuencias.
    Estimado Señor Maya antes de escribir algo semenjante informese y documentese debidamente antes de opinar, y cuando lo haga dirigase sincera y respetuosamente, sin la intencionalidad de desmerecer y ensuciar la imagen de una persona destacada y honorable como es la del Señor Alberto Llusiá quien colaboro honesta y heroicamente en un momento de la historia Argentina, en que su actuacion no tiene absolutamente nada que ver con los posteriores hechos belicos de la guerra en si, y la nefasta y siniestra conduccion de la misma por parte de las fuerzas armadas de aquel entonces que al mismo tiempo “mandaba” en nuestro querido pais de una manera terrorista y traidora a los ideales del pueblo Argentino, en la que torturo y asesino a mas de treintamil personas.
    Señor Nicolas, por favor no mescle las cosas, todos cometemos errores, se que algunos son irreparables, pero no es el caso, todo lo contrario. Pongase a pensar y reflexione sobre sus actos, no adopte una actitud intolerante sino cometera el mismo error que cometieron aquellos que usted menciona.
    Atentamente, Facundo Martin Mazzilli Gabriele

     
  6. julio cesar

    25/02/2009 at 2:37 am

    estoy muy contento de leer la entrevista a mi primer maestro y amigo tito llusia comense enero 1975 y hasta que partio a españa luego decai en la practica pero me enseño a observar mi interior… esa practica la sigo actualmente. gracias .

     
  7. claudio

    14/04/2009 at 12:00 pm

    Nicolas Maya, veo que tenes una informacion muy parcial de la Guerra de Malvinas. Si bien es verdad que los conscriptos no estaban en su mayoria, en condiciones de enfrentar a los Británicos, tambien es verdadero afirmar, que Sensei Llusia entrenó a los comandos anfibios de la Armada Argentina, los que tomaron muy profesionalmente nuestras Islas Malvinas. Conosco soldados, suboficiales, infantes, paracaidistas, submarinistas, artilleros y pilotos que combatieron como guerreros. Si el enemigo fué superior, o la politica de nuestros gobernantes fue pesima, o hubo fallas terribles…si lashubo, es otra historia. Pero Llusia es un maestro, y los comandos navales en esta mision fueron de lo mejor del mundo. mis saludos. Claudio Lopez Argentina.

     
  8. jorge m cano

    20/08/2009 at 10:30 pm

    tengo el orgullo de ser el primer alumno de sensei llusiá cuando contaba 18 años. y me alegro mucho leer esta extensa entrevista en agosto tuve la alegria de abrazar a mi amigo y sensei tito, un gran abrazo a todos .

     

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 553 seguidores

%d personas les gusta esto: